Páginas vistas en total

viernes, 28 de febrero de 2014

FEBRERO 2014, IMÁGENES DEL CAMBIO CLIMÁTICO



1)
Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)
El sol se pone sobre los campos inundados que rodean al río
Tone en el oeste de Inglaterra. El Tone se desbordó e inundó el
área de Somerset en las semanas con temperaturas extremas en
el sur de Inglaterra.

2)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Gotas de agua en el borde de la piscina olímpica mientras el sol
se pone durante los Juegos Olímpicos 2014. Los juegos de Sochi
fueron las Olimpíadas de Invierno más calurosas de la historia.

3)
Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Nieva sobre la estatua de Franklin D. Roosevelt en el Parque
Four Freedoms, Roosevelt Island, Manhattan.

4)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Fuertes olas rompen sobre un faro y un muelle en la boca del río Duoro en Porto, mientras una tormenta - apodada 'Stephanie' – llega a la costa con vientos fuertes.

5)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Una pequeña tormenta de arena avivada por vientos inusualmente fuertes cubren la escollera
 cerca del faro de Perch Rock.

6)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Una ráfaga de viento hace volar la túnica del Papa cuando llega a la plaza de San Pedro en el Vaticano para conducir la audiencia general de los miércoles.

7)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)
Una fotografía aérea muestra un rebaño atrapado por las inundaciones en el departamento de
Beni, en Ballivián. El 6 de febrero, el gobierno boliviano publicó que las inundaciones y las
 lluvias torrenciales se cobraron 38 víctimas fatales y dejaron a muchas personas sin hogar.

8)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

La esquiadora sueca Charlotte Kalla compite en la Carrera de 10 kilómetros de cross-country
en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, en un clima inusualmente caluroso,
mientras un espectador sin camiseta la observa.

9)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

El hielo y la nieve cubren un vecindario de Atlanta. Las aerolíneas tuvieron que cancelar
cientos de vuelos en el aeropuerto local, el más transitado del mundo. Esta ciudad del sur
de los Estados Unidos fue presa de una inusual tormenta de nieve y hielo en febrero.

10)
Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Enormes olas producidas por la tormenta Stephanie rompen contra un faro cerca de Porto.

11)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Dos personas pasan junto a la estatua cubierta de nieve de “Ebisu”, el dios de los pescadores
y la buena fortuna y uno de los siete dioses de la buena suerte de Japón, en el santuario de
Toyokawa Inari.

12)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Derek Bristow, de 64 años, posa para una fotografía con una vista aérea de su propiedad bajo
el agua en la zona de los páramos, en Somerset, que fue evacuada casi por completo. Esta
zona fue una de las más afectadas por las continuas inundaciones en el sur y suroeste de
Inglaterra.

13)
Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Un fotógrafo toma una fotografía mientras la densa niebla cubre el Puerto de Wellington. La
niebla también causó el cierre del aeropuerto de Wellington, lo que generó un caos para miles
de pasajeros en Nueva Zelanda.

14)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Un motociclista usa una máscara para protegerse de la calima en Pontianak, Indonesia. Esta
neblina se genera regularmente en Pontianak debido a la contaminación ambiental y los
incendios forestales producidos por las altas temperaturas y la falta de lluvias.

15)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Olas rompen contra una escollera, destruida por una de las tormentas de febrero, en Cudillero,
en el norte de España, en Asturias. Olas de ocho metras causaron importantes daños en los
pueblos costeros de la zona.

16)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)
Trabajadores ferroviarios inspeccionan un riel dañado cerca de la costa en Dawlish, luego de
 que las tormentas destruyeran secciones dela ruta principal hacia el suroeste de Inglaterra.

17)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Un tigre se aferra a un atado bambús en el zoológico mientras nieva en Hangzhou, en la
 provincia de Zhejiang.

18)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

El agua brota de las desbordadas orillas del rio Támesis, que ya inundaron los campos y las construcciones del oeste de Londres.

19)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

El carguero español Luno se quebró luego de embestir la escollera en el suroeste de Francia
debido a las ponderosas tormentas y fuertes vientos que azotaron la costa occidental de
Europa.

20)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Un trabajador corta las ramas cubiertas de hielo con una sierra eléctrica en la ciudad eslovena
de Postojna después de que una fuerte tormenta de nieve llegara al país a principios del mes.
La tormenta provocó daños por unos 266,77 millones de dólares y causó la devastación de los bosques en el país

21)

Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)

Atrás se puede apreciar el paisaje de Manhattan tras una montaña de nieve en Brooklyn,
mientras Nueva York atraviesa uno de los inviernos más nevados de los últimos tiempos.


FUENTE: msn noticias, 28/ 02/ 2014




















Stoke St. Gregory, Reino Unido (© Matt Cardy/Getty Images)








jueves, 27 de febrero de 2014

MADEREROS ILEGALES SON EXPULSADOS DE LA SELVA BRASILERA.



Según información de FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño, varios madereros y ganaderos han abandonado el área de forma voluntaria durante la última semana y se está preparando un dispositivo para expulsar a todos los invasores que permanecen en la zona antes del próximo 9 de marzo.
    
La campaña global de Survival International para salvar a los awás, la tribu más amenazada de la Tierra, ha alcanzado un gran éxito esta semana a medida que se expulsa a los madereros y ganaderos responsables de la destrucción de la selva de este pueblo indígena de la Amazonia brasileña. El primer plazo para que los invasores se fueran voluntariamente expiró el pasado lunes, 24 de febrero.

Según información de FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño, varios madereros y ganaderos han abandonado el área de forma voluntaria durante la última semana y se está preparando un dispositivo para expulsar a todos los invasores que permanecen en la zona antes del próximo 9 de marzo.

FUNAI ha difundido un vídeo que muestra la primera fase de la “Operación awá”. Pire’i Ma’a, un hombre awá, explica: “Todos [los animales que cazan] han huido asustados (…) Hay madereros por todas partes. Están talando los árboles y no podemos cazar (…) Hemos estado contando a la gente que los madereros están aquí, y que sus motosierras, maquinaria y camiones están gritando”.
Esta operación supone un gran éxito para la notoria campaña desarrollada por Survival International con el objetivo de salvar a los awás de la extinción. Después del lanzamiento de la campaña en abril de 2012, el Gobierno de Brasil anunció que el caso de los awás era una prioridad y desplegó a principios de año un dispositivo compuesto por, al menos, dos centenares de soldados, agentes de policía y funcionarios para expulsar a los invasores. Según han confirmado fuentes oficiales, el lanzamiento de la Operación awá ha sido posible gracias a la presión internacional recibida.

El ministro de Justicia brasileño ha recibido más de 56.000 mensajes de los simpatizantes de Survival International pidiéndole que protegiera la tierra de los awás y personalidades como el actor Colin Firth, la diseñadora Vivienne Westwood, los cantantes Ana Belén yVíctor Manuel o el fotógrafo Sebastião Salgado, han difundido por todo el mundo el mensaje de la campaña “Brasil: salva a los awás”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), principal organismo en materia de derechos humanos de América, también pidió explicaciones a Brasil por su trato a los awás, después de recibir una petición urgente de Survival International y de la ONG brasileña CIMI, la cual lleva décadas trabajando estrechamente con los awás.

Los awás son una de las últimas tribus de cazadores-recolectores nómadas de Brasil que dependen de la selva y de los animales que cazan en ella para sobrevivir. Pero han estado viviendo con temor a medida que los madereros ilegales se aproximaban a ellos.

Más de una tercera parte de la selva de uno de los territorios awás ya ha sido destruida, y la tribu está preocupada por la seguridad de sus familiares no contactados que se ven obligados a vivir huyendo continuamente de madereros muy armados.
ADVERTISEMENT
Nixiwaka Yawanawá, un joven indígena amazónico que trabaja con Survival International, declaró hoy: “Las autoridades de Brasil están expulsando a los invasores de la tierra de los awás gracias a la campaña de Survival y a la preocupación internacional. Para que los awás sobrevivan el Gobierno debe garantizar la protección a largo plazo de su territorio. De lo contrario, serán destruidos, como tantos otros pueblos indígenas en la historia de Brasil”.

Por su parte, el director de Survival International, Stephen Corry, dijo: “La Operación awá nunca habría sucedido sin la campaña de Survival y los miles de simpatizantes en todo el mundo que han actuado para evitar la aniquilación de la tribu más amenazada de la Tierra. Más de cuarenta años desarrollando campañas por los derechos de los pueblos indígenas nos han demostrado que la opinión pública es la única fuerza eficaz capaz de generar un cambio real”.

FUENTE: Ecoticias, 26/ 02/ 2014

CAMBIO CLIMÁTICO AMENAZA LA PRODUCCIÓN DE SOJA EN BRASIL.



No será “el fin del mundo”, aciertan a decir algunos científicos consultados por IPS. Pero otros anticipan una crisis de seguridad alimentaria. El capítulo sobre agricultura estima que hasta 2020, el sector sufrirá pérdidas en torno a los 3.100 millones de dólares por año.


El rendimiento de la soja brasileña, rubro clave de las exportaciones, puede caer hasta 24 por ciento hacia 2050. También habrá merma de frijol, arroz, maíz, caña de azúcar, café y naranja. Algunos de esos alimentos ya muestran pérdidas en las cosechas de este año.
 
De acuerdo al primer informe exhaustivo sobre el cambio climático en este país sudamericano, la temperatura en su extenso territorio se puede elevar entre tres y seis grados hasta 2100, y las pérdidas agrícolas serán uno de sus efectos más notables.
No será “el fin del mundo”, aciertan a decir algunos científicos consultados por IPS. Pero otros anticipan una crisis de seguridad alimentaria. El capítulo sobre agricultura estima que hasta 2020, el sector sufrirá pérdidas en torno a los 3.100 millones de dólares por año.

Además de la soja, de la que Brasil es el primer exportador mundial, otros alimentos mencionados son fundamentales en la mesa brasileña. Por eso, “sin duda estamos hablando de seguridad alimentaria”, dijo a IPS el coordinador del programa de cambios climáticos y energía del Fondo Mundial de la Naturaleza – Brasil (WWF-Brasil), Carlos Rittl, doctorado en ecología.

El informe es el primero de tres que publica el Panel Brasileño de Cambios Climáticos, un organismo que crearon en 2009 los ministerios de Ciencia y Tecnología y de Medio Ambiente.
Este volumen se centra en la base científica del recalentamiento global y reúne trabajos de 345 investigadores. Su publicación se hizo en el marco de la Primera Conferencia Nacional de Cambios Climáticos Globales, que se llevó a cabo desde el lunes 9 hasta este viernes 13 en la sureña ciudad de São Paulo. Los dos siguientes se publicarán en octubre y noviembre.

El calor, agravado por menos lluvias, podría reducir el caudal de los ríos y el suministro de agua subterránea, si no hubiera respuestas para bajar la emisión de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento.
En la Amazonia, las lluvias podrían reducirse en 45 por ciento. La caída hídrica en este bioma donde se están construyendo muchas centrales hidroeléctricas, acarrearía riesgos para el suministro de energía. En las pampas del sur y en el sudeste, las precipitaciones aumentarían en 40 por ciento, causando más inundaciones.

El informe no presenta novedades respecto de escenarios climáticos ya trazados para Brasil, pero sí sistematiza los conocimientos existentes y expone cuáles son las lagunas de conocimiento en cada caso. Por eso es una hoja de ruta para las investigaciones futuras.

En 2009, Brasil se comprometió a reducir sus emisiones de gases invernadero entre 36,1 por ciento y 38,9 por ciento, según dos escenarios de crecimiento del producto interno bruto. El gobierno asevera que ya avanzó en 62 por ciento hacia esa meta, gracias a la marcada reducción del ritmo de la deforestación.

FUENTE: Ecoticias, 27/ 02/ 2014

SEGÚN PHILIPS EL 51% DE SUS VENTAS SON PRODUCTOS VERDES


       
En un comunicado, Philips detalla que todos los sectores han contribuido al crecimiento de las ventas de los productos 'verdes' ya que, por ejemplo, 'Cuidado de la Salud' amplió su cartera con 13 nuevas incorporaciones que mejoran los resultados para el paciente y ofrecen un acceso a la atención más valioso y amplio.
    
El volumen de ventas de productos 'verdes' de Royal Philips durante 2013 alcanzó los 11.800 millones de euros, lo que representa el 51% del total de las ventas y supone alcanzar el objetivo de sostenibilidad 'EcoVision' marcado por la compañía dos años antes de tiempo.
   En un comunicado, Philips detalla que todos los sectores han contribuido al crecimiento de las ventas de los productos 'verdes' ya que, por ejemplo, 'Cuidado de la Salud' amplió su cartera con 13 nuevas incorporaciones que mejoran los resultados para el paciente y ofrecen un acceso a la atención más valioso y amplio.
   Además, el Comité Europeo de Coordinación de la industria Radiológica, Electromédica e IT Sanitaria (COCIR) confirmó los esfuerzos realizados en la reducción del impacto medioambiental, reconociendo que cada uno de los modelos de Resonancia Magnética de 1.5T de Philips tiene un menor consumo de energía que la media del mercado.
   Mientras, el uso de materiales reciclados en Consumer Lifestyle continuó, derivando en más de 330 toneladas de plásticos reciclados utilizados en aspiradoras y casi 250 toneladas en planchas.
   Por otro lado, en 2013, Philips ha invertido 509 millones de euros en Innovación Sostenible, principalmente en Alumbrado, donde destinó 327 millones de euros. Precisamente, el pasado mes de abril, Alumbrado anunció la creación de la lámpara LED más eficiente del mundo (TLED) que ofrece 200 lúmenes por vatio de luz de alta calidad.
ADVERTISEMENT

FUENTE:  Ecoticias, 26/ 02/ 2014


miércoles, 26 de febrero de 2014

MÁS DE UN CENTENAR DE EMPRESAS NORTEAMERICANAS URGEN A OBAMA UNA ACCIÓN CONCRETA SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO.


Ciento cuarenta empresas radicadas en California han firmado este martes la 'Declaración del Clima', con la que piden al Gobierno de Obama que lleve a cabo políticas para hacer frente al cambio climático.

Este anuncio se ha hecho en el marco de la Conferencia sobre Liderazgo Climático en Estados Unidos, y en dicho manifiesto se asegura que las autoridades federales y estatales deben aprovechar la oportunidad económica de hacer frente a este reto global.

Así, se pone de relieve que a la vez que el estado de California muestra liderazgo en el desarrollo de energía limpia e innovación, esto ha tenido un reflejo en la creación de empleo, la atracción de inversiones en energía limpia y en el aumento del Producto Interior Bruto.

Se asegura que el cambio climático está provocando fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes que están provocando daños tanto a las empresas como a la economía en general. 

Sin embargo, estas empresas ven en el cambio climático una oportunidad de crecimiento y de captación de financiación para el desarrollo de sus estrategias tanto por parte de las empresas como de las administraciones públicas.

Pero además de esto, los firmantes reclaman a la Administración que preside Barak Obama que impulse medidas de lucha contra el cambio climático y permita el desarrollo de un nuevo modelo económico sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Entre los firmantes figuran empresas como Apple, Intel, Cap, Levi Strauss, el Aeropuerto Internacional de San Diego, Nestlé, eBay, y Hacer, entre otras.

FUENTE: Diario Siglo XXI,  25/ 02/ 2014

NASA y Google, UNA GRAN ALIANZA PARA CONTROLAR LA DEFORESTACIÓN MUNDIAL



Según han explicado los responsables de esta iniciativa, GFW utiliza los cientos de miles de imágenes que obtienen los satélites de la agencia espacial estadounidense, así como los datos que aquellas personas que quieran colaborar y que se envíen desde el terreno.
 
 
Global Forest Watch (GFW) es el nuevo proyecto medioambiental en el que Google y la NASA se han unido para controlar la deforestación a nivel mundial. Se trata de un sistema de vigilancia que promete información "casi a tiempo real" sobre el estado de los bosques del planeta.
   Según han explicado los responsables de esta iniciativa, GFW utiliza los cientos de miles de imágenes que obtienen los satélites de la agencia espacial estadounidense, así como los datos que aquellas personas que quieran colaborar y que se envíen desde el terreno.
   Además, Google ha conseguido el respaldo de más de 40 empresas, que ven en esta nueva base de datos el método perfecto para demostrar que sus productos son sostenibles. Del mismo modo, la tecnología ha sido financiado por Reino Unido, Noruega y Estados Unidos.
   A pesar de que cada vez es mayor la concienciación acerca de los efectos de la deforestación, la magnitud de la pérdida de bosques desde el año 2000 ha sido significativo. Los datos de Google y de la Universidad de Maryland apuntan a que el mundo perdió 230 millones de hectáreas de árboles entre 2000 y 2012. Según los activistas forestales. esto equivale a 50 campos de fútbol, cada minuto de cada día durante 12 años.
   Los expertos han explicado que, uno de los grandes problemas para erradicar la deforestación es la falta de información precisa lo que "no permite a las personas y a las empresas gestionar correctamente los bosques", ha apuntado uno de los responsables, Andrew Steer. La intención de este proyecto es que "los malos no se puedan ocultar y los buenos sean reconocidos por su administración", ha añadido.

TECNOLOGÍA FÁCIL PARA USUARIOS

   La tecnología de GFW permitirá a activistas y las comunidades locales subir información, fotos y videos de las áreas forestales vulnerables de todo el mundo. Google ha indicado que la tecnología es fácil de usar. Además, el programa incorporará información sobre áreas protegidas, madereras, mineras y de aceite de palma, así como las alertas de incendios forestales que destaca la NASA.
   "La herramienta está dirigida a políticos y tomadores de decisiones, pero también a los grupos indígenas", apuntan los responsables en nota de prensa. En este sentido, pone como ejemplo que, en Brasil, los Paiter Surui ya utilizan los teléfonos inteligentes y el software de GPS para controlar la tala ilegal.
   "Para los gobiernos de países como la República Democrática del Congo e Indonesia, la tecnología podría ser útil para ayudar a hacer cumplir las leyes sobre el registro que, a menudo, son violados", apunta la información.

FUENTE:  ECOticias.com / Red / Agencias, 24/02/2014

sábado, 22 de febrero de 2014

CAMBIO CLIMÁTICO, INUNDACIONES, IMPROVISACIÓN, Y NEGLIGENCIA.



Nuevamente estamos en emergencia y casi un tercio de Bolivia está inundado. De acuerdo a las palabras del mismo presidente en su discurso en la inauguración de la planta de gas de Itaú, esta situación "nos ha sorprendido". Es así que todos los años las inundaciones de la época de lluvias nos sorprenden y se atiende de forma improvisada y precaria a los damnificados
De acuerdo a datos del Viceministerio de Defensa Civil, 109 municipios del país habían sido afectados, 31 personas perdieron la vida, 39.700 familias han sido damnificadas, 713 viviendas y 64 escuelas destruidas o dañadas, y más de 14.000 hectáreas de cultivos han sido anegados o destruidos por las inundaciones. Sólo en el Beni se reporta la pérdida de 9.000 cabezas de ganado. Lo peor es que todavía tenemos al menos un mes más en que estas condiciones podrían sufrir un mayor deterioro.
Al respecto, el presidente dijo en Cliza que esta situación se debe al calentamiento global y culpó "a las potencias que no quieren asumir su responsabilidad ni para expresar su solidaridad." Advirtió que lo que pasa en el mundo es “algo grave” y que empeorará si continúa la negligencia de las potencias para asumir acciones concretas para frenar la contaminación del planeta." 
Ojalá que estos tristes eventos que hoy vivimos sirvan para tomar conciencia de la magnitud y la importancia del problema y que, en consecuencia, las gobernaciones y municipios comprendan que  deben invertir recursos en medidas de prevención, adaptación y mitigación.
A pesar de que en las negociaciones sobre cambio climático de las Naciones Unidas, no se han llegado a importantes acuerdos. Muchos países desarrollados y en desarrollo, están haciendo grandes inversiones para la implementación de estrategias de lucha contra el Cambio Climático.
FUENTE: panamon.com, 17/ 02/ 2014

CAMBIO CLIMÁTICO ESTÁ "ESQUILMANDO" LAS POBLACIONES DE PINGUINOS EN LA ANTÁRTIDA Y ARGENTINA.


Otro estudio también concluye que se sufre un “gran impacto en la supervivencia y éxito reproductivo de las crías”, tal y como dice la principal autora del primero, Dee Boersma, bióloga de la Universidad de Washington.
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 18/02/2014, 10:22 H | (75) VECES LEÍDA
Según estudios publicados recién en la revista PLOS ONE, la transformación climática dificulta la crianza de los pingüinos Adelaida en la Antártida e incluso llega a diezmar a los polluelos de la colonia de Magallanes, la mayor del mundo, a consecuencia de los eventos extremos.
La influencia es directa, de las 200.000 parejas de pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus) que anidan cada año en Punta Tombo, Argentina, se han estudiado 3.500 polluelos menores de tres meses de nacidos entre 1983 y 2010, con el resultado de que cada año el 7 por ciento de ellos murió de hipotermia por las tormentas que el cambio climático ha intensificado.
Otro estudio también concluye que se sufre un “gran impacto en la supervivencia y éxito reproductivo de las crías”, tal y como dice la principal autora del primero, Dee Boersma, bióloga de la Universidad de Washington. En este caso, sin embargo, hay una diferencia, pues en los 13 años de seguimiento se observó una importante influencia en la supervivencia más relacionada con la falta de alimentos.
Ruptura de las placas de hielo
El problema del rompimiento de los icebergs fue más bien el detonante, al margen de la evidente influencia de otros posibles eventos extremos de cara al futuro. En concreto, se señala que en 2001 dos colosales icebergs invadieron la zona de alimentación de los pingüinos, concretamente en el mar de Ross.
El mayor obstáculo para esta colonia fue, por lo tanto, esta ruptura, dificultando de forma importante el acceso al alimento. Sin embargo, aun así, buena parte de los animales se las arreglaron para poder criar a sus polluelos, concluye el estudio del Centro Francés de Investigaciones Científicas.

FUENTE:  ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 18/02/2014 

CAMBIO CLIMÁTICO TUVO EFECTOS IMPREDECIBLES EN LAOS.




Vientiane, 18 feb (PL) El cambio climático y el calentamiento global tuvieron impredecibles efectos en Laos durante 2013 y se requiere de estrategias de adaptación temprana ante lo que puede venir en adelante, afirma hoy un experto del país.
Akhom Tounalom viceministro de recursos naturales y ambiente señaló que las bruscas alteraciones de temperaturas registradas causaron súbitas inundaciones que dañaron muchas carreteras y otras infraestructuras esenciales, mientras que campos agrícolas quedaron arruinados.

También atribuyó al fenómeno climático los días más fríos que jamás se hayan experimentado en una temporada de descensos de los termómetros habitualmente en términos moderados o benignos.

A diferencia de 2012 en que la estación pluvial fue más corta, al año siguiente resultó intensa en extremo y provocó desastres que afectaron la vida de la población, contrastó el especialista.

Añadió que con la llegada del tiempo seco, se han desatado además incendios forestales en el inicio de las siembras en el norte, que vincula con el calentamiento global.

El viceministro del ramo considera que se tiene que intensificar el trabajo en cuanto a compartir informaciones sobre las consecuencias del cambio climático y administrar y proteger con celo los recursos naturales.

Aludió en este sentido la perspectiva global de sequías, elevación del nivel del mar, deshielo polar, extinción de fauna y otras extremas condiciones.

FUENTE:  Noticias  de  Prensa Latina, 18/ 02/ 2014

viernes, 21 de febrero de 2014

ESTUDIAN EL CAMBIO CLIMÁTICO EN EL MEDITERRÁNEO



La misión científica, a bordo del buque ´Francisco de Paula Navarro´, comenzó el pasado 16 de febrero.

Un equipo de investigadores de los centros oceanográficos de Balears y Málaga han iniciado un recorrido por el litoral de Balears y de la Península con la misión de analizar los efectos del cambio climático en el Mediterráneo.
Esta misión está organizada por el Instituto Español de Oceanografía y arrancó el 16 de febrero en el puerto de Málaga con la partida del buque ´Francisco de Paula Navarro´. El barco navegará durante 21 días para que los especialistas y científicos que viajan a bordo recojan las muestras necesarias que permitirán estudiar los efectos del cambio climático, una vez terminada la campaña.
Durante la misión los investigadores estudiarán, entre otros factores y elementos, la temperatura, la salinidad, el oxígeno disuelto, la presencia de clorofilas, nutrientes, fitoplancton, zooplancton, así como los índices de alcalinidad.
También tomarán muestras en estaciones de distinta profundidad, desde la plataforma al talud, llegando en algunos casos a estaciones tan profundas como las de Cabrera o Maó, que superan los 2.300 metros.
FUENTE: www.diariodeibiza.es, 19/ 02/ 2014

LA COMISIÓN EUROPEA DE CAMBIO CLIMÁTICO CONSIDERA IMPERATIVO QUE ESPANA REFORME SU SECTOR ELÉCTRICO




La comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard, ha instado hoy al Gobierno a emprender una reforma urgente de su sector eléctrico, reforma que ha considerado "imperativa" no solo por la necesidad de atraer inversores y reducir costes, sino también por la creación de empleo que ello conllevaría.

Hedegaard ha destacado que España gasta mas de 60.000 millones de euros al año en importar combustibles fósiles de lugares como África o Rusia, lo que supone el 4 % del Producto Interior Bruto (PIB), una muestra de que tanto este país como Europa (que también importa gran parte de su energía) deben cambiar sus políticas energéticas.

La comisaria ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada hoy en Madrid para presentar los objetivos europeos para 2030 en materia de clima y energía y en favor de una economía competitiva, segura y baja en carbono en la UE.

Entre estos objetivos se incluyen una reducción del 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles de 1990 y que las renovables supongan como mínimo el 27 % de la energía que consumen los 28 países miembros de la UE.

FUENTE: eleconomista.es, 21/ 02/ 2014

ANTÁRTIDA ES EL ESPACIO IDEAL PARA ESTUDIAR EL CAMBIO CLIMÁTICO.


Rodrigo Ponce de León, docente de la Facultad de Ciencias e integrante de la dotación Artigas, explicó la importancia de la Antártida en los estudios referidos al cambio climático. "Es un ambiente ideal para seguir el proceso, es un espacio limpio" comentó a El Espectador. En sentido gráfico, Ponce de León indicó que sí existen instrumentos y herramientas útiles para el estudio -aunque la experiencia en la Antártida permite identificar a simple vista, si se tienen los conocimientos- si el cambio es natural o inducido por el hombre.
En lo que refiere a las especies alojadas en la zona costera, por mencionar un ejemplo, el docente indicó que hay dos posibilidades: "O tienen pre-adaptaciones que les permitan sobrellevar el cambio o migran y se extinguen; eso va a depender de la especie".

Sobre los bio-invasores en la Antártida, Ponce de León señaló que los más comunes son los insectos, transportados en su mayoría por el movimiento de los hombres, es decir, en su carga o en su ropa. "No obstante, llegan insectos por el viento, el agua, porque el fenómeno de la invasión está enmarcado en el fenómeno de la colonización", agregó.

Por su parte, el Dr. Juan Cristina, decano de la Facultad de Ciencias, realizó un resumen de la evolución general sobre el funcionamiento y los resultados obtenidos tras la primera experiencia de la Escuela Antártica de verano. "Desde el punto de vista académico fue un verdadero éxito, estoy muy contento con nuestros estudiantes", expresó a El Espectador. "La programación del trabajo fue efectiva, el balance entre las clases teóricas y las actividades prácticas fue bueno", concluyó.

Denis Ferreira es cocinero de la base y este año vivirá su segundo invierno en la Antártida. La primera experiencia, en palabras de Ferreira, fue tan placentera que lo "enamoró". "Lo hablé con mi familia y decidí volver" dijo. De todos modos, el aspecto económico es otro factor que el militar consideró a la hora de retomar la experiencia en el sur profundo. En tiempos en que la nostalgia se hace presente, Ferreira recuerda que "está el sueño de la casa propia, ahorrar unos pesitos, porque en Uruguay está complicado tener un hogar propio".

El frío invierno de la Antártida no parece un obstáculo para él. Al respecto, comentó: "El invierno es maravilloso, sentir el viento que sopla, la oscuridad de la mañana, es un lugar ideal para encontrarse con uno mismo y pensar". El ocio es uno de los grandes enemigos a combatir: cuando no se trata de cocinar o dormir la siesta, Ferreira apuntó que sigue una rutina basada en ejercicios físicos, visitas al sauna, lectura, y "así la vas llevando". En lo que refiere a la convivencia el militar sugirió, entre sonrisas, que la base parece "Gran Hermano". "Lo que prima es el compañerismo, la lealtad es primordial, todos cinchamos para el mismo lado", señala.
La doctora de la Base Artigas es Fanny Vieira Da Cunha. A partir de mayo será la única mujer entre los nueve integrantes de la dotación de invierno. "Nosotros aquí no tenemos muchas patologías, en ese sentido estamos tranquilos, la dotación se somete a una rigurosa selección sostenida en ciertos parámetros clínicos", explicó. El rubro salud es un aspecto que, en un principio, no pareciera demandar cuidados de alta exigencia. Sin embargo, "hay que estar alerta, porque pueden ocurrir accidentes o siniestros fatales", sentenció. Vieira Da Cunha cuenta que siempre quiso vivir la experiencia de la misión. "Somos una isla en la que conviven muchos países, pero más allá de los nacionalismos, las barreras lingüísticas, somos un grupo de seres humanos conviviendo y cooperando mutuamente", señaló. En ese sentido, concluyó: "Antártida es la mejor de las utopías hecha realidad".

FUENTE: elespectador.com, 21/ 02/ 2014

CINCO ALIMENTOS QUE DESAPARECERÁN POR EL CAMBIO CLIMÁTICO





Los cambios en los patrones de la temperatura y precipitación podrían tener un impacto devastador en nuestra alimentación”

•elmercuriodigital ▫ Raquel Castán.- ¿Cuánta variedad de alimentos comemos a lo largo del día? Seguramente en nuestros mundos occidentales no concebimos nuestra dieta sin tener al alcance una rica biodiversidad de alimentos. Diferentes variedades de tomates, manzanas, patatas… llenan los supermercados. Pero esto puede cambiar antes de lo que pensamos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) un 75 por cienro de los recursos fitogenéticos se han extinguido y otro tercio de la biodiversidad vegetal se espera que llegue a extinguirse en 2050.

Ante el aumento de las temperaturas los cultivos más fuertes y resistentes y residentes, como el maíz, el trigo, la soja, son los que más probabilidades tienen de sobrevivir, como aseguran desde la organización Food Tank.

Otros alimentos no tienen tanta suerte en este sentido y podrían estar condenados a desaparecer.
Pescado

Muchas especies de peces están disminuyendo rápidamente a causa de la sobrepesca y el cambio climático. El salmón y la trucha, que dependen del frío de los arroyos y ríos para su supervivencia, son especialmente susceptibles, pero también lo son los peces que nunca han salido del océano.
Por otro lado, los peces más grandes no están creciendo tanto como antes, algunos son un 25 por ciento más pequeños, porque los océanos más cálidos producen menos oxígeno disuelto. Y otras especies evaden los pescadores a medida que migran a aguas más cálidas.

Prductora de cacao en Ghana
Chocolate

Más de la mitad del chocolate en el mundo se produce en Ghana y Costa de Marfil, regiones que podrían sufrir las consecuencias del cambio climático. Los científicos predicen que el aumento de las temperaturas en regiones productoras de chocolate están afectando el crecimiento de cacao, lo que llevaría a que su producción redujera de manera significativa en 2030.

Café

Cerca un tercio de la población bebe café. Por desgracia, los científicos informan de que incluso un aumento en la temperatura de medio grado puede afectar negativamente a la cosecha de café en todo el mundo. Además, el aumento en los eventos de lluvia inducidas por el calentamiento ya ha reducido los rendimientos de los cultivos, por ejemplo, la producción en la India se redujo en un 30 por ciento entre 2002 y 2011.

Vino

Los países del vino podrían estar desplazándose hacia el norte -en el mejor de los casos-. Las condiciones climáticas ideales que han beneficiado a las regiones productoras de vino en el mundo, tales como Francia y California están cambiando. Temperaturas elevadas prolongadas pueden reducir el rendimiento de la uva o inclusos alterar su calidad, por ejemplo, al disminuir un ingrediente vital en la calidad de la uva de vino, los ácidos orgánicos.

Así, regiones tradicionalmente frías del mundo como el Reino Unido y el Medio Oeste podría llegar a tener mejores cosechas como consecuencia del aumento de temperaturas.

Cacahuetes

La planta de cacahuete, la Arachis hypogaea, es bastante exquisita. Necesita condiciones especiales para prosperar, como una temperatura subterránea y una humedad adecuadas. Pero el aumento de las temperaturas y las sequías históricas en las regiones de cultivo de maní ahora amenazan este aperitivo tan socorrido.

Recuperar alimentos ancestrales
Danielle Nierenberg de Food Tank, recalca que las sociedades actuales debemos volver a tener en cuenta “aquellos alimentos vegetales procedentes de nuestras poblaciones ancestrales e indígenas y volver a adoptarlas en nuestra alimentación”.

En numerosas ocasiones organizaciones, como la FAO, y expertos han admitido y probado la importancia de las comunidades indígenas y locales para proteger la biodiversidad de alimentos vegetales y animales.

De hecho, este tipo de cultivos resulta ser más resistentes a las altas temperaturas, sequías, pestes, enfermedades, además de ser ricos en micronutrientes y vitaminas. En lo que respecta a la alimentación de procedencia animal, siguiendo esta corriente, deberíamos introducir en nuestra dieta aquellas especies menos demandadas tradicionalmente.

FUENTE: elmercuriodigital.es, 21/ 02/ 2014

TOM STEYER, EL BILLONARIO QUE PRESIONA POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Tom Steyer, el billonario que presiona por el cambio climático


Tom Steyer es un inversor multimillonario de perfil demócrata que se plantea gastarse la friolera de100 millones de dólares de cara a las elecciones al Congreso de EE.UU., en 2014, para presionar a las autoridades para promulgar medidas contra el cambio climático.
Actualmente busca donantes para llevar a cabo una agresiva campaña publicitaria a través de la organización NextGen Climate Action. La prensa americana ya lo tilda como el equivalente a los hermanos Koch pero del lado demócrata.
Según relata el The New York Times, a principios de febrero de este año, Steyer reunió en su rancho de Pescadero (California) a una veintena de donantes liberales y filántropos ambientales para pedirles que se unan a su propuesta. Fuentes del mismo diario apuntan que Steyer está tratando de recaudar 50 millones por parte de donantes que se sumarían a otros 50 millones de dólares que vendrían de su bolsillo.
Los objetivos iniciales pasan por evitar la reelección del gobernador de Florida, Rick Scott(Republicano), que se ha opuesto en repetidas ocasiones a reconocer los efectos del cambio climático. A su vez, el grupo de Steyer también está estudiando intervenir en la elección del Senado de Iowa, con la esperanza de que la victoria sea para el candidato demócrata Bruce Braley, un defensor de las medidas para limitar el cambio climático.
El mismo diario apunta que Steyer también ha sondeado a donantes potenciales en un reciente viaje a Nueva York, donde se reunió con asesores del ex alcalde Michael R. Bloomberg que ha hecho de la defensa del cambio climático -junto al control sobre el acceso a las armas- un foco de su vida política posterior a la alcaldía.
Intervenciones recientes
Anteriormente, Steyer irrumpió en la escena política americana en las elecciones del año pasado al gastarse 11 millones de dólares para favorecer la elección de Terry McAuliffe como gobernador de Virginia.
Asimismo, desembolsó decenas de millones de dólares en una exitosa iniciativa electoral, en 2012, en California, que eliminó una laguna en el Impuesto sobre Sociedades del Estado y dedicó parte de los ingresos a proyectos de energía renovable.
También ha contribuido a financiar la oposición al oleoducto Keystone XL, con una serie de anuncios con de 90 segundos que tratan de detener el proyecto. Esta instalación faraónica pretende construir un sistema de tuberías de 3.500 km para transportar crudo desde Alberta (Canadá) hasta el estado americano de Texas.
NextGen Climate Action
Tales esfuerzos han desembocado en una estrecha colaboración con Chris Lehane, un estratega demócrata, que ha posibilitado la creación de la organización NextGen Climate Action. El grupo, ahora mismo con 20 empleados, se dedica a elaborar estudios políticos y sociales para hallar a votantes sensibles con el cambio climático. Hace meses que lleva a cabo emisiones publicitarias en televisión para su persuasión.
Carlos Betriu
Redacción
FUENTE: En Redacción, 21/02/2014

domingo, 16 de febrero de 2014

INGLATERRA TUVO SU ENERO MAS LLUVIOSO EN LOS ÚLTIMOS 250 ANOS.




El servicio meteorológico británico aseguró ver los tentáculos del cambio climático en una oleada de tormentas e inundaciones que golpean al país; sin embargo, no llegó al punto de afirmar que el calentamiento global es causante directo de las tormentas extremas.
El ciclo más reciente de mal clima golpeó la costa oeste de Gran Bretaña ayer, con ráfagas de viento de más de 160 kilómetros por hora.
La oficina meteorológica expuso en un documento publicado esta semana que “no hay una respuesta definitiva” sobre la participación del cambio climático en el tiempo atmosférico reciente y las inundaciones.
Sin embargo, destacó que existe “un creciente cuerpo de delito que provoca que los índices de lluvia diaria extrema vuelvan más intensos” debido, probablemente, a un calentamiento global.
Julia Slingo, científica de Met Office, comentó a la BBC que “la evidencia sugiere que existe un vínculo al cambio climático”.
El estudio de la Met Office aborda evidencia de eventos y cambios climáticos cada vez más extremos en la corriente en chorro, pero no dice que el calentamiento global ocasionó la inundación.
Para hacer eso, los científicos toman meses, en ocasiones años, para realizar detalladas simulaciones por computadora, y el reporte indicó que en este caso se requería una investigación semejante.
Inglaterra tuvo su mes de enero más lluvioso desde que se comenzó a llevar registro hace casi 250 años y el país ha sido azotado por viento y lluvia desde diciembre.

FUENTE: El Economista, 12/ 02/ 2014

TIEMPOS MODERNOS Y CAMBIO CLIMÁTICO



Llueve, llueve, llueve. Sigue lloviendo. Sin parar. Por horas, por días enteros. Los evacuados que tienen sus casas y pertenencias inundadas, los productores que perdieron cosechas enteras y los turistas que vieron pasar sus vacaciones a través de una ventana no necesitan que les repitan lo que rompe los ojos: este fue el tercer enero más lluvioso de Uruguay en los últimos 37 años. Y el primero si se toma en cuenta solo la zona al sur del río Negro. La primera quincena de febrero, para no quedar atrás, regaló más nubes y más tormentas. De muestra, un botón: en algunas localidades del país, en unas horas llegó a caer la misma cantidad de agua que suele caer en un mes.
"Febrero siempre es más variable. Pero esto ha sido totalmente atípico. Los veranos no se comportan así", asume Mario Bidegain, director de Climatología en la Dirección Nacional de Meteorología.
Los viejos pasillos de la institución están silenciosos, aunque en estos días no se habla de otra cosa que no sea el clima. Sentado en su escritorio, Bidegain no acusa tedio frente al tema que lo ha ocupado sin descanso las últimas semanas. Al contrario, se expresa con un énfasis que de pronto trasluce cierta perplejidad. Es que si bien los uruguayos estamos acostumbrados a la gran variabilidad del clima, esto de pasar de las olas de calor a las precipitaciones continuas, que las fotos de cielos con rayos y centellas se vuelvan costumbre o padecer 35 grados de calor en la mañana para tener frío al mediodía y volver a ver sol en la tarde, parece demasiado. ¿Qué está pasando?
"Es verdad. Las condiciones normales ya no son normales. Lo normal ahora es pasar de un extremo al otro. La climatología trabaja con promedios y es difícil hacerlo así, porque los promedios no son representativos. En el hemisferio norte ha habido una recurrencia de olas de frío en los últimos dos meses que llama la atención de los climatólogos porque no es usual que las haya con tanta persistencia. Hay registros de olas de frío pero no que duren tanto ni que haya tanta cantidad: se sale de una y a los dos días viene otra, como pasó con las olas de calor en diciembre en Uruguay. Llama la atención su extensión. ¿Qué está pasando? Uno no tiene todas las respuestas para esto. Pero sí a uno que tiene experiencia le llaman la atención estas variables del clima, y la transición de un extremo a otro sin estado intermedio", asegura.
Las preguntas, entonces, se vuelven obvias. ¿Están estos cambios relacionados con el calentamiento global? ¿Es parte del cambio climático del que tanto se viene hablando en las últimas décadas? ¿Debemos asumir que el clima seguirá dando sorpresas, comportándose de un modo extraño o al menos atípico? Y, sobre todo, ¿son estos fenómenos climatológicos responsabilidad del hombre? La respuesta, explican los que saben, es algo más compleja que un sí a secas.
A fines de enero, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés) -un panel conformado en 1988 a instancias de las Naciones Unidas para analizar la información científica sobre el tema, considerado la referencia oficial para los gobiernos de países miembros- divulgó la conclusión de su informe Cambio climático 2013: base de ciencia física. Una línea: el calentamiento global es indiscutible y la influencia humana en el clima es clara y evidente en la mayoría de las regiones del planeta. Así podría resumirse el trabajo de 1.500 páginas y más de 600 diagramas que sustentan la conclusión.
En la Facultad de Ciencias son apenas más cautos. "Consenso en ciencia es difícil obtener, siempre hay voces disonantes", explica Marcelo Barreiro, master en Física, doctor en Oceanografía y docente de Ciencias de la Atmósfera del Instituto de Física. Pero nadie duda del calentamiento ni del cambio climático. Dependiendo de la región del planeta, la temperatura ha aumentado entre 0,5 y 1 grado en los últimos cien años. La controversia refiere a cuánta responsabilidad le cabe al hombre por estos fenómenos. No obstante, Barreiro cita el informe del IPCC y señala que hay un 95% de probabilidad de que parte del calentamiento se deba a la acción humana. "La atribución siempre es porcentual; por eso algunos considerarán que se trata de variabilidad natural y que el hombre no tuvo nada que ver con esto. Ahora, ¿qué porcentaje del calentamiento observado es responsabilidad del hombre? Eso es mucho más difícil de determinar".
De la misma manera, asegura que hablar de esta incidencia en una región particular es complejo. "En cuanto a cuáles fueron los cambios observados en Latinoamérica o en Uruguay, es mucho más difícil observar si es debido a la acción humana o si es debido a la variabilidad natural. A medida que achicás el área de interés, la incertidumbre aumenta. En los últimos 80 años, la temperatura en Uruguay aumentó entre 0,5 y 1 grado y las precipitaciones se incrementaron entre 10% y 20%. Ahora, ¿qué parte de esto es debido a la acción humana? Es muy difícil de responder porque es una región muy chiquita. En Montevideo puede haber aumentado la temperatura en los últimos 50 años, pero también aumentó la ciudad, entonces está el efecto de la térmica por el concreto, está la polución. Eso no es cambio climático".
Asimismo, para hablar de cambios, es necesario volver sobre datos antiguos para poder comparar. Y en Uruguay solo hay información registrada, medida con instrumentos, a partir de 1900. Más atrás, solo se cuenta con estimaciones, hechas en reconstrucciones históricas a partir del estudio de anillos en los árboles o el análisis de sedimentos en lagos, por ejemplo.
EFECTO INVERNADERO.
"Si uno se embarca en la tesis del cambio climático, deberíamos suponer que sí", dice Bidegain cuando se le pregunta si deberíamos acostumbrarnos a estos fenómenos inusuales que vive el país. "El clima está excitado. La atmósfera está forzada por los gases de efecto invernadero que el hombre ha emitido desde la revolución industrial. Esos gases están reforzando el efecto invernadero natural", añade.
En la atmósfera existen gases -dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N20), entre otros- que absorben el calor que irradia la Tierra, reteniéndolo y calentando tanto la propia atmósfera como la superficie terrestre. Sin ese mecanismo, llamado "efecto invernadero natural", la temperatura del planeta sería 33°C más baja que la actual. Pero a partir de la revolución industrial, debido a la quema de combustibles fósiles, el aumento de la deforestación y la expansión de las áreas cultivadas, el hombre ha hecho su propia contribución emitiendo gases, sobre todo CO2 y CH4. Esto ha generado un efecto invernadero intensificado, aumentando la temperatura global de la Tierra.
El informe del IPCC es claro: "Las emisiones continuas de gases de efecto invernadero causarán un mayor calentamiento y nuevos cambios en todos los componentes del sistema climático".
Los científicos han hecho estudios de sensibilidad climática al respecto, intentando responder cuánto aumentaría la temperatura del planeta si se duplica la cantidad de CO2 que hay en la atmósfera respecto al valor que tenía en la era preindustrial. En ese entonces, el nivel era de 280 ppm (partes por millón). Hoy estamos en 400 ppm. ¿Qué pasaría si alcanzamos los 560 ppm? "A menos que cambien muchas cosas, en algún momento vamos a llegar a esa cifra. Y los modelos climáticos estiman que en ese caso, la temperatura de la Tierra subiría entre 1,5 y 4,5 grados. Estamos hablando de un cambio grande", explica Barreiro.
Las proyecciones analizadas por el IPCC apuntan que para finales del siglo XXI es probable que la temperatura global en superficie sea superior en 1,5°C a la del período entre 1850 y 1900 en todos los escenarios considerados, excepto el que comprende los niveles más bajos de gases de efecto invernadero y aerosoles; y es probable que sea superior en 2°C en los dos escenarios que comprenden los niveles más elevados. Asimismo, los expertos consideran en el informe "muy probable que las olas de calor ocurran con mayor frecuencia y duren más". Conforme se vaya calentando la Tierra, se prevé que las actuales regiones húmedas recibirán más lluvia, y las regiones secas, menos, con excepciones.
El gobierno uruguayo está tomando apuntes de esta situación. "El IPCC asesora con una visión científica reconocida, y dice bien claro que está altamente demostrado que la intensidad y la periodicidad de los efectos extremos tiene que ver con los efectos del cambio climático, debido al aumento de la concentración de gases de efecto invernadero. Ese aumento se correlaciona con el aumento de la temperatura, que también está demostrado. En base a ese informe es que Uruguay se hace eco de esto, porque en definitiva es la referencia para los compromisos que los países van a adoptar en el siguiente protocolo (al de Kyoto), que se hará en 2015", dice Luis Santos, director de la División de Cambio Climático de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).
Esta división, que nació como unidad autónoma en 1994 y recientemente se integró a la estructura ministerial, tiene como objetivo cumplir los compromisos asumidos por el país frente a las Naciones Unidas y realizar un inventario periódico de la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten (ver recuadro).
"Para nosotros el cambio climático está íntimamente relacionado a la gestión ambiental, por eso lo incorporamos en todo nivel de análisis", sostiene por su parte el director de la Dinama, Jorge Rucks. Frente a la pregunta de si cree que los eventos extremos de estas semanas en Uruguay tienen relación con el cambio climático, el jerarca se muestra prudente. "Somos muy cuidadosos de no emitir juicios apresurados, sino de trabajar sobre la base de los avances del conocimiento científico. Para nosotros es fundamental ir viendo cómo, a partir de la conjunción de información de distintas partes del mundo, el IPCC muestra una visión global de base científica que nos dice qué está pasando".
Sin embargo, Rucks no duda en admitir que Uruguay atraviesa un proceso de cambio climático "que de alguna manera agudiza los procesos de variabilidad climática que tradicionalmente ha tenido" y que en ese marco "es previsible y probable que se den fenómenos como los que se están dando". En este escenario, agrega, el gobierno debe trabajar en medidas de prevención y adaptación para el futuro. "Hay que prever que se van a seguir dando estos eventos, que ya se dieron en el pasado, no con la misma intensidad o en la misma forma. El país debe ordenarse frente al manejo de esta información".
El argumento de que episodios extremos similares han sucedido en el pasado se repite entre los escépticos del cambio climático. "Siempre pasó, no es nuevo", dicen. Y, en cierta medida, es cierto. El tema es que no son cuestiones excluyentes. "No se puede poner esa dicotomía. Es verdad que siempre hubo olas de calor, sequías, inundaciones. La pregunta es si cambió la frecuencia de ese tipo de eventos. Pero para hablar de frecuencia, hay que hablar de períodos largos de tiempo. Y para eso se necesita una buena base de datos diaria. No se puede sustentar el análisis en cinco o diez años. En esta región la variabilidad climática es muy grande", insiste Barreiro.
Y a la vez opina que relacionar un evento puntual al cambio climático es arriesgado. "El clima, por definición, es una cuestión estadística: es el promedio de la temperatura y la precipitación durante un período de tiempo, de 40 años o más. No podés decir `este fenómeno es debido al cambio climático`. Lo que podrías decir es cuál es la probabilidad de que este evento extremo ocurra en una situación de cambio climático versus una situación de no cambio climático. Uno no puede asociar un evento extremo a cambio climático, uno puede asociar probabilidades de ocurrencia de un evento determinado bajo cierta estadística".
Por lo pronto, Bidegain cree que marzo dará un respiro, sin grandes anomalías, al menos desde el punto de vista del fenómeno de El Niño, que está en fase neutra. Y también pronostica que el resto del verano y el inicio del otoño serán cálidos, con temperaturas por encima de lo normal hasta abril. Como para entibiar un poco los ánimos y olvidar por un rato el calentamiento nacional.
Este verano, no se puede culpar de las lluvias a El Niño
El fenómeno de El Niño es el calentamiento que ocurre esporádicamente en el océano Pacífico ecuatorial. Cuando, por el contrario, la superficie del agua está fría, se habla de La Niña. Ambas fases, que repercuten tanto en temperatura como en precipitaciones, afectan a Uruguay. "La fase cálida aumenta las lluvias en el país a finales de la primavera o principios del verano. Por eso puede confundir. Pero este año no tiene nada que ver, porque estamos en una fase neutra: no tiene efectos a nivel global", explica el director de Climatología, Mario Bidegain.
Tomando en cuenta las últimas cuatro décadas, solo hubo dos eneros más lluviosos que éste: el de 1988 y el de 1998. Pero en ambos años hubo fenómeno de El Niño, el cual provoca que en Uruguay llueva más al norte del río Negro, señala el docente Marcelo Barreiro. "Este 2014 pasó al revés: llovió mucho al sur del río Negro, y el norte estuvo cerca del promedio, un poco por encima en algunas zonas. Si se toman solo las lluvias al sur del río Negro, entonces enero 2014 es el más lluvioso. Sí, ha sido un verano atípico. Ahora, si eso está relacionado o no al cambio climático, no se puede determinar".
El planeta se seguirá calentando
Antes de que el ser humano emitiera gases de efecto invernadero, el valor del dióxido de carbono era de 280 ppm (partes por millón). En la actualidad, con la contribución humana, el nivel subió a 400 ppm. "Este incremento es lo que aumentó la temperatura media de la Tierra, aumentaron las lluvias en algunas regiones y las disminuyó en otras", explica el investigador Marcelo Barreiro. No obstante, si se viaja al pasado millones de años, se encuentran etapas de la Tierra mucho más cálidas que ésta. Tres millones de años atrás, en la era geológica conocida como Plioceno, la concentración de CO2 era similar a la de hoy, de 400 ppm. "Las simulaciones por computadora que se han hecho dicen que el clima era dos o tres grados mayor que el que tenemos, comparado con la época pre-industrial", apunta Barreiro. El tema es que esta vez las causas son artificiales y el aumento del CO2 es muy rápido. "El clima todavía no está en equilibrio con eso que estamos volcando a la atmósfera. Aun si paráramos hoy la emisión y dejáramos todo como está, el planeta se va a seguir calentando, porque todavía no logró ajustarse a la concentración que existe hoy".
Menos gases de Uruguay
Durante los últimos 20 años, Uruguay ha inventariado la cantidad de gases de efecto invernadero que absorbe y emite, tal como todos los países firmantes se comprometieron a hacer en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 1994. ¿Cuál ha sido la lectura de estos datos? "El país ha disminuido los gases de efecto invernadero por sus actividades de absorción. Su contribución es muy menor no solo desde el punto de vista absoluto sino también relativo", asegura el ingeniero Luis Santos, director de la División de Cambio Climático de la Dinama. Algunas de las claves para esta disminución son el uso de energías renovables, que ayuda a no quemar tantos combustibles fósiles, y el crecimiento de la forestación, que colabora con la absorción de los gases.
Santos puntualiza además que Uruguay va por su cuarta comunicación nacional del inventario, cuando la mayoría de los países en desarrollo recién están presentando su tercer reporte.
El director de la Dinama, Jorge Rucks, sostiene a su vez que en los últimos años ha notado una fuerte concientización del tema por parte de las instituciones en los distintos niveles de gobierno, las cuales incorporan la adaptación al cambio climático dentro de sus políticas. "Está lejos de querer decir que el tema está en la conciencia del conjunto de la población. Pero se ha incorporado, de forma lenta y segura, dentro de las políticas de reacción. Evidentemente, los procesos de adaptación son lentos, necesitan recursos, capacidades técnicas, y no se resuelven de un día para otro. No es que el día que se cambia la conciencia se acaban los problemas. Ese día se da un paso adelante", añade.
En ese proceso es que en 2009 se creó el Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático y la Variabilidad. Se trata de un instrumento para la articulación interinstitucional sobre el tema. "A partir de este sistema se implementó un plan que identifica las distintas responsabilidades de cada institución para llevarlo adelante. Desde su creación, se ha reunido con grupos de trabajo, asesores. Y a partir de su funcionamiento uno ve cómo incorporan la dimensión de la respuesta al cambio climático las distintas dependencias", grafica Rucks.
Un bloqueo que trajo mucha agua
¿Por qué ha llovido tanto este verano? Por culpa de un bloqueo atmosférico, repite el director de Climatología Mario Bidegain como de memoria, frente a la pregunta que ha respondido sin cesar en las últimas semanas. La lluvia fue provocada por un "sistema frontal" -esto es, la unión de dos masas de aire de distinta temperatura: una cálida y otra fría- que quedó como varado arriba de Uruguay, sin poder desplazarse, a causa de un bloqueo. Si hubiese seguido su curso natural, debió continuar al noreste, permitiendo que las lluvias llegaran a Brasil.
"La zona frontal quedó sobre el Río de la Plata, provocando precipitaciones continuas sobre Buenos Aires y el sur de Uruguay, hasta que el bloqueo atmosférico se debilite", señala Bidegain. ¿Está el bloqueo relacionado con el cambio climático?
"Es una buena pregunta pero no tenemos respuesta, aunque no hay que descartarlo. Por qué ese bloqueo se da en el Río de la Plata y por qué es tan persistente en el tiempo, no se puede descartar que sea debido a una presión atmosférica por el calentamiento global. Es una posibilidad", razona.
 FUENTE: El País, Montevideo, 16/ 02/ 2014