miércoles, 7 de diciembre de 2016

¿CÓMO AFECTA EL CAMBIO CLIMÁTICO A LOS GLACIARES DE LA ISLA LIVINGSTON?



<p>Los científicos trabajará los próximos meses en la Isla Livingston (Antártida) para evaluar la tendencia actual y cómo los cambios del clima influyen en el estado de los glaciares. / UPM</p>



Aunque el calentamiento global ha provocado en las últimas décadas una pérdida generalizada de masa de los glaciares y ha contribuido al incremento del nivel mar, en los últimos años la tendencia se ha ralentizado en los glaciares de la periferia de la península antártica. Los datos más recientes muestran una recuperación de la superficie de parte de los glaciares de esta región.

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) trabajará los próximos meses en la Isla Livingston para evaluar la tendencia actual y cómo los cambios del clima influyen en el estado de los glaciares. Mediante el empleo de mediciones con georradar por tierra y aire, tanto desde la superficie del glaciar como desde helicóptero, investigadores del Grupo de Simulación Numérica en Ciencias e Ingeniería de la ETSI de Telecomunicación de la UPM estudiarán la velocidad del hielo y los procesos de acumulación–ablación en la superficie del glaciar.

Durante la primera parte de la campaña, los científicos se centrarán en realizar mediciones para determinar el espesor de hielo de los glaciares. “Se llevarán a cabo en zonas de la isla alejadas de la Base Antártica Española Juan Carlos I, para lo que se realizarán expediciones con un convoy de motos de nieve que arrastran trineos que transportan los sistemas emisor y receptor del georradar, así como material para acampadas”, explica Francisco Navarro, investigador principal del proyecto.

Dado que la presencia de grandes grietas en las zonas terminales de los glaciares impide realizar las medicines desde la superficie, los investigadores de la UPM utilizarán un helicóptero para acceder a las mismas. Para ello, se instalará el georradar en una estructura de madera que se transporta suspendida desde un helicóptero y los expertos operarán con él desde el interior de la cabina usando un sistema de control remoto.

“Estos glaciares están ganando masa en su superficie, aunque todavía tienen una pérdida neta de masa debido a la descarga de hielo al océano en forma de icebergs"
“Estas medidas en las zonas próximas a los frentes glaciares son de especial relevancia, ya que son esenciales para las estimaciones de la descarga de hielo al océano en forma de icebergs y el estudio de la contribución de esta descarga de hielo glaciar al aumento del nivel del mar”, señala Navarro.

Balance positivo de la masa en superficie

Durante la estancia en la isla de los investigadores también se realizarán tareas de monitorización del balance de masa de los glaciares Johnsons y Hurd, que forman parte de la red del World Glacier Monitoring Service. El balance de masa es el resultado neto de las ganancias de masa por precipitación en forma de nieve y las pérdidas de masa glaciar por la fusión del hielo y la nieve y el desprendimiento de icebergs.

Estos trabajos cobran especial interés puesto que el enfriamiento detectado durante la última década en la región de la península antártica, junto con el aumento de precipitaciones por la intensificación en esta zona de los ciclones que se desplazan de oeste a este alrededor de la Antártida, han hecho que el balance de masa reciente en la superficie de estos glaciares pase a ser positivo.

“Estos glaciares están ganando masa en su superficie, aunque todavía tienen una pérdida neta de masa debido precisamente a la descarga de hielo al océano en forma de icebergs, junto con la fusión submarina en los frentes glaciares. Todo ello, refuerza el interés de las medidas de descarga glaciar que llevaremos a cabo en esta campaña porque nuestros estudios contribuirán a mejorar el conocimiento de la respuesta de los glaciares al cambio climático”, aseguran los investigadores.

FUENTE:  SINC , 7 / 12 7 2016

CIENTÍFICOS RECLAMAN QUE TRUMP PRESTE ATENCIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO.





Una carta firmada por 800 científicos y dirigida al presidente electo Donald Trump pide que el nuevo gobierno estadounidense sea consciente de los efectos del cambio climático y no abandone las acciones inmediatas para enfrentar sus efectos.
'Muchas de las ciudades y estados más grandes de Estados Unidos ya se comprometieron a hacerlo. Le instamos a que decida si quiere que su presidencia sea definida por la negación y el desastre, o la aceptación y la acción', enfatizaron los firmantes del documento.

La carta, que fue publicada la víspera en la revista Scientific American, exige al multimillonario neoyorquino escuchar a la comunidad científica sobre los temas vinculados con el cambio climático, y le reclama dar pasos para aliviar las preocupaciones y temores que provocaron sus opiniones durante la campaña electoral.

Trump niega la veracidad de los fenómenos vinculados al cambio climático y llegó a escribir en su cuenta de la red social de Twitter que 'todo se trata de un engaño de los chinos'.

Durante la pugna presidencial, el candidato republicano que resultó vencedor, propuso cancelar los acuerdos sobre medio ambiente adoptados en la Convención de París de 2015 y firmados por más de 170 países.

Además, Trump amenazó con retirar todos los fondos que aporta Estados Unidos para la Organización de las Naciones Unidas que tengan que ver con el cambio climático.

En la misiva, los 800 científicos firmantes le recuerdan al próximo mandatario estadounidense que 'tiene el apoyo de la mayoría de las compañías, líderes militares, científicos, ingenieros y ciudadanos para responder a las amenazas planteadas por el cambio climático al reducir la contaminación por carbono y expandir la energía limpia'.

También lo instaron a que amplíe las inversiones en energía limpia dentro del país, reduzca la contaminación por carbono, invierta en mecanismos para responder a desastres climáticos extremos, y permanezca en el acuerdo climático firmado en París hace unos meses.
 
FUENTE: Prensa  Latina , 7 / 12 7 2016

martes, 6 de diciembre de 2016

CUIDAR LOS BOSQUES ES LA SOLUCIÓN VERDADERA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO.


La defensa que los pueblos indígenas hacen de la naturaleza puede marcar pautas en la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP13), en Cancún. DW conversó con un delegado de la COICA.

Peru | AIDESEP-Präsident Henderson Rengifo (AIDESEP/S. Chuquipiondo)


En la cumbre de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, que tiene lugar en Cancún hasta el 17 de diciembre, ha quedado claro que se necesita redoblar los esfuerzos para alcanzar la metas fijadas para 2020.

Se ha habla, por ejemplo, de movilizar recursos financieros y de dar más importancia a los pueblos indígenas, cuya cultura tradicionalmente está en consonancia con la naturaleza. ¿Cuál es su propuesta? DW conversó al respecto con el presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) y delegado de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) a la CoP13, Henderson Rengifo.

¿Qué esperan conseguir en la CoP13?

Teniendo en cuenta que ancestralmente cuidamos nuestros bosques, es importante para nosotros hablar de la diversidad biológica. Las medidas de los gobiernos de turno han puesto la biodiversidad de nuestros bosques en riesgo y así, a su vez, en riesgo a la humanidad. Nosotros estamos aquí para demostrar que los pueblos indígenas queremos defender los recursos naturales y la biodiversidad para que la vida continúe.

Queremos decir a los gobiernos presentes en Cancún que cualquier toma de decisiones para generar políticas públicas debe reconocer y tener en cuenta las propuestas de los pueblos indígenas, para favorecer un desarrollo sostenible y sustentable, aprovechando juntos nuestros recursos.

CoP13 Artenvielfalt Konferenz in Cancún (picture-alliance/dpa/A. Cupul) Ministros del Medio Ambiente en Cancún.

¿Qué papel juegan los pueblos indígenas para proteger la biodiversidad?
Los pueblos indígenas siempre hemos mantenido el respeto hacia la ley de la naturaleza, hacia la vida de todos los seres y la gran diversidad biológica que existe en los territorios de los pueblos indígenas.

Cada ser y cada parte del bosque cumple un papel muy importante para regular la vida en él. Sólo cuidando eso podemos asegurar que nuestras generaciones futuras estén seguras. Si esto no se respeta, ponemos en riesgo a la humanidad.

¿Cuáles son las soluciones verdaderas contra el cambio climático?

Sólo en Perú, hay 15 millones de hectáreas de bosque legalmente reconocidas en territorios de pueblos indígenas. En estos territorios trabajamos para crear un modo alternativo de cuidar los bosques y así contribuimos a atenuar la crisis del calentamiento global. Los bosques son la solución verdadera para luchar contra el cambio climático.

¿En qué consiste ese modo alternativo?

Nosotros no sólo protegemos los bosques, sino que los manejamos adecuadamente. Tenemos una propuesta de economía indígena basada en un manejo responsable y sostenible de los recursos en el tiempo, por ejemplo a través de la agroforestería y el uso de la madera.

Las políticas económicas de los países sólo se basan en actividades extractivas como petróleo, gas, minería o los proyectos de palma aceitera que amenazan nuestros bosques. No se están dando alternativas verdaderas para que los pueblos indígenas manejen sus bosques agregando valor a los recursos propios del bosque.


¿Se podría aplicar esa economía indígena a nivel global?
No, porque no es una economía de escala, pero sí puede ayudar a hacer grandes cambios. Estamos en el camino correcto y los pueblos indígenas tenemos propuestas que van a contribuir a minimizar y mitigar los problemas climáticos.

Estas propuestas pueden ayudar también a los estados a planificar un desarrollo verdadero para cada país. Si todos adoptaran nuestra forma de vida se podría luchar contra el cambio climático, pero para eso se tiene que manejar el bosque de forma sostenible.

FUENTE: Deutsche Welle , 5 / 12 / 2016

AL GORE Y TRUMP CONVERSAN SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO.



El ex presidente Al Gore, uno de los pioneros en alzar la voz sobre la amenaza que supone el cambio climático, se reunió este lunes con el presidente electo Donald Trump para abordar este fenómeno meteorológico en una conversación que calificó de "productiva".

La sorpresiva reunión entre Gore y Trump, quien ha calificado el cambio climático como "un fraude" inventado por el gobierno de China a fin de restar competitividad a la industria de Estados Unidos, sucedió en la Torre Trump, en Nueva York, donde el presidente electo mantiene sus oficinas.

El equipo de campaña de Trump había anunciado este lunes que Gore se reuniría con Ivanka Trump, hija del presidente electo, para conversar sobre cambio climático. El ex presidente, sin embargo, informó hoy a miembros de la prensa que también se reunió con Donald Trump.

"Tuve una extensa y muy productiva sesión con el presidente electo. Fue una sincera búsqueda de áreas de temas comunes. Tuve una reunión previa con Ivanka Trump, pero la mayor parte del tiempo fue con el presidente electo Donald Trump", dijo Gore a reporteros fuera de la Torre Trump.
 
Gore, quien en 2007 ganó de manera conjunta con el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para alertar al mundo sobre este fenómeno, agregó que la conversación fue "extremadamente interesante" y que continuará.
 
Pese a que hace apenas dos años, Trump reiteró su negativa a reconocer la existencia del cambio climático, que calificó entonces como una "ficción", el presidente electo negó en un debate presidencial haber caracterizado este fenómeno como "un fraude".
 
Asimismo, en una entrevista ya como presidente electo concedida al diario The New York Times, Trump reconoció que podría haber "alguna conectividad" entre el dióxido de carbono producto de la actividad humana y el aumento en la temperatura global.
 
FUENTE:  Terra, 5 / 12 / 2016

lunes, 5 de diciembre de 2016

80.000 RENOS HAN MUERTO DE HAMBRE EN SIBERIA POR EL CAMBIO CLIMÁTICO.



Puede que la imagen más icónica del cambio climático sea la de un oso polar abandonado a la deriva sobre un trozo de hielo derritiéndose. Pero el calentamiento global y gradual afecta a más especies y, tristemente, cada vez hay más imágenes emblemáticas de este fenómeno, como los raquíticos frailecillos muertos en las costas de Alaska, las liebres silbadoras de Norteamérica escalando por las montañas en busca de climas más fríos, los carcayús perdidos entre la vegetación y sin rastro de nieve y, ahora, renos muertos de hambre y enterrados entre la nieve siberiana.

osos
Al menos 80.000 renos murieron en dos casos de mortalidad en masa en la Península de Yamal la pasada década, según una nueva investigación. Todo indica que el culpable es el cambio climático.

La península de Yamal en Rusia, situada en el noroeste de Siberia, se considera la región con más manadas de renos del mundo. Estos animales están adaptados a las temperaturas gélidas y a la nieve. Se dice que cientos de miles de renos deambulan por la zona y que los cría el pueblo indígena de los nénets, que son uno de los últimos pueblos realmente nómadas que pastorean renos.

No obstante, el cambio climático plantea una seria amenaza a estos animales y a las comunidades que dependen de ellos, según un estudio publicado hace unas semanas en la revista Biology Letters. El calentamiento global ha acabado con la vida de al menos 80.000 renos en la Península de Yamal en la última década, tal y como apuntan los científicos. Y se espera que los riesgos no hagan más que aumentar en los próximos años.

En noviembre de 2013, 61.000 renos —casi un cuarto de toda la población local— murieron de hambre en la Península. Los investigadores afirman que se trata del mayor episodio de mortalidad regional jamás registrado.
Sin nada que llevarse a la boca, los renos murieron en masa.
En 2006 ocurrió otro caso masivo de muertes; concretamente, 20.000 renos perecieron por hambre. Al parecer, los animales murieron en ambos casos debido a las capas de nieve y hielo anormalmente gruesas, lo que les impidió acceder al liquen y al resto de la vegetación con la que sobrevive esta especie.

Sin nada que llevarse a la boca, los renos murieron en masa.
renos
La base del estilo de vida de los nénets es el pastoreo de renos. Cada grupo familiar posee un rebaño de hasta varios cientos de renos.

Los renos pueden penetrar con sus pezuñas capas finas de hielo, pero en 2006 y en 2013 la capa de hielo era más gruesa y más dura de lo que los animales podían sobrellevar, aseguran los investigadores.

Pero, ¿por qué ocurrió esto exactamente?
La nieve impenetrable fue consecuencia de la disminución de hielo marino en los mares de Barents y Kara colindantes.
Para cuando el hielo empezó a derretirse en primavera, los pastores indígenas, cuyos animales habían muerto de hambre, se quedaron prácticamente atrapados en la tundra.
Por culpa de las temperaturas inusualmente cálidas, el derretimiento de hielo produjo elevados niveles de evaporación y humedad, lo cual provocó fuertes períodos de lluvia que empaparon el suelo nevado (un fenómeno que los científicos llaman "ROS" por las siglas de rain-on-snow, o lluvia sobre nieve en español). Los episodios de ROS fueron seguidos por una repentina bajada de las temperaturas que hizo que la nieve se congelara.
paisaje
Los renos pastan junto a un asentamiento de nénets cercano al remoto pueblo de Gornokniazevsk en la Península de Yamal.
pastor

En noviembre de 2013, por ejemplo, las temperaturas cayeron a -40ºC después de una tormenta de lluvia que duró 24 horas. Bruce C. Forbes, investigador de la Universidad de Laponia en Finlandia y autor principal del estudio, explicó a The Washington Post que la lluvia había "empapado toda la columna de nieve, de arriba abajo". El resultado fue un "bloque sólido de hielo, completamente congelado".

Para cuando el hielo empezó a derretirse en primavera, "los pastores indígenas, cuyos animales habían muerto de hambre, se quedaron prácticamente atrapados en la tundra", explican los científicos. "Como tuvieron que desistir con los renos, recurrieron a la pesca de subsistencia a tiempo completo y adquirieron ganado de cría para reconstruir sus rebaños, un proceso que dura varios años".
La vida de los nénets, una antigua etnia nómada, está estrechamente ligada a los rebaños de renos.
Los renos son nuestro hogar, nuestra comida, nuestro refugio y nuestro transporte.
 
Los nénets usan la piel de reno para su ropa, la carne para alimentarse y los huesos para fabricar herramientas. Los pastores se desplazan estacionalmente con sus renos, viajando por las rutas de migración que han existido durante cientos de años.
"Los renos son nuestro hogar, nuestra comida, nuestro refugio y nuestro transporte", cuenta el pastor Sergei Hudi en la web Survival.

mujer
Una mujer de la tribu nénets, junto a un reno en la Península de Yamal.
reno

Se estima que las lluvias serán cada vez más frecuentes e intensas en la Península de Yamal a medida que Siberia sigue recalentándose, sostiene Forbes. Y estos cambios de clima provocarán más casos de ROS, que amenacen no sólo a la población local de renos, sino también a los pastores nénets y a las comunidades que dependen de los animales para su supervivencia.

Se teme que la próxima hambruna esté a la vuelta de la esquina.
Se teme que la próxima hambruna esté a la vuelta de la esquina. El pasado octubre, la extensión del hielo del mar Ártico fue la menor registrada en todos los meses de octubre, según el National Snow and Ice Data Center. La extensión del mar de Kara era "especialmente baja" a principios de noviembre, de acuerdo con los datos que ofreció el centro.  
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que los renos son una especie vulnerable. En Rusia, la población de renos se ha reducido más de un 20% desde 1990.

FUENTE:  The  Huffington  Post , 5 / 12 / 2016

EL CAMBIO CLIMÁTICO REDUCE UN 30 % LA LLEGADA DE AVES MIGRATORIAS.

El calentamiento global provoca que Castilla y León cuente con 30.000 ejemplares menos que en 2006.

Avutardas sobre los campos de cereal vecinos de las Lagunas de Villafáfila, en la provincia de Zamora
Avutardas sobre los campos de cereal vecinos de las Lagunas
de Villafáfila, en la provincia de Zamora -

Atravesar países batiendo las alas no es tarea fácil. Millones de aves hacen un viaje de ida y vuelta todos los años para asentarse en lugares más adecuados a sus características y con mejor acceso a alimento en verano e invierno.

Sin embargo, las temperaturas cada vez están más alteradas. Los últimos cuatro años han sido los más cálidos desde que se tiene registros y ello «hace que no exista esa imperiosa necesidad» de cruzar medio mundo, «con el coste energético que supone, por lo que cada vez más ejemplares permanecen en sus zonas de cría» y evitan movimientos o eligen nuevos destinos ya que las condiciones óptimas que antes encontraban en un lugar ya no se dan. Las cifras apuntan a que en una década las aves acuáticas invernantes que recibe Castilla y León con la llegada del frío se hayan reducido en un treinta por ciento.

El último censo de las especies acuáticas migratorias -que buscan en la región sus humedales- realizado en 2016 arrojó un total de 73.689 ejemplares de 53 especies que pasan el invierno en Castilla y León. Lo llamativo de esta cifra es que es el resultado más bajo desde que se viene realizando el seguimiento. El «descenso detectado, al igual que en el resto del territorio español, es significativo», destacan desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Así, de medias de 110.000 ejemplares entre los años 2006 a 2011 (con máximos de 130.0000) se ha pasado al entorno de 75.000 desde 2013.

Dado que las migraciones están motivadas por la disponibilidad de alimento y la existencia de inviernos más suaves, las causas fundamentales residen en los efectos derivados «del cambio climático», tienen claro desde la Consejería. Lo ratifican desde la Sociedad Española de Ornitología (SEO). Exponen que los cambios se ven a largo plazo. Desde los años sesenta se viene observando como «ciertas especies cambian su patrón migratorio. Se van antes o vienen antes» -para tener asegurado que el alimento no se acabe en época de cría y no esté inaccesible en tiempos de heladas- y las zonas en las que se asientan se están moviendo a lo largo del mapa.
Sirvan de ejemplo las grullas, una de la principales especies que recibe Castilla y León, cuya área de distribución «se está desplazando hacia el norte porque cada vez hace más calor a gran escala». Se espera que pasen el invierno en la Comunidad, Extremadura y, en general, a esa altura del país. Hace unos años se las había podido avistar incluso en el norte de África y ahora se contemplan algunas en Francia.

Principales especies

Hace ya un par de meses que comenzó ese espectáculo de la naturaleza que supone la migración de las aves. Desde septiembre, cuando empiezan los primeros movimientos. El mayor número de ejemplares que se espera pertenece al orden de anseriformes (gansos y patos), con un censo en 2016 de 46.262, seguido de los charadriiformes (limícolas y gaviotas) con 16.670. Representan casi el 85 por ciento, siendo las más numerosas el ánade azulón, ánsar común, avefría europea o cerceta común. Principalmente son avistables en la provincia de León, Zamora y Palencia.

Del resto de los grupos de aves acuáticas resalta, según el censo que controla la Junta, el orden gruiformes (fochas, grullas) con 5.905 aves, debido principalmente a las cifras de focha común (2.458 aves) y grulla común (3.329 aves). En cuanto a zampullines y somormujos, con 2.111 ejemplares, destaca el somormujo lavanco (1.540 aves).

Entre las especies escasas en la Comunidad hay que destacar la observación de espátula (2 aves), ánsar careto grande (7 aves), barnacla cariblanca (12 aves) o pato colorado (7 aves). Es interesante también la observación de la agachadiza chica (6 aves) en Valladolid, una especie difícil de detectar y que en muy pocas ocasiones se han obtenido registros en estos censos. Otra especie rara u ocasional ha sido la observación de un cisne vulgar en el embalse de Linares del Arroyo (Segovia).

FUENTE:  ABC.es ,  4 / 12 / 2016

CONCIERTO CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO EN KINGSTON, JAMAICA


Interpretes y bandas populares de Jamaica amenizan hoy un concierto en esta capital con el que cierra la Jornada de la Conciencia Ambiental, que fue auspiciada por el Gobierno de este país caribeño.
Aaron Silk, Cameal Davis y Minori Russell figuran entre otros cantantes que actuarán en el evento esta noche en la Plaza de la Emancipación de Kingston, adelanta el diario Gleaner en su versión digital.

Los tres artistas han estado comprometidos con la educación ambiental para hacer que la gente reflexione sobre la necesidad de proteger el medio, señala la publicación y agrega que la actividad musical es el punto culminante del programa anual denominado Caminata por el Clima, creación de la ONG Soluciones Ambientales.

A su vez pone punto final a la Jornada de la Conciencia Ambiental que dirigió la División de Protección del Medio del Ministerio de Crecimiento Económico y Creación de Empleo.

El pasado año los artistas de este proyecto participaron también en la campaña '1.5 Mantenerse con Vida', diseñada para generar conciencia sobre los negativos -y hasta nefastos- efectos del cambio climático en el Caribe.

La campaña buscaba asimismo recabar apoyo para los negociadores de la región en las conversaciones internacionales sobre el clima efectuadas en París, en diciembre de 2015.
 
FUENTE:  Prensa Latina, 4 / 12 / 2016