Páginas vistas en total

viernes, 27 de enero de 2017

LOS ECOSISTEMAS MARINOS SON CLAVE PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO.
























Los países y poblaciones que adecúen sus políticas a conservar los ecosistemas marinos ayudarán de forma efectiva a combatir los efectos del cambio climático, dijeron a Efe representantes del proyecto internacional Bosques Azules, que promueve esta premisa.

La iniciativa busca recopilar datos científicos, involucrar diferentes actores y examinar políticas oficiales para alcanzar resultados favorables a los “servicios ecosistémicos” que prestan manglares, marismas, humedales, entre otros, dijo a Efe Steven Lutz, coordinador del programa Carbono Azul del centro noruego GRID-Arendal.

 
Hasta ahora Ecuador, Indonesia, Madagascar, Kenia y Mozambique participan en el proyecto, que reconoce como estratégico el poder de los océanos para almacenar hasta cincuenta veces más dióxido de carbono (CO2) que la atmósfera.

El coordinador explicó que los científicos que forman parte de la iniciativa dan a conocer a las poblaciones que viven en zonas costeras los diversos servicios que proveen estos ecosistemas, como la captura del CO2, alimentos y trabajo.

 Ecuador, Indonesia, Madagascar, Kenia y Mozambique se incorporan al programa Bosque Azules.
Ecuador, Indonesia, Madagascar, Kenia y Mozambique se incorporan al programa Bosque Azules. EFEJeffrey Arguedas

Lutz reconoció que la denominación internacional de sitio Ramsar para la conservación y el uso racional de los humedales contribuye a que se reconozca el valor de estos bosques azules o ambientes marinos.

La representante del ONU Medio Ambiente para la grupo de trabajo de Aguas Internacionales, Isabelle Vanderbeck, manifestó que el proyecto se enfoca en diferentes niveles, de lo local a lo global, para que se reconozca la importancia del concepto de carbono azul, aquel el que capturan los ecosistemas marinos.

“Hay que buscar proyectos innovadores para poder mitigar la situación del cambio climático”, agregó.

Ambos expertos participaron en un taller que finalizó hoy en la ciudad de Panamá para incentivar el rol de los bosques azules en la lucha contra el cambio climático.

Convocados por ONU Medio Ambiente y el Centro Regional RAMSAR para la Capacitación e Investigación sobre Humedales en el Hemisferio Occidental, participaron expertos y también representantes gubernamentales.
 
El crecimiento urbano de América Latina ha ocasionado que el 60 % de los bosques azules o ecosistemas marinos, incluidos los manglares, hayan desaparecido en el último siglo,  según los expertos.

Los ecosistemas marinos y costeros como manglares, praderas submarinas y marismas, son clave para combatir el cambio climático, ya que secuestran grandes cantidades de carbono atmosférico (carbono azul).

FUENTE:   Efeverde , 27 / ENERO / 2017

UNA DE LAS GRAVES CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO SON LOS INCENDIOS FORESTALES.

Los diversos incendios forestales de las últimas semanas han arrasado con más de 155 mil hectáreas de tierra en el país, una tragedia difícil de atacar y que los últimos años ha ido en aumento en todo el mundo. Lamentablemente los efectos del cambo climático han empeorado la situación.

Cambio climático: Incendios forestales su gran efecto
 
Tan grave es la situación que La Corporación Nacional Forestal, CONAF, tomo la decisión de cerrar – por primera vez en su historia –  los parques, reservas y monumentos entre las regiones de Coquimbo y Los Ríos, a la espera de que las condiciones climáticas se estabilicen y no representen un riesgo para la propagación de los incendios forestales. Las altas temperaturas, baja humedad relativa y fuertes ráfagas de vientos han sido los grandes aliados de esta catástrofe.
 
De hecho, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, sostuvo que la inusual medida “busca reducir el riesgo a nuestros visitantes en caso que se registre un incendio cercano o al interior de las unidades”. La autoridad agregó que la medida es preventiva ya que a la fecha los Parques Nacionales no se han visto afectados por los incendios, salvo la reserva Roblería del Cobre Loncha, ubicada en la Región Metropolitana.
 
Quienes saben de tema, aseguran que el cambio climático ha sido el gran propagador de estos grandes incendios.
 
A este respecto, Hernán Silva, académico de la Universidad Mayor, experto y miembro de la red mundial de voluntarios de cambio climático “Climate Reality” -la organización que fundó el ex candidato a presidente de los Estados Unidos, Al Gore-, advierte que “lo más grave en este sentido es que el cambio climático que se está produciendo en el mundo crea las condiciones para que sea más factible que aumenten los incendios forestales. Ello es muy relevante porque no necesariamente el cambio climático es detonante, sino que genera las condiciones para que los bosques se incendien más facilmente”.
 
El profesional destaca que independiente que el origen de un incendio pueda corresponder a un cable que hace cortocircuito, una colilla de cigarro o un fuego mal apagado, “pero si esta causa se produce cuando hay 38 grados de calor, cuando estamos enfrentados a 10 años de sequía, cuando hemos llenado el país de pinos y eucaliptus; el resultado finalmente es como un cocktail de combustible, es la combinación que crea las condiciones para que nuestros bosques sean frágiles”.
 
Silva sostiene que “efectivamente si pudieramos disminuir los efectos del cambio climático, los incendios disminuirían, porque una de las condiciones fundamentales es el aumento de las temperaturas y su efecto es tan devastador que genera situaciones como la que vivimos ahora y que no se dan sólo en Chile, se han producido en países como Canadá, EE. UU, Australia y España, por ejemplo”.
 
El estudio del cambio climático y los acuerdos a nivel mundial para enfrentar el tema no han estado faltos de polémica. El año base que se considera para medir el aumento de la  temperaturas es 1880, que corresponde al inicio de la revolución industrial y cuando el hombre comenzó a contaminar a gran escala. En ese sentido los cientificos han establecido que ese aumento no debe sobrepasar 1,5 grados celcius, pues más allá de ese umbral la situación planetaria sería muy grave. “Sin embargo resulta que de ese total ya hemos aumentado 1,2 grados celcius por lo que estamos enfrentados a una situación muy preocupante”, explica el académico.
 
La polémica respecto a este tema incluye al presidente de EE.UU Donald Trump, quien abiertamente en su campaña no reconoce el cambio climático pues sostiene que es un tema inventado. En este sentido el Acuerdo de París -alcanzado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) )-, podría verse gravemente afectado si EE.UU lo abandona como ha señalado Trump. Así lo asegura el académico: “EE.UU aporta con un tercio de todas las emisiones de CO2 a nivel mundial por lo que bajarse del acuerdo sería un daño planetario gigantesco”.
 
“Los efectos del cambio climático ya están instalados. El tema es tomarle el peso porque los incendios forestales generan un circulo vicioso:  aceleran el cambio climático, el que se produce con el CO2 que generamos al aire y los incendios irradian una enorme cantidad de CO2. Esa la gran preocupación y la gravedad del tema, con los incendios el proceso además se acelera”, indica el académico.
 
El experto asegura que ya no es posible revertir el aumento de las temperaturas, “hoy lo importante es detener la situación para que no llegue a niveles desastrosos para la humanidad. A lo que aspira el Acuerdo de París es a que la situación no empeore, que no se agrave más”.
 
Pero hay esperanza y todos podemos ayudar. Eso es lo que plantea el profesional. “Tener conciencia es lo más importante”. La recomendación está dirigida a actuar en local y pensar en global, ello pensando que cualquier aporte y ayuda en particular incide a nivel global porque todo lo que hacemos genera consecuencias”.
 
Fuente: CONAF , Publímetro , 27 / 01 / 2017
 
 

LA NEGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO.







La normalización de lo excepcional es una característica de este tiempo. Durante estos meses, fueron muchas las veces en que me sentí tentado a reaccionar por escrito ante los muchos eventos insólitos con los que nos ha sorprendido el mundo.

De la desconcertante llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos (que no vi venir) a las cruentas masacres en Siria y de la derrota de importantes referendos en el Reino Unido, Colombia e Italia a la intromisión de Rusia en las presidenciales norteamericanas. Y, por supuesto, la gran ansiedad populista.

Me refiero al creciente temor de que en un país tras otro lleguen al poder individuos y grupos políticos que intenten, o logren, reemplazar el defectuoso orden político, social y económico de su país por un esquema que termina siendo aún peor.
Pero quizá lo más interesante -y lo más peligroso- que está pasando es la frecuencia con la cual acontecimientos inéditos y situaciones excepcionales se han vuelto comunes. La normalización de lo excepcional es una importante característica de este tiempo. Se ha hecho normal que sucesos absolutamente irrelevantes reciban más atención que otros de gran importancia para el mundo. El pasado 13 de diciembre, por ejemplo, el noticiero estelar de la cadena de televisión estadounidense ABC incluyó la noticia de que el entonces presidente electo, Donald Trump, se había reunido ese día con el rapero Kanye West, esposo de la muy famosa Kim Kardashian. ¿El tema de la reunión? "Asuntos multiculturales", según un tuit del señor West. "La vida", según dijo Trump.

Esta preferencia de los medios por recoger lo popular, lo sensacional y lo divertido más que lo importante y aburrido no es nueva. Pero en los últimos tiempos esta tendencia ha llegado a su máxima expresión. La mejor evidencia de ello es la popularización de las "noticias falsas". Éstas son "noticias" totalmente inventadas o tergiversaciones de hechos reales que sus creadores ponen a circular a través de las redes sociales.

Para muchos, Facebook o Twitter se han constituido en la principal, cuando no la única, fuente de información. El portal BuzzFeed encontró que en los últimos tres meses de la campaña electoral de Estados Unidos, las 20 noticias falsas más populares en Facebook fueron más vistas, recomendadas y reproducidas que las 20 noticias verídicas más importantes publicadas por los medios tradicionales de mayor renombre, como The New York Times o The Washington Post.
Los titulares de algunas de las noticias falsas que más circularon fueron: "El papa Francisco apoya a Donald Trump", "Hillary vendió armas a EI", "Hallado muerto un agente del FBI sospechoso de haber filtrado información crítica contra Hillary Clinton".

Uno de los aspectos más graves de todo esto es la normalización de la mentira. Trump se ha caracterizado por inventar hechos, falsear datos y, más directamente, mentir. Todos los políticos suelen a exagerar, distorsionar y, en algunos casos extremos, son propensos a mentir con desfachatez.

Pero aceptar la mendacidad como un elemento más del estilo personal y constante de un líder político no era normal. Ahora lo es.
De las situaciones excepcionales que ya tratamos como "normales", ninguna es más amenazante que el calentamiento global. El año 2016 fue el más caliente desde 1880. El récord anterior lo tenía 2015. Y antes, 2014.

Los diez años más calientes de la historia han ocurrido después de 1998. Se ha hecho normal que, cada año, la temperatura de la superficie del planeta sea la más alta hasta ahora. Esta normalización del cambio climático ha llegado hasta el punto de que la desaparición de enormes superficies de hielo polar no causa mayor conmoción.

Por ejemplo, en los mismos días en que Kanye West se reunió con Donald Trump, los científicos anunciaron que la capa de hielo polar se había reducido en un tamaño equivalente a la superficie de la India.

Una de las personas que no están alarmadas por estas transformaciones es Donald Trump. El presidente de Estados Unidos, negando la evidencia científica, ha dicho que el cambio climático es un fraude del gobierno chino para perjudicar a su país. Antes, despreciar la ciencia no era aceptable. Ya no es así. La normalización de lo excepcional nos amenaza a todos.
FUENTE: La Nación,    El País ,  27 de enero de 2017

jueves, 26 de enero de 2017

UNA BREVE CHARLA CON ELON MUSK SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO Y TRUMP.



Ayer Elon Musk nos sorprendió (a nosotros y a todo el mundo) tuiteando su apoyo a Rex Tillerson, antiguo CEO De ExxonMobil y probable Secretario de Estado bajo la administración de Trump. Hemos conversado con él por Twitter para aclarar una postura que, de entrada, resulta chocante.
 
La imagen pública de Elon Musk es la de un magnate usando su influencia para innovar hacia un futuro tecnoutópico alimentado por energía renovable y con ciudades en Marte. ¿Qué podría tener en común con alguien que hizo su fortuna exprimiendo al máximo los recursos de la Tierra?

La conversación con Musk se produjo vía mensaje privado de Twitter. Sus respuestas a nuestras preguntas están reproducidas más abajo y reproducidas sin ningún tipo de énfasis.
 
Muchos ven el nombramiento de un magnate como un emblema del capitalismo cerrado. ¿Qué le hace creer que es competente? Tillerson también afirmó a Bloomberg el año pasado que no le acaban de convencer los coches eléctricos, precisamente a lo que se dedica Tesla. ¿Han llegado a un acuerdo en tal materia? ¿Están tus opiniones sobre Tillerson influenciadas en modo alguno por tu posición sobre las políticas de Trump?
Mis tweets hablan por sí mismos. Por favor léanlos exactamente tal y como fueron escritos. Tillerson hizo, obviamente, un trabajo competente cuando llevó las riendas de Exxon, una de las compañías más grandes del mundo. En esa posición, está obligado a hacer avanzar la causa de los Estados Unidos y sospecho que probablemente lo hará. Además, ha admitido públicamente durante años que un impuesto al carbono probablemente tiene sentido. No hay mejor persona para convertir eso en una realidad que Tillerson. Esto es lo que importa más que gaseoductos o abrir reservas de petróleo. Esa externalidad sin precio debe ser tasada.
Tillerson tiene, en efecto, un historial apoyando un impuesto al carbono como mínimo desde 2007, indicando su preferencia por tal regulación sobre iniciativas de comercio de derechos de emisión que se hicieron populares entre ecologistas y conservadores del libre mercado en los 80 pero cuya eficiencia ha sido objeto de debate desde hace mucho tiempo. Muchos expertos están de acuerdo en que un impuesto al carbono es necesario, aunque hay que ser cautos a la hora de atribuir dichos hechos a Tillerson.
Antes que impulsar políticas que reduzcan las emisiones de carbono, ExxonMobil, bajo la tutela de Tillerson y sus predecesores, donó más de $3,6 millones al American Enterprise Institute de 1998 a 2012, una organización que ha ayudado a distorsionar los hechos sobre el cambio climático y a rebajar la confianza pública en el impacto de las emisiones. Todo esto a pesar del hecho que los propios científicos de Exxon conocían desde 1977 que los combustibles fósiles contribuían al cambio climático.
 
 
¿Podría clarificar que quiere decir con “esa externalidad sin precio debe ser tasada”? Si no me equivoco, esa externalidad es la polución producida por el carbono. Eso sugiere que dicha polución es una práctica de negocios aceptable mientras los propietarios de los negocios paguen cierta deuda a cambio. No puedo estimar un impuesto al carbono lo suficientemente alto como para que tenga un impacto razonable en las prácticas actuales que alimentan el cambio climático.
El CO2 no es exactamente polución, pero causa calentamiento y una ligera acidificación del agua si cantidades muy grandes se extraen del subsuelo y añadidas al ciclo de la superficie. El problema es la vieja tragedia del bien común. El bien común consumido es la capacidad atmosférica y oceánica al carbono, que actualmente tiene un precio de zero. Eso da como resultado un error en las señales de mercado y se produce mucho más CO2 del que se debería. No vamos a llegar nunca a cero CO2, pero la tasa a lo largo del tiempo debería bajar mucho.
Conviene añadir que el CO2 fue clasificado como contaminación durante la administración de Obama con el Clean Power Plan, actualmente envuelto en una larga batalla legal por su supervivencia. Está entre las muchas leyes que el Presidente Donald Trump quiere eliminar. Una cuestión de semántica, quizá, pero el grueso del argumento de Musk aquí es firme: debería haber un coste asociado a las emisiones sin control de carbono a la atmósfera. La cuestión es si ese coste alguna vez será lo suficientemente elevado.

Eso no clarifica cómo de severo debería ser ese impuesto al carbono para reducir de manera significativa y contener el cambio climático.
 
Comencemos lento e incrementemos hasta que se obtenga el resultado. Esto puede compensarse con una reducción en otros impuestos, como impuesto de ventas, que bastante regresivo. Resulta análogo a poner más impuestos a los cigarrillos y el alcohol más que a las frutas y a los vegetales, algo que a todo el mundo le parece que tiene sentido. Deberíamos tener impuestos más altos en las cosas que la ciencia dice que probablemente son malas para nosotros que en esas que dice que probablemente son buenas.
La mayoría de personas están de acuerdo en la premisa detrás de impuestos más altos a los cigarrillos. En una situación ideal, la ciencia guiaría nuestros mejores intereses y la economía iría detrás. Obviamente, en el mundo de hoy, hay otras realidades políticas que deben considerarse.
 
Incluso si Tillerson, a la luz de su retirada de la industria del petróleo, decidiese poner su dinero en el mismo lugar que están sus declaraciones y presionara a Donald Trump para poner un impuesto al carbono, no dirigirá la EPA (la Agencia de Protección Ambiental) que es la que se encarga de tales menesteres. Ese dudoso honor corresponde a Scott Pruitt. Pruitt niega que los humanos causasen el cambio climático, era un ejecutivo de la Republican Attorney General’s Association, que recibió una cantidad considerable de fondos de ExxonMobil, y ha demandado a la agencia que está a punto de dirigir 14 veces con respecto a la regulación ambiental.
Y por supuesto, poner a dirigir una administración ambiental a un negacionista del cambio climático es un movimiento de Trump que a menudo ha tuiteado algo y claro describiendo el cambio climático como una “mentira”. En menos de una semana desde la toma de poder, la administración Trump ha congelado todos los fondos a la EPA (la Agencia de Protección Ambiental) y ha indicado que va a “depurar” la posición sobre el cambio climático de la agencia un poco, algo que no inspira confianza, exactamente. Más allá del campo de la resolución teórica del problema, las posibilidades de un Tillerson reformado votando para que salga adelante cualquier legislación limitando nuestro impacto en el clima parecen muy pequeñas.
 
¿Piensa que tal política [como un impuesto al carbono] tendrá cabida en una administración presidida por Donald Trump, a pesar de que se ha referido al cambio climático como una “farsa”?
Ese no es el punto. Hay algo que necesitamos conseguir y cuantas más voces razonables a las que el presidente escuche, mejor. Atacándolo no vamos a conseguir nada. ¿Recuerdas algún caso en el que Trump haya hecho caso a las protestas o a los ataques de los medios? Más allá de eso hay canales abiertos de comunicación.
Tiene razón, por supuesto. Trump no es conocido por su espíritu cooperativo y a menudo a desechado las opiniones de sus consejeros más cercanos.

Una vez más, la libertad de prensa y la habilidad para manifestarse son dos de las protecciones más sagradas de las que disfrutamos bajo una estructura democrática, dos caminos para que nuestros políticos escuchen las voces del electorado. Si Trump no escucha a su propia gente ¿En qué tipo de líder le convierte eso?

FUENTE: GIZMODO , Bryan Menegus , 25/ 01 / 2017

IMPACTANTES IMÁGENES DE LA NASA MUESTRAN LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO.







 Las imágenes más contundentes del cambio climático fueron tomadas por los satélites de la NASA.
Foto: NASA
Las imágenes más contundentes del cambio climático fueron tomadas por los satélites. 
 
 
 
 
Así se ve el derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia.
Entre 2014 y 2016, el aumento en el nivel del mar ha sido el responsable de esta catástrofe.
 
 
 
 
El mar de Beaufort, en el Ártico, ha sufrido una significante ruptura de hielo entre abril de 2015 y 2016. Los especialistas de la Nasa atribuyen el cambio a las inusuales corrientes de aire cálidas.
 
 
 
 
Qori Kalis, el glaciar más grande en el trópico, ubicado en Perú, se ha derretido en los últimos 30 años.
 
 
 
 
En apenas catorce años, entre el 2000 y el 2014, el mar Aral, ubicado en Asia, se ha secado como lo muestran las imágenes.
 
 
 
 
Estas imágenes muestran cómo el glaciar Muir se derritió entre 1941 y 2004.
 
 
 
 
Entre septiembre de 1984 y septiembre de 2016, estos son los cambios en el océano Ártico. A lo largo de los años, el hielo se ha vuelto más delgado y vulnerable al derretimiento.
 
FUENTE: El  Tiempo , 26 / 01 / 2017
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

ESPAñA ENTRE LAS REGIONES CRÍTICAS, EN EUROPA, POR EL CAMBIO CLIMÁTICO.


España, entre las regiones «críticas» en Europa por el cambio climático


España se encuentra entre las regiones «críticas» en Europa por el cambio climático, según se desprende del último informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente publicado este miércoles 25 de enero. Aunque no la cita específicamente, la AEMA señala que el sur y sudeste de Europa, así como las zonas costeras y las llanuras de inundación, se encuentran entre los «puntos críticos» del calentamiento del planeta en el continente. Además, las previsiones de costes de los daños asociados al cambio climático alcanzan un importe máximo en la región mediterránea. Todas estas observaciones afectan a España.

Estos puntos críticos está previsto que padezcan el mayor número de impactos adversos. El trabajo, titulado «Cambio climático, impactos y vulnerabilidad en Europa 2016», afirma que todas las regiones europeas son vulnerables al cambio climático, aunque precisa que algunas de ellas experimentarán más repercusiones negativas que otras. Concretamente, se refiere al sur y sudeste europeo como regiones que están experimentando ya un «acusado aumento» de las temperaturas máximas y una consiguiente disminución de las precipitaciones y del caudal de los ríos.

Esto supone, asimismo, un incremento del riesgo de sequías más intensas, una pérdida de rendimiento de los cultivos, una pérdida de biodiversidad y un aumento de los incendios forestales. «Está previsto que las olas de calor más frecuentes y los cambios en la distribución de enfermedades infecciosas sensibles al cambio climático se traduzcan en un aumento de los riesgos para la salud y el bienestar humanos», añade la Agencia.
Mientras, las zonas costeras y las llanuras de inundación de Europa occidental se exponen a un mayor riesgo de inundaciones derivado del aumento del nivel del mar y a un posible aumento de los fenómenos tormentosos. «El cambio climático también está dando lugar a cambios importantes en los ecosistemas marinos, como resultado de la acidificación de los océanos, el calentamiento y la proliferación de zonas muertas carentes de oxígeno», alerta.

Asimismo, el informe advierte de que los ecosistemas y las actividades humanas en el Ártico se verán «fuertemente» afectados por el aumento particularmente rápido de las temperaturas del aire y del mar y el derretimiento consiguiente del hielo terrestre y marino.

Aunque señala que ciertas regiones también podrían experimentar repercusiones positivas, como la mejora de las condiciones para la agricultura en ciertas zonas de Europa septentrional, la Agencia concluye que la mayoría de regiones y sectores se verá afectada negativamente.

Zonas protegidas

Así, señala que los ecosistemas y las zonas protegidas de toda Europa están sometidos a la presión del cambio climático y a otros factores de estrés, como el cambio en el uso del suelo. En el informe, se destaca que los impactos del cambio climático constituyen una amenaza para la biodiversidad terrestre y marina.

«Numerosas especies de animales y plantas están experimentando cambios en sus ciclos vitales y están migrando hacia el norte o hacia mayores altitudes, mientras que ciertas especies invasoras se han consolidado o han ampliado su área de distribución. Las especies marinas, incluidas las poblaciones de peces de importancia comercial, también están migrando hacia el norte. Estos cambios afectan a diversos servicios ecosistémicos y a sectores económicos como la agricultura, la silvicultura y la pesca», avisa.

Igualmente, apunta que los principales efectos del cambio climático en la salud están relacionados con fenómenos meteorológicos extremos, cambios en la distribución de enfermedades sensibles al clima y cambios en las condiciones ambientales y sociales.

400.000 millones en pérdidas desde 1980

Además, señala que los costes económicos del cambio climático pueden ser muy elevados. En este sentido, estima que los fenómenos extremos relacionados con el clima en los países miembros de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) representan más de 400.000 millones de euros de pérdidas económicas desde 1980.

Igualmente, señala que Europa también se ve afectada por los efectos del cambio climático que se producen fuera del continente y se asocian a repercusiones comerciales y en infraestructuras, riesgos geopolíticos y de seguridad y fenómenos migratorios.

«El cambio climático seguirá produciéndose durante los próximos decenios. La magnitud del cambio climático futuro y sus efectos dependerán de la eficacia de la aplicación de los acuerdos mundiales para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y, asimismo, de que garanticemos la aplicación de unas estrategias y políticas de adaptación adecuadas para reducir los riesgos aparejados a las condiciones climáticas extremas actuales y previstas», ha señalado el director ejecutivo de la Agencia, Hans Bruyninck.

Adaptación y lucha contra el calentamiento

Frente a esta situación, la Agencia considera que la integración de la adaptación al cambio climático en otras políticas está avanzando, aunque podría potenciarse aún más. Al mismo tiempo, considera que el desarrollo y el uso de los servicios de lucha contra el cambio climático y de adaptación a este están aumentando en Europa.

El informe es una evaluación basada en indicadores del cambio climático pasado y previsto y sus efectos en los ecosistemas y la sociedad. También analiza la vulnerabilidad de la sociedad frente a estos impactos, la formulación de políticas de adaptación y la base de conocimientos subyacente.

Ha sido elaborado por la AEMA en colaboración con el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud y tres centros temáticos europeos (ETC-CCA, ETC-BD y ETC-ICM).

Se trata del cuarto informe sobre Cambio climático, impactos y vulnerabilidad en Europa, el cual se publica cada cuatro años. Esta edición tiene como objetivo apoyar el proceso de ejecución y revisión de la Estrategia de Adaptación de la UE, de 2013, previsto para 2018, así como el desarrollo de estrategias y planes de adaptación nacionales y transnacionales.

FUENTE:  ABC.es ,  25 / 01 / 2017

LAS CIUDADES DEBERÍAN RESOLVER LOS PROBLEMAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO





El director ejecutivo de ONU Hábitat y exalcalde del Barcelona, Joan Clos, ha destacado la importancia de que las ciudades "cambien de paradigma" para resolver dos de los principales problemas que presentan: el cambio climático y la desigualdad.

“Los temas de medioambiente no están resueltos ni mucho menos, ni los temas de desigualdad social, de pérdida de accesibilidad a la vivienda, con la expulsión de la población con un menor bienestar hacia las periferias, que tienen un mayor grado de hacinamiento”, recalca Clos en una entrevista con Efe.
 
Tras treinta años de crecimiento de las desigualdades, las consecuencias son evidentes: disminución de las políticas de redistribución, centros urbanos que se vacían porque dejan de ser asequibles para buena parte de la población y un aumento de la brecha que segrega a los “barrios pobres” de los “barrios ricos”, entre otras.
 
Este aislamiento de unos grupos sociales de los otros “se ha vinculado últimamente al terrorismo”, advierte Clos, quien señala que hoy se ve con sorpresa las consecuencias de políticas adoptadas hace tiempo, que fomentan esta desigualdad social.
“¿Qué tiene que ver con un atentado terrorista con la disminución de las prestaciones? Si rascas, encuentras cuestiones que vinculan una cosa con la otra”, avisa.

Los ayuntamientos deben cambiar su marcha

Además, “los ayuntamientos tienen que cambiar la marcha, tienen que escalar un punto más en su involucramiento en el cambio climático (…) porque lo que han hecho hasta ahora, con el reciclaje por ejemplo, no es suficiente”, subraya Clos, quien apuesta por medidas “muy radicales”.
Defiende que las administraciones locales se conviertan “en operadores energéticos, tanto en producción como en distribución”, es decir, que generen energía de fuentes renovables y jueguen un papel activo.
 
Hasta ahora, las urbes son “grandes consumidoras de energía que, como están básicamente generada por combustibles fósiles, las convierten en grandes emisoras de gases”, recalca Clos, quien apunta a los problemas por contaminación que sufren ciudades como París, Barcelona o Madrid, que esta Navidad recurrió por vez primera a restricciones al tráfico.
 
FUENTE: EFE Verde , 25 / 01 / 2017

LA CASA BLANCA ELIMINA DE LA WEB LA PÁGINA SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO


El presidente de EEUU, Donald Trump durante la firma de dos órdenes ejecutivas.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, ha ordenado a la Agencia de Protección Ambiental que elimine la página sobre cambio climático de su sitio en Internet, según han señalado a Reuters dos empleados del departamento, en una nueva medida del republicano para borrar las iniciativas del ex mandatario Barack Obama.

Los empleados fueron informados por funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) de que el Gobierno ordenó al equipo de comunicaciones que retire la página sobre cambio climático del sitio web, que contiene enlaces a investigaciones científicas de todo el mundo sobre calentamiento global, al igual que datos sobre emisiones. Según las fuentes, la página podría ser retirada este mismo miércoles.

"Si el sitio web es eliminado, los años de trabajo que hemos realizado en cambio climático desaparecerán", ha lamentado un empleado de la EPA en declaraciones a Reuters, añadiendo que algunos de sus colegas están tratando de salvar parte de la información incluida en la página, para convencer al Gobierno de Trump de que mantenga parte de ella.

La orden se conoce en momentos en que el Gobierno de Trump ha tomado medidas para limitar el flujo de información de varias agencias gubernamentales que supervisan temas ambientales, con acciones que parecen diseñadas para reforzar el control y desalentar las opiniones disidentes.
 
La medida ha reforzado los temores de que Trump, quien duda del cambio climático, busque dejar de lado la investigación científica que muestra que las emisiones de dióxido de carbono por el uso de combustibles fósiles contribuye al calentamiento global, así como al personal de las agencias que realiza esa investigación.

FUENTE: La razón.es , 25 / 01 / 2017

miércoles, 25 de enero de 2017

FRANCOIS HOLLANDE CRITICÓ A DONAL TRUMP POR SU POSTURA FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO.



El presidente francés, François Hollande, durante su visita oficial a Colombia. Foto: AFP


El presidente estadounidense declaró repetidamente durante la campaña presidencial estadounidense que él retiraría a su país del acuerdo de París sobre el clima.
             
El presidente francés, François Hollande, criticó una vez más, aunque sin nombrarle, al nuevo mandatario estadounidense Donald Trump al explicar que no comprende que "algunos", sin duda "poco informados", puedan todavía preguntarse sobre la realidad del cambio climático.

En la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), "hicimos todo lo posible para que en París se firmara un acuerdo histórico. Acuerdo que ha sido ratificado por la mayoría de los países firmantes en un tiempo récord", recordó el presidente francés en Bogotá durante una declaración de prensa conjunta con su homólogo, Juan Manuel Santos.

"Desde que ese acuerdo se alcanzó, es decir, a finales del año 2015, no hemos tenido más que confirmaciones de constataciones de lo que podíamos esperar: sequías, El Niño, catástrofes (...) Ahora vengo de Chile, donde miles de hectáreas están quemándose. Hay por todo el mundo pruebas tangibles y no comprendo que algunos todavía puedan cuestionarse sobre la existencia del cambio climático", dijo Hollande.

"Sin duda siguen estando poco informados, pero me imagino que los datos científicos les serán comunicados. Cuanto antes, será mejor", añadió Hollande, quien llegó el domingo por la noche a Colombia para una visita oficial de dos días.
El mandatario francés aseguró además que debe velarse porque ese acuerdo "pueda ser implementado efectivamente a través de las contribuciones de cada uno de los países, de los financiamientos que se esperan, porque es esencial".

Trump declaró repetidamente durante la campaña presidencial estadounidense que él retiraría a su país del acuerdo de París sobre el clima, confirmado por más de 190 países, y en el que su antecesor Barack Obama jugó un papel decisivo.

El acuerdo de París "pasará a la historia", dijo por su parte Santos, al explicar que es "realmente un compromiso que si no lo cumplimos, el planeta entero va a ser víctima"

FUENTE: Noticias RCN,  AFP , 23 / enero / 2017

VOLVIERON LOS INCENDIOS EN LA ZONA DE LA PAMPA ARGENTINA.


Volvieron los incendios, el calor no da tregua y el alerta se elevó a naranja
La caída de rayos provocó nuevos incendios en La Pampa el sábado 21 de enero de 2017. (Cristina Acuña / Infohuella)

El intenso verano sigue dando muestras de su furia. Mientras volvieron los incendios a La Pampa, la ola de calor seguirá en buena parte del país. Es que el fuego renació el sábado en esa provincia y hasta esta noche se mantenía en cuatro focos, en tanto el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó temperaturas de hasta 40 grados para el norte de la Patagonia y el centro y norte del país hasta al menos el próximo fin de semana.

A mediados de diciembre y hasta la mitad de este mes, La Pampa ya había sufrido incendios que dejaron un millón de hectáreas quemadas. Por eso volvió el sobresalto cuando este último sábado, y debido a las tormentas eléctricas, se reinició el fuego en esa provincia. De todas maneras, de una treintena de focos ígneos bajó ayer a cuatro focos activos. "No hay evacuados y están trabajando los Bomberos, Defensa Civil de la provincia e integrantes del Plan Nacional Manejo del fuego", le dijo Clarín el subdirector de Defensa Civil de Bahía Blanca Damián Bollak.

Por estas circunstancias la provincia ya declaró el estado de desastre y emergencia agropecuaria. Y hoy buscaban controlar la situación en la zona de El Durazno, la zona Perú -por el oeste-, y en las rutas 154 y 35. La temperatura rondó en la provincia los 35° de térmica. "En El Durazno y en Rucanelo ya lo estaban cerrando, faltaba poco mientras que en el foco que estaba al límite con San Luis ya parecía controlado. En la zona Perú, en cambio, estaba activo. Pero como venía tormenta fuerte esperamos que nos ayude", contó Luis Clara, director de Defensa Civil.

Por otro lado el informe del SMN sostuvo que se esperan temperaturas mínimas que oscilarán entre 18 y 25 grados y máximas de entre 35 y 40 en el norte de la Patagonia y las provincias de La Pampa y Buenos Aires. "En el resto de las regiones las temperaturas mínimas se ubicarán entre los 24 y 29 grados y las temperaturas máximas entre 36 y 43 grados", advirtió el SMN en el parte sobre "altas temperaturas".

Asimismo, manifestó que "sobre el norte de la Patagonia y la costa de la provincia de Buenos Aires, se esperan disminuciones temporarias de temperatura durante este período". "Sobre el centro-este del país se prevé un descenso de temperatura hacia el miércoles 25 debido al pasaje de un frente frío", informó.

El informe, en referencia, al norte de la Patagonia y centro y norte del país, afirmó que "al menos hasta el final de la próxima semana se prevén temperaturas elevadas sobre el área de cobertura".

Al atardecer, el SMN elevó el alerta amarillo a naranja para la Ciudad de Buenos Aires y también para Rosario y alrededores. La continuidad de las altas temperaturas hace que el calor pueda afectar negativamente en la salud, por eso el cambio de color. El escalón más peligroso es cuando en esta tabla el naranja pasa a rojo. Ahora el efecto sobre la mortalidad es "moderado-alto".

FUENTE: Clarín, 22 / enero / 2017

MAURICIO MACRI INSISTE EN LA NECESIDAD DE INVERTIR EN ENERGÍAS RENOVABLES.




Mauricio Macri culpó al cambio climático por las "inundaciones y un alud"
Macri, Bergman y la gobernadora Bertone, de Tierra del Fuego, en un acto en la Rosada.


Para luchar "contra el cambio climático y lograr un desarrollo sustentable" el presidente Mauricio Macri anunció esta tarde la firma de 16 contratos para generar energías renovables por 818 megavatios.

La inversión para concretar esos proyectos de energías solar, eólica y biomasa ronda los US$ 1.300 millones. Pero además, culpó al cambio climático por los últimos problemas ambientales que sufrieron las provincias de La Pampa, Santa Fe, Buenos Aires y Jujuy.

El Presidente adjudicó las inundaciones, sequías y "un alud" (en referencia al desastre en Jujuy) que "sufren a diario los argentinos" a "haber descuidado el medio ambiente".
"En el país tenemos el sol del norte, que nos posibilita una gran potencia de energía solar, y los vientes del sur. Esperamos cuadruplicar la participación de las energías renovables, sobre el total", dijo Macri.

El objetivo es pasar del 2% de energías renovables, al 8%, hacia fines de 2018, a través de la incorporación de 2.400 nuevos megavatios, con una inversión de US$ 4.000 millones.
El anuncio de los 16 contratos para generar energías renovables lo hizo Macri, rodeado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los ministros de Energía y Medio Ambiente, Juan José Aranguren y Sergio Bergman, este último apuntado por los últimos incendios en La Pampa e inundaciones en Santa Fe y la provincia de Buenos Aires.

FUENTE:  Clarín , 23 / ENERO / 2017

lunes, 23 de enero de 2017

EL PLAN ENERGÉTICO DE TRUMP: "NEGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO Y APOSTAR POR EL PETRÓLEO NACIONAL".




Que el nuevo presidente de EEUU no cree en el cambio climático es vox populi tanto entre sus detractores como entre sus votantes. Durante la campaña, hizo gala de este agnosticismo alegando, incluso, que era un "engaño" de China y proponiendo la salida de su país del Acuerdo de París.

Si bien Trump se 'retractó' y admitió que había "algunas conexiones" entre este enorme problema y la acción del hombre, sus actuaciones desde que se supo electo demuestran que para él sigue siendo un mero cuento.

Para empezar, en diciembre eligió al fiscal general del estado de Oklahoma, Scott Pruitt, un escéptico confeso -como él- del cambio climático, para liderar la Agencia de Protección Medioambiental (EPA). Esta decisión desató todo tipo de reproches porque el propio Pruitt había criticado este organismo señalando que excedía los límites de la Constitución a la hora de fijar regulaciones medioambientales y que las medidas que adoptaba eran "innecesarias".

Asimismo, pocas horas después de que Trump asumiera su recién estrenado cargo, la web de la Casa Blanca eliminó todas las referencias al cambio climático y al calentamiento global que, hasta entonces, podían encontrarse en la plataforma.

Para rellenar ese vacío se publicó la guía oficial de la política energética de la era post-Obama. El "Plan Energético 'Estados Unidos Primero'" no detalla ninguna medida a implementar, pero marca las directrices sobre las que, seguramente, pivotarán las cuestiones de esta índole durante los próximos cuatro años.
  • Derogación de la Ley de Aguas de EEUU y del Plan de Acción Climático de su antecesor -que fija como objetivo primordial reducir las emisiones de dióxido de carbono mediante incentivos para la utilización de energías renovables o la conservación de los bosques, entre otras medias-. Trump quiere eliminar estas políticas "perjudiciales e innecesarias", una determinación que, según el documento, "será de gran ayuda para los trabajadores estadounidenses ya que permitirá subir sus salarios en más de 30.000 millones de dólares durante los próximos siete años".
  • Liberalización del sector y reducción de la dependencia de las importaciones de petróleo. Trump se propone así rebajar los costes energéticos y aprovechar al máximo los recursos nacionales ya que "una política coherente comienza por reconocer la enorme cantidad de reservas sin utilizar que hay en EEUU", valoradas, según apunta el escrito, en 50 billones de dólares. Se propone, por tanto, llevar a cabo una revolución del crudo, shale oil y gas natural 'made in USA' que traerá "empleo y prosperidad a millones de ciudadanos". La Administración Trump también se compromete a "revivir la industria del carbón" en el país.
  • No a la OPEP, sí a los países del golfo Pérsico. Siguiendo con la premisa anterior, el nuevo presidente de EEUU señala que "por motivos de seguridad nacional" habría de lograrse la independencia del "cártel de la OPEP" y de cualquier país hostil, si bien propone colaborar con los "aliados" del golfo Pérsico para desarrollar una relación positiva en el ámbito energético vinculada directamente con la "estrategia antiterrorista".
  • Protección del medio ambiente. El texto finaliza haciendo hincapié en que "es prioritario" que cualquier política que se precie vaya de la mano de la protección de la naturaleza y que, con esa finalidad en mente, se re-encauzarán los objetivos de la EPA para que su principal misión sea preservar "el aire y el agua limpios".
"Un mejor futuro depende de unas políticas energéticas que estimulen nuestra economía, garanticen nuestra seguridad y protejan nuestra salud, y con las de la Administración Trump, ese futuro puede convertirse en realidad", concluye el escrito.

FUENTE: Expansion , POR Sara H. Asenador ,  23 / 01 / 2017

LA PÁGINA WEB DE LA CASA BLANCA BORRA TODAS LAS REFERENCIAS AL CAMBIO CLIMÁTICO.


La página web de la Casa Blanca borra todas las referencias al cambio climático

Todas las referencias al calentamiento global y cambio climático fueron borradas del sitio web de la Casa Blanca, un acto que recuerda el riesgo ambiental que significa la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Según explica la cadena de noticias CBS News, los cambios ocurrieron alrededor del mediodía del viernes, justo cuando se realizaba el evento público donde Trump tomaba posesión de su nuevo cargo.
 En manos de Obama, la página oficial de la presidencia de Estados Unidos, WhiteHouse.gov, tenía una sección dedicada al cambio climático en la que se advertía que esta era “la amenaza más grande a nuestros niños, a nuestro planeta, ya las generaciones futuras". Además, en la sección se presentaban las distintas estrategias que estaba desarrollando la administración Obama para reducir la contaminación por carbono, impulsar la energía limpia, proteger los recursos naturales y, entre otras, cumplir con el Acuerdo de Paris. Información que se desvaneció con la llegada de Trump. El proyecto de Obama, que ahora sólo se puede encontrar en su nueva página web ObamaWhiteHouse.gov, fue reemplazado por la sección llamada “An America First Energy Plan” (Un Plan de Energía de América Primero), donde no aparece ningún lenguaje referente al cambio climático. “Durante demasiado tiempo hemos sido retenidos por regulaciones dispendiosas para nuestra industria de energía. El presidente Trump está comprometido a eliminar las políticas dañinas e innecesarias como el Plan de Acción para el Climas y las Aguas de Estados Unidos”, se puede leer en la nueva página.

Con estos datos, una vez más, Trump se posiciona como un negacionista del cambio climático. Hecho que no sólo se empezó a sentir por sus disparatadas declaraciones, como cuando escribió en Twitter “está helando y nevando en Nueva York. Necesitamos el calentamiento global”, sino al nombrar a Scott Pruitt, como director de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

Pruitt, antes de tener este nuevo cargo, llevo a cabo medidas para combatir, desde lo judicial, la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero. Sin embargo, al respecto de la nueva misión de la EPA la página web explica, “proteger el aire limpio y el agua limpia, conservar nuestros hábitats naturales y preservar nuestras reservas y recursos naturales seguirá siendo una alta prioridad. El Presidente Trump volverá a enfocar la EPA en su misión esencial de proteger nuestro aire y el agua".

FUENTE: El Espectador, 23 / ene / 2017

CHINA TIENDE LA MANO A TRUMP PARA LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO.




Pekín, 23 ene (EFE).- El Gobierno chino invitó hoy a la nueva Administración estadounidense encabezada por Donald Trump a seguir con la lucha contra el cambio climático y subrayó que todos los países deben actuar para frenarlo cumpliendo el Acuerdo de París.
 La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying tendió la mano al nuevo Ejecutivo estadounidense con el que, según aseguró en una rueda de prensa, Pekín tiene abiertos canales para "mantener el contacto" desde la elección de Trump.
"China está dispuesta a trabajar con todas las partes, incluyendo la nueva Administración de Estados Unidos, para continuar con el diálogo y la cooperación práctica sobre la cuestión del cambio climático", afirmó Hua.

La portavoz de Exteriores subrayó la importancia del Acuerdo de París, un "hito", dijo, que China tiene intención de implementar en sus políticas domésticas y que aspira a promocionar en la escena internacional.

"Es un logro que no ha sido fácil, todos los países deberían seguir la tendencia, aprovechar la oportunidad, adoptar acciones e implementar el acuerdo para el porvenir de las futuras generaciones", apuntó la portavoz china.

Hua insistió en la disposición de China a trabajar conjuntamente con Trump, a pesar las críticas del presidente estadounidense hacia el gigante asiático o de su acercamiento a Taiwán, y aseguró que su homólogo chino, Xi Jinping, le envió un mensaje de felicitación tras su investidura del viernes.

"Estamos listos para trabajar con la nueva Administración (de Estados Unidos) de una forma constructiva para solucionar nuestras diferencias y evitar que perturben las relaciones generales entre los dos países", señaló la portavoz.

Respecto a la política estadounidense hacia Taiwán, Hua confió en que Trump respete el principio de una sola China, por el que Washington reconoce a Pekín como único gobierno chino legítimo -negando las aspiraciones independentistas de Taiwán-, y en que trate "prudente y adecuadamente" sus relaciones con la isla.

El mandatario estadounidense manifestó en su discurso de investidura su intención de poner a Estados Unidos "primero" y, tras sus críticas de campaña y ya como presidente electo a las políticas del gigante asiático, algunos analistas especulan con que pueda desatarse una guerra comercial entre ambas potencias.

"Las guerras o confrontaciones comerciales no producirán ganadores, sólo dañarán los intereses de ambas y de todas las partes", vaticinó Hua, quien instó a Washington a resolver de forma conjunta con Pekín sus disputas o desacuerdos en materia comercial. EFE

sábado, 21 de enero de 2017

POR PRIMERA VEZ EEUU SE PLANTEA COMO COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO.






Por primera vez, consejeros científicos del Gobierno de Estados Unidos han recomendado al Congreso que financie investigaciones de geoingeniería para combatir el cambio climático.
El cambio de postura aparece en una hoja de ruta actualizada sobre la financiación federal de investigaciones climáticas publicada la semana pasada por el Programa Global de Investigaciones del Cambio Climático de Estados Unidos. Señala que estas investigaciones podrían proporcionar "ideas sobre la ciencia necesaria para entender posibles caminos para las intervenciones climáticas o la geoingeniería, y las posibles consecuencias de tales medidas, tanto intencionadas como no intencionadas".
Existen dos principales enfoques de geoingeniería contra el cambio climático. Uno consiste en extraer dióxido de carbono de la atmósfera para reducir su efecto invernadero, y el otro en aumentar la cantidad de luz solar que refleja la Tierra. La nueva hoja de ruta propone que ambos enfoques sean investigados.

La idea de utilizar técnicas creadas por el hombre para aliviar los efectos del cambio climático no es nueva. Pero aunque es popular entre muchos científicos, también resulta controvertida. Los escépticos advierten de que aplicar técnicas de geoingeniería a escala sería arriesgado porque nadie sabe cuáles podrían ser sus efectos.
En 2015, un informe de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos advirtió de que la geoingeniería solo podría compensar una parte del impacto de los gases de efecto invernadero, y de que también podría introducir sus propios problemas. Pero al mismo tiempo, pidió a los científicos que desarrollen experimentos con tecnologías de geoingeniería para determinar su eficacia. Ahora, parece ser, los consejeros científicos de la Casa Blanca se muestran de acuerdo.

Mientras tanto, la revista Science señala la preocupación de que la decisión de seguir adelante con la geoingeniería podría proporcionar una excusa a la administración Trump para evitar reducir las emisiones. Si podemos extraer CO2 de la atmósfera y reflejar la luz del Sol, según la teoría, ¿para qué íbamos dejar de quemar combustibles fósiles?
El nuevo informe es bastante claro respecto a eso. "La intervención climática no puede sustituir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la adaptación a los cambios climáticos que se produzcan", pero "algunos tipos de intervenciones podrían llegar a formar parte de un portfolio de herramientas para gestionar el cambio climático".

FUENTE: MIT, Technology Review , 20 / ene / 2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO REDUCIRÁ EL CRECIMIENTO DE LOS BOSQUES.






 El incremento de las temperaturas y la mayor duración e intensidad de las sequías que predicen los científicos para la península ibérica supondrá una reducción en el crecimiento de los bosques, según ha constatado una investigación liderada por el Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) en Huesca

En el estudio, publicado en la revista Global Change Biology, han participado también la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, la Complutense de Madrid, la de Columbia en Estados Unidos y el Instituto Federal Suizo de Investigaciones sobre el Bosque, la Nieve y el Paisaje.

Sus autores han analizado más de 4.000 árboles de 110 bosques del Pirineo y el Sistema Ibérico, constatando que los bosques situados más al sur, a menudo en sitios más secos y con especies predominantes como el pino albar y el abeto, pueden ser más vulnerables y crecer menos frente a las nuevas condiciones más secas y cálidas que han detectado los modelos climáticos. googletag.cmd.push(function() { googletag.display('Intext'); }); Habrá más procesos de decaimiento y mortalidad

"Los resultados sugieren que el incremento de periodos secos y el aumento de las temperaturas previstos para finales de siglo XXI disminuirán el crecimiento en muchos bosques ibéricos, que se verán sometidos a mayor falta de agua, lo que puede resultar en más procesos de decaimiento y mayor mortalidad", asegura Raúl Sánchez-Salguero, investigador del Instituto Pirenaico de Ecología.

Si, como indica este trabajo, tienden a aumentar estos procesos de mortalidad, "el carbono que los ecosistemas forestales retienen durante décadas será liberado de nuevo a la atmósfera", explica Jesús Julio Camarero, otro de los autores en este instituto. Los investigadores han empleado un modelo matemático que proyecta cómo cambiará la anchura de los anillos anuales de crecimiento de los árboles de cada bosque en función del clima.

De este modo, considerando varios escenarios de emisión de gases de efecto invernadero, han evaluado la vulnerabilidad de los bosques en respuesta a distintas proyecciones climáticas. En esa línea, en el escenario de mayor emisión de gases invernadero, que supone una tasa más elevada de calentamiento y mayor aridez, los bosques de abeto y de pino albar reducirían su crecimiento en un 11% y 16%, respectivamente, a partir del año 2050. Este estudio permitirá identificar, según los autores, en qué momento un bosque supera el límite de crecimiento mínimo, para poder abordar procesos de decaimiento forestal inducidos por el cambio climático.

FUENTE: 20 Minutos, Tierra Viva , 20 / ENE / 2017

CIENTÍFICOS PIDEN A TRUMP CAMBIAR POSTURA SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO.




Washington, 20 ene (PL) Los participantes en una reunión de la Unión Americana de Geofísica sobre cambio climático exhortaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a cambiar su postura ante dicho problema, publicó hoy el portal Huffington Post.
Collin Maessen, editor del Real Skeptic, preguntó a los climatólogos qué le dirían a Trump si pudiesen hablar con él y la mayoría aclaró que hay un acuerdo universal sobre cambio climático, idéntico para republicanos y demócratas.

En varias oportunidades el magnate afirmó que el calentamiento global era un fraude perpetrado por China para perjudicar la competitividad del país norteño en los mercados, y calificó de broma o engaño al cambio climático.

Tras el arribo al gobierno de políticos que niegan ese fenómeno, la comunidad científica estadounidense incrementó sus solicitudes de financiamiento y medidas para proteger el medio ambiente.
 
FUENTE: Prensa  Latina , 20 / ene / 2017

jueves, 19 de enero de 2017

COMO SE VE EL CAMBIO CLIMÁTICO DESDE LA BASE CARLINI, EN LA ANTÁRTIDA


Antartida770.jpg
La base argentina Carlini, visitada esta semana por la Canciller, Susana Malcorra


BASE CARLINI, Antártida - Más allá del frío o la ausencia de verde, el silencio es uno de los principales rasgos de la Antártida. Sin embargo, los estruendos del rompimiento de glaciares perturban cada vez más a los pobladores de la base argentina Carlini.

Debido al calentamiento global, el inmenso glaciar Fourcade sufre a diario desprendimientos de hielo que retumban como truenos y, tras cruzar el agua helada de la caleta que lo separa de Carlini, encallan en la playa de la base, delante de las narices de los científicos.
 
Frente al calentamiento promedio global menor a 1 grado, la Península Antártica es la región que más sufre el cambio climático, con un aumento de temperatura de 2,5 grados Celsius en 100 años, de acuerdo con el investigador Rodolfo Sánchez, director del Instituto Antártico Argentino (IAA).
 
El retroceso de los glaciares en la Península Antártica tiene graves consecuencias porque golpea a todo el ecosistema local -y finalmente global-, incluyendo especies como el elefante marino, el lobo marino, la foca y el pingüino.
 
El Fourcade, situado en la isla 25 de Mayo -en el norte de la Península Antártica-, retrocedió cerca de 500 metros en los últimos 25 años, dejando al desnudo oscuras porciones de piedra antes ocultas, que ahora son ocupadas por plantas o animales.
 
"Este retroceso glaciario en Caleta Potter -donde está el Fourcade- (...) altera la abundancia y diversidad de la fauna", explicó Sánchez arriba del buque ARA Malvinas Argentinas, en el que, tras tres horas de avión, llegó a la base para recorrer las instalaciones junto con la canciller argentina, Susana Malcorra, y periodistas.
 
Los "escombros" -como en Carlini llaman a los bloques de hielo- del Fourcade flotan en el mar y cubren de blanco casi toda la playa de la base argentina.
Al derretirse darán un paso más en la transformación de la flora y la fauna, ya que su agua modifica la salinidad de la caleta y arrastra sedimentos.
 
"El sedimento hace que haya menos penetración de la luz (en el agua) y esto afecta a las comunidades de macroalgas", dijo la bióloga Carolina Matula antes de mostrar las algas que cotidianamente llevan a su laboratorio los buzos que se sumergen en aguas con temperaturas bajo cero.
"El sedimento afecta también a los animales, en su fisiología y en su comportamiento. Solamente algunos organismos toleran esos ambientes que están perturbados", añadió.
 
Como consecuencia del cambio climático, científicos esperan que un inmenso iceberg se desprenda de la península tras el abrupto crecimiento de una grieta en el hielo antártico, lo que cambiaría el paisaje de la región.
 
Según el Servicio del Cambio Climático de Copérnico, un programa de la Unión Europea, el 2016 fue el año más caluroso del que haya registros.

¿Cambio de hábito?

Los científicos de la base Carlini, especializada en estudios sobre el cambio climático, han detectado cómo el plancton local se ve afectado por los cambios en el medio ambiente, disparando a su vez una serie de modificaciones en el resto de la cadena.
 
Organismos como el krill, del que se constataron amplias mortandades recientemente, son un alimento clave para los mamíferos marinos y para las aves autóctonas.
Pero el retroceso de los glaciares antárticos repercute además de otros modos sobre la fauna de la isla 25 de Mayo, también conocida como Rey Jorge.
 
Debido a los hábitos alimenticios y de reproducción de los elefantes marinos, que los obligan a realizar largas migraciones, el retroceso de los hielos en el oeste de la Península Antártica ha desembocado en una notoria disminución de los animales que llegan a la zona protegida cercana a la base.
 
"La colonia se redujo alrededor de un 30 por ciento desde 1995 a la actualidad", explicó Javier Negrete, investigador del IAA especializado en mamíferos marinos.
"No está claro si es que los animales están desapareciendo o bien se están reubicando", agregó Negrete.
 
Los pingüinos son otra especie que experimenta vertiginosos cambios. Especies como el emperador o el de Adelia sufren la merma del hielo marino, mientras que otras como el papúa -habituado a ambientes menos extremos- se han expandido hacia el sur de la Península Antártica.
 
Extrañamente, hace cinco años llegó a la región una pareja de pingüinos rey -originalmente de áreas más septentrionales- y tras varios intentos logró tener un pichón.
"Punta Stranger -en la isla 25 de Mayo- representa al día de hoy el sitio más austral en el cual se observa una pareja reproductiva de pingüino rey", destacó la bióloga Mariana Juáres, quien dijo que no está claro si esta presencia obedece a cambios poblacionales o ambientales.

Vida distinta

Con capacidad para 84 personas, Carlini es una de las 13 bases que Argentina tiene en la Antártida y es el mayor centro científico del país en el continente blanco.
La actividad de su laboratorio es clave porque ha hecho mediciones continuas a lo largo de 25 años, incluso durante los interminables inviernos en los que otras bases están cerradas.
 
Aunque la vida antártica es difícil, ninguno de los técnicos, científicos o militares que habitan la base -donde permanecen al menos por meses- mostró deseos de volver a Argentina.
Si las excepcionales vivencias cotidianas no alcanzan, la pizza y la música animan las noches de los sábados.
 
"Hay tantas experiencias todo el tiempo que uno no alcanza a extrañar. Sí extraño alimentos como los huevos o lácteos como la crema", dijo Julia Luna, una ingeniera en sistemas de 28 años que casi no vio nieve en el año que lleva en la base.
 
Para quienes visitan la Antártida desde hace décadas, el cambio en el clima es evidente.
"Yo empecé a venir acá en 1990. Prácticamente no llovía. Nevaba, pero no llovía. Ahora en verano llueve todo el tiempo", señaló Sánchez, el director del IAA
Aunque los cambios son evidentes, las repercusiones finales del calentamiento global en la Antártida son insospechadas.
 
"Los individuos que puedan se van a adaptar y los que no, darán lugar a otros. Estos cambios se encadenarán con otros cuyos alcances son difíciles de predecir", dijo el bioquímico Lucas Ruberto, jefe científico de la base.
 
FUENTE: El Economista, Argentina , 19 / enero / 2017

martes, 17 de enero de 2017

LOS CIENTÍFICOS BRITÁNICOS PRESIONAN A THERESA MAY PARA QUE CONVENZA A DONALD TRUMP DEL CAMBIO CLIMÁTICO


Los científicos británicos quieren que la premier persuada a Trump en el G-7 o G-20





Un centenar de científicos británicos han dirigido una carta a la premier Theresa May para que presione al presidente electo Donald Trump, acepte "la realidad" y pase a la acción ante la amenaza del cambio climático.

Trump se refirió al calentamiento global como "un cuento chino" durante la campaña y ha puesto a un escéptico del clima, Scott Pruitt al frente de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA). El líder republicano ha anticipado además severos recortes al presupuesto de la NASA para ciencias terrestres.

"Sabemos que Trump ha dado marcha atrás con su retórica, pero seguimos preocupados ante lo que pueda ocurrir", advierte el profesor Piers Forster, de la Universidad de Leeds, que encabeza la lista de científicos británicos.

"Lo que más nos preocupa es que sin los datos y el seguimiento del clima que hacen las instituciones norteamericanas, podemos quedarnos dando palos de ciego en un futuro próximo", advierte Forster.

La carta de los científicos británicos insta a Theresa May a que presione a Trump directamente o a través del G-7 o el G-20 para que acepte el Acuerdo de París y los compromisos adquiridos por la Administración Obama ante el cambio climático.

La comunidad científica británica extiende simultáneamente su apoyo a la Academia Nacional de Ciencias norteamericana (NSA) para "resistir cualquier intento de prevenir, interferir u obstaculizar la ciencia del cambio climático".

FUENTE: El Mundo, España, 16 / ene / 2017

COSTA RICA ES UN EJEMPLO EN LA UTILIZACIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES.

Costa Rica está dando una lección en el uso de energías renovables, debido a que 98% de la energía que utilizó en 2016 provino de fuentes no contaminantes.




Para el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, los efectos del cambio climático son demasiados obvios para ignorarlos.

En el marco de la apertura de la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dabi, Solís consideró que la gente y el sector privado participen de manera creativa y activa para crear conciencia ambiental e ir más allá de la visión convencionalista de la energía.

“Se tiene que garantizar que no se vuelvan a cometer los mismos errores del pasado con el objetivo de que ni siquiera los problemas políticos de los países cambien las metas “que nos hemos trazado en materia sostenible”, destacó.

Recordó que hace medio siglo que Costa Rica decidió escoger una vía de producción de electricidad basada en las energías renovables.

“Estamos en una época en la que muchos países se encuentran apostando por el cambio porque desean un mundo sostenible”, manifestó Solís.

Costa Rica está dando una lección en el uso de energías renovables, debido a que 98% de la energía que utilizó en 2016 provino de fuentes no contaminantes, según el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Los datos del ICE indican que en 2016 alcanzó el 98.2 % de energía renovable, proveniente de las hidroeléctricas (74.39 %), la geotermia (12.43 %), las plantas eólicas (10.65 %), la biomasa (0,73 %) y los paneles solares (0.01 %).

Solamente el 1.79 % de la generación de 2016 estuvo a cargo de las plantas térmicas que utilizan hidrocarburos.

  • FUENTE: Forbes México, 17 / ene / 2017