Páginas vistas en total

viernes, 29 de junio de 2012

CONCIENCIA AMBIENTAL – ALGO ESTÁ EMPEZANDO A CAMBIAR





Una de las actividades que contribuyen a disminuir las emisiones de CO2 (gas de efecto invernadero que produce el aumento de temperatura del planeta), es la recuperación de plásticos, y su reciclaje. 

Los plásticos, en general, son polímeros derivados del petróleo. Su biodegradabilidad es muy lenta (cientos de años), y su combustión genera CO2. Además en el proceso de producción de plásticos, se consumen  importantes cantidades de energía.

En la ciudad de Buenos Aires, precisamente en el cruce de la Avenida Figueroa Alcorta, y la calle Pampa, existe un puesto recolector de botellas de plástico usadas, las cuales serán usadas para reciclado (ver foto).

Es una buena señal, la cual indica, que la toma de conciencia de la sociedad sobre la necesidad de “administrar los residuos”, lentamente, está tomando cuerpo.

Por este tiempo que nos toca vivir, y por el futuro de las próximas generaciones, es muy importante seguir estos pasos, separando los residuos, lo cual permite su recuperación y reciclado. Además es también muy importante poder difundir estas prácticas en todos los niveles de la población.

La pequeña contribución de cada uno, hará que este despertar de una conciencia ambiental crezca de manera incontenible para bien de todos los ciudadanos.
                                               
                                              ¡¡¡ Adelante con tu contribución!!!



JUAN  JOSÉ  OLIVIERI  (Consultor e Investigador en Medio Ambiente).

Fotos: Juan Ignacio Olivieri

XXX Jornada Corresponsables analiza los retos de la economía verde tras Rio+20

El evento, celebrado el Auditorio del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Cataluña (Barcelona), ha reunido a más de 100 personas, según datos de la organización.

   Así, la inauguración del acto ha corrido a cargo de la directora general de Calidad Ambiental de la Generalitat de Cataluña, Assumpta Farran, quien ha manifestado que "Rio+20 no son sólo palabras". "Se ha h
echo mucho trabajo en los últimos 20 años, sobre todo en la lucha contra el cambio climático. Por ejemplo, la evolución del comercio de emisiones ha sido tremenda en España" ha indicado Farran, quien ha sentenciado que "para mejorar el medio ambiente es necesario hacer normativas que reclaman esfuerzos".

   A continuación, el director general de MediaResponsable y editor de Corresponsables, Marcos González, ha señalado que "la apuesta por la economía verde supone una ventaja competitiva clarísima y una oportunidad". "Prueba de ello es un estudio de la OIT, según el cual la transición hacia una economía verde podría generar entre 15 y 60 millones de empleos adicionales en el mundo durante las próximas dos décadas", ha destacado.

   Por su parte, la mesa de estrategias medioambientales, moderada por la jefa del Servicio de Calidad Ambiental de la Generalitat de Cataluña, María José Sàrrias, ha contado con la presencia de representantes de Eroski, Heineken, Ricoh España y Torraspapel que han coincido en destacar que ser respetuosos con el medio ambiente genera mejoras desde el punto de vista de la competitividad y que la credibilidad ambiental "no es una campaña de marketing, es una carrera de fondo".

   Tras la pausa café, el periodista ambiental, Jordi Bigues, ha moderado una mesa redonda de grupos de interés sobre los retos de la economía verde después de Rio+20, en la que han participado miembros de Aspapel, DNV Business Assurance, Ecoemprendedors, Eco-union, CECOT y la directora adjunta de la Xarxa de Custòdia del Territori.

   En este punto, Juan Andrés Salido, de DNV Business Assurance, ha diferenciado "aquellas empresas con un carácter innovador de aquellas otras cuyo compromiso medioambiental es mejorable". Salido ha añadido que en materia medioambiental "es hora de que se tome el relevo de la Administración Pública y la mejor manera de hacerlo es predicando con el ejemplo". Por su parte, el cofundador de Eco-union, Jérémie Fosse, "la sostenibilidad no solamente se tiene que medir a nivel local sino también globalmente y con un marco de regulación".

   Fosse ha valorado positivamente la Cumbre de Río+20 debido principalmente a la calidad de la información de la sociedad civil en materia ambiental y a la gran acogida de las ONG y su participación en el evento. En este sentido ha asegurado que "ya no se trata solo de los Gobiernos, sino que prácticamente son las ONG las organizaciones que podían entrar en todos sitios" mientras que el asesor de medio ambiente de CECOT, Jordi Costa, ha asegurado que "las pymes no tienen los recursos para dar visibilidad a sus acciones ambientales pero sí llevan a cabo iniciativas en este ámbito".

   En la clausura del acto han participado el director de la Oficina de Cambio Climático de la Generalitat de Cataluña, Salvador Samitier, y el gerente de Medio Ambiente y Servicios Urbanos del Ajuntament de Barcelona, Roman Llagostera.

   Respecto a Rio+20, Samitier ha apuntado que "las razones de los cambios de la historia proceden de cambios individuales y de pequeños colectivos. Sin embargo, el hecho de que estos grandes foros avancen lentamente, tampoco es una excusa para no actuar todos nosotros". "Todos debemos asumir nuestra parte de responsabilidad", ha aseverado.

   Por su parte, Llagostera ha apuntado que "el consistorio de Barcelona promueve la economía verde a través de su programa Ajuntament Més Sostenible". "Es un compromiso con la sostenibilidad económica, social y ambiental. Queremos actualizar el compromiso ciudadano respecto a la sostenibilidad".


FUENTE: ecoticias.com

CO2 en España

La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro, ha destacado la importancia del sistema europeo de comercio de derechos de emisión, como herramienta central en la política comunitaria de lucha contra el cambio climático, en la presentación hoy del estudio “Análisis de datos emisiones de CO2 en España”.

Sobre este sistema europeo, Susana Magro ha destacado también que actualmente  abarca bajo su ámbito de aplicación la industria de 30 países, lo que supone más de 11.000 plantas industriales.

En la presentación de este estudio, la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático ha anunciado que en España en 2011 las emisiones totales de los sectores sujetos al comercio de derechos d
e emisión han aumentado un 9,2% con respecto al 2010.

En concreto, el sector de generación eléctrica, responsable del 52,8% de las emisiones, ha registrado un aumento del 24,2%, fundamentalmente por un incremento del 88% en generación con carbón. Sin embargo, las emisiones del resto de tecnologías de generación térmica disminuyen.

Por lo que respecta a los sectores industriales, Susana Magro ha incidido en que  se ha observado una disminución global de las emisiones del 5,0%, pero con un comportamiento dispar, según el sector, con los mayores descensos en el cemento y ladrillos y tejas, seguidos por la siderurgia y la cal. Sin embargo, se han incrementado las emisiones en el refino o en el sector de azulejos y baldosas.

Magro ha recordado las novedades que se introducen en el régimen del comercio de emisiones en el periodo 2013-2020 para la consecución de un sistema eficiente, eficaz, robusto, sencillo en la medida de lo posible, armonizado y exento de distorsiones.

Al respecto de este futuro periodo del sistema, ha añadido que la Administración española, en los últimos meses, ha trabajado muy intensamente para que el comienzo de esta nueva etapa, con todas sus novedades, se produzca con normalidad y ha destacado que la semana pasada se remitió a la Comisión Europea la propuesta española de asignación gratuita para cada una de las instalaciones que tienen derecho a ella.


FUENTE: fundacionentorno.org

jueves, 28 de junio de 2012

Agua desalada a los regantes de Águilas


La planta desaladora de Águilas/Guadalentín, en Murcia, que se encuentra en fase de pruebas de funcionamiento desde el pasado mes de marzo, ha suministrado ya a los regantes de Águilas, Pulpí, Lorca y Puerto Lumbreras agua desalada, generada durante estas pruebas realizadas con los primeros bastidores de ósmosis inversa.

Se trata de un agua que cumple plenamente con todos los criterios de calidad exigibles según el diseño de la desaladora, según el Ministerio de Agricultura.
La planta, desarrollada por la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas, Acuamed, dependiente del Ministerio, está completando así las últimas fases de su construcción, por lo que podría entrar en fase de explotación a partir de este otoño.

En concreto, ha supuesto una inversión total de 238 millones de euros, de los que 47 han sido cofinanciados con Fondos Europeos.

Con motivo de la llegada de los primeros suministros de agua producto a la Balsa de Salinares, la Comunidad de Regantes de Águilas, futuros usuarios de la instalación, ha organizado este miércoles un acto al que han asistido el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas; al alcalde de Águilas, Bartolomé Hernández; y los concejales de Agricultura y Medio Ambiente de este ayuntamiento, Francisco Navarro y Isidro Carrasco, respectivamente.

Asimismo, han estado presentes el presidente de la Comunidad de Regantes de Águilas, Pedro Jiménez; el presidente de la Junta de Gobierno, Fernando Martínez; y el gerente, Pedro Gil.

Por parte de Acuamed, la subdirectora de Ingeniería y Construcción en la Cuenca del Segura, Gabriela Mañueco; y el subdirector de Explotación, Roberto López Campillo.

Desde la planta desaladora, ubicada en el polígono industrial de las Majadas, en Águilas, a la cota 38, se eleva el agua desalada a lo largo de una conducción de fundición dúctil de 700 mm de diámetro y 5 km de longitud hasta la balsa de Salinares, propiedad de la Comunidad de Regantes de Águilas, ubicada a la cota 260.

Desde la balsa de Salinares, la Comunidad de Regantes de Águilas distribuye el agua por gravedad atendiendo a las necesidades de regadío del municipio de Águilas.

En la primera etapa de las pruebas de funcionamiento ya se suministró agua desalada a los Regantes de Águilas en la balsa de la desaladora de la Comunidad, en esta ocasión por gravedad. 

En una fase más avanzada de las pruebas, se entregará agua desalada también en el paraje de la Fuente del Pobre en las instalaciones de la Comunidad de Regantes a la cota 285.

Está previsto que durante la fase de pruebas de funcionamiento se suministre a la comunidad de regantes de Águilas un total de 400.000 m3 de agua desalada de los que ya se han distribuido 200.000 m3 entre los regantes.

FUENTE: ecoticias.com

Economía sin carbón


Ecologistas en Acción advierte de las graves consecuencias medioambientales que tiene la generación eléctrica a partir del carbón y exige una reconversión de las cuencas mineras, de forma que cuanto antes se pueda prescindir de esta fuente energética. Las ayudas deben ir destinadas a desarrollar otro tipo de economía en dichas regiones, al margen del carbón y social y respetuosa con el medio ambiente, que de verdad dé a sus habitantes un futuro sostenible y una vida digna.

Pese a registrarse una menor demanda de electricidad en 2011 respecto al año anterior, la mayor producción a partir de carbón supuso un incremento de emisiones en generación eléctrica de 73 millones de toneladas, un 25% más que en 2010 [1]. Sólo este hecho contradice toda lógica en la lucha contra el cambio climático, el mayor problema ambiental causado por el ser humano, y que, de no actuar con urgencia, pondrá en jaque la vida en el planeta tal y como la conocemos.

Es urgente dejar de utilizar carbón, la fuente que más emisiones de gases de efecto invernadero genera, para producción de electricidad, comenzando por el carbón de importación, extraído muchas veces sin las mínimas garantías laborales, sociales ni ambientales, y siguiendo por el procedente de la minería a cielo abierto dentro y fuera de nuestras fronteras, la forma de minería que más impactos ambientales tiene y menos puestos de trabajo genera.

Ecologistas en Acción opina que es necesario garantizar el empleo en las cuencas mineras, pero que el planteamiento no puede ser el de seguir extrayendo el mineral para su uso como combustible, sino para el avance hacia un futuro sin carbón. Sostenible significa que las generaciones que nos sigan tengan al menos los mismos recursos y la misma calidad de vida, si no mejor, que la que tenemos en la actualidad. Sostenible significa respetar los límites de la naturaleza, de la cual depende el ser humano para su subsistencia. 

Sostenible implica mirar más allá de lo que ocurre en un territorio y considerar lo que está pasando en otros como consecuencia del cambio climático: estrés hídrico, descenso en la producción de las cosechas, aumento del nivel del mar, todos ellos factores que están afectando ya a millones de personas.

Ecologistas en Acción considera que es lícito defender el puesto de trabajo, y entendemos que en el contexto actual de recortes y de pérdida de derechos la organización y movilización de los mineros para defenderse de esta ofensiva resulta un estímulo para muchos sectores sociales que también están sufriendo fuertes recortes.

Pero por doloroso que sea, las actividades que destruyen la naturaleza y cercenan el futuro deben ser sustituidas por otras que contribuyan a una mayor salud social y medioambiental. 

Y para esa reconversión hace falta el dinero público que el Gobierno está malgastando en rescatar a los bancos. Un diner
o público que vaya destinado a una reconversión real de la actividad productiva de las cuencas mineras y permita tener una vida digna a sus habitantes. 

A pesar de las cuantiosas ayudas recibidas durante los últimos años este proceso de reconversión no se ha producido o en casos como en las provincias de León y Palencia han servido para impulsar la minería a cielo abierto, generando enormes impactos ambientales. 

Por todo ello, estas subvenciones deben ser objeto de una auditoría y que se depuren responsabilidades de su mal uso o gestión.

Actualmente, los recursos destinados al mantenimiento de esta industria obsoleta se detraen de la promoción de un sistema energético que debe estar basado en el ahorro, la eficiencia, y la promoción de las energías renovables, que además de generar independencia del exterior, son una fuente de riqueza y una apuesta de futuro. 

Además, las energías renovables generan más empleo por unidad de energía. En 2007, el sector de las renovables generaba 89.000 empleos directos [2], frente a 4.500 del carbón en 2010 [3]. 

Las continuas agresiones al sector de las renovables han supuesto, sin embargo, la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo, en una actividad puntera a nivel internacional, sostenible y de futuro.

En contraposición, el carbón genera grandes cantidades de emisiones de CO2. La tecnología de captura y almacenamiento de carbono, presentada como una solución al problema, es una tecnología inmadura y poco rentable. 

Pero su principal problema es que las pruebas que se han realizado no garantizan que el CO2 no se filtre y termine en la atmósfera. En definitiva no es más que el intento de una industria sin futuro de seguir en la senda de deterioro ambiental que ha conducido a la humanidad a sobrepasar los límites del planeta.

Ecologistas en Acción reclama el tránsito hacia un sistema energético racional, democrático y transparente, en el que además del carbón se elimine la energía nuclear, y que se base en las energías renovables, como paso intermedio hacia un futuro 100% renovable. 

Este sistema es técnica y económicamente viable, y genera autosuficiencia y empleo de calidad. 

La energía nuclear y el carbón, debido al exceso de potencia eléctrica instalada en España, pueden suprimirse ya del sistema eléctrico sin ningún problema técnico, pero esto no se hace por cuestiones políticas. 

Los intereses económicos ligados a la nuclear y al carbón frenan los intereses globales en materia energética y ambiental.

Carrera Universitaria en Renovables






















Grupo IMF ofrece el ÚNICO Máster oficial semipresencial en Energías Renovables para titulados universitarios, con metodología y materiales de alta calidad.

El Título Oficial está reconocido por el Ministerio de Educación e impartido por la prestigiosa Universidad San Pablo – CEU, ajustado al Plan Bolonia. Verificado por ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación). Posibilita la obtención de 60 créditos ECTS (European Credit Transfer System).

FUENTE: ecoticias.com

martes, 26 de junio de 2012

La falta de ambición y buenas palabras acaban con Río +20, la Cumbre de la Tierra


  • Se aprobo un documento 'de mínimos' que no convence a las ONG´s
  • Las organizaciones señalan que es un texto "vacío de compromisos"
  • Consideran que pasará a la historia por la falta de ambición y buenas palabras.
Uno de los centenares de activistas que se manifestaron contra la pasividad de los gobiernos en Río +20

Uno de los centenares de activistas que se manifestaron contra la pasividad de los gobiernos en Río +20AFP

La Cumbre sobre Desarrollo Sostenible Río+20, que se ha celebrado del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro (Brasil), ha finalizado con la aprobación de un documento ‘de mínimos’ que deja en evidencia las diferencias insalvables de los 193 Estados participantes en cuestiones medioambientales y sociales.

Todos los países han aprobado el documento El futuro que queremos, un texto “vacío de compromisos”, ante la decepción de organizaciones sociales y medioambientales, según publica SINC.

Para la mayoría de los líderes políticos, la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible ha sido “un paso importante en la dirección adecuada”, ha señalado Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Sin embargo, las ONG’s han subrayado que Río+20 pasará a la historia por “la falta de ambición de los gobiernos participantes y por sus buenas palabras, vacías de contenido”.

Río +20 pasará a la historia por la falta de ambición de los gobiernos y sus buenas palabras

De hecho, las organizaciones civiles han llamado a la cumbre Greenwashing+20, que hace referencia al "lavado de imagen medioambiental” de los países y al maquillaje verde carente de compromiso y de medidas reales para cambiar la situación del planeta”.

“En numerosas áreas hubiéramos deseado un resultado más ambicioso, como por ejemplo en el establecimiento de tiempos para la ejecución de los objetivos en las áreas prioritarias”, ha indicado Janez Poto¿nik, comisario europeo de medioambiente en representación de la Unión Europea y de todos sus Estados miembro.

Pero a pesar de las diferencias existentes entre los Estados y de la falta de compromisos en algunos aspectos, hubiera sido “un error salir de aquí con un mensaje pesimista”, ha apuntado Arias Cañete.

Para el ministro español, Río+20 ha reafirmado la importancia del desarrollo sostenible para la creación de empleo y el crecimiento económico.

“Se han conseguido cosas importantes, y el texto refleja aspectos que no debemos desdeñar”, ha subrayado el ministro, quien ha asegurado que esta conferencia “debe verse como un punto de partida”, al marcar el inicio de un proceso para aplicar mejor y de manera más eficiente las políticas de desarrollo sostenible.

Tímidos avances


Entre otros aspectos, se ha logrado un entendimiento común de lo que significa una “economía verde” en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

Ante la imposibilidad de crear la Organización Mundial del Medioambiente, se ha acordado una serie de funciones para la mejora del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que España preside en la actualidad.

Por otro lado, la cumbre ha permitido reafirmar numerosos compromisos en áreas concretas. Se ha aprobado, por ejemplo, el Marco Decenal de Programas sobre Producción y Consumo Sostenible, que define un marco general, antes inexistente, sobre un tema básico para el desarrollo sostenible.

Además, se ha avanzado en las negociaciones para poder desarrollar, bajo la Convención de la Ley del Mar, un instrumento de protección de biodiversidad marina más allá de la Jurisdicción Nacional.

¿Hacia un futuro sostenible?


“Lo único relevante de la Cumbre ha sido la importancia que por primera vez se ha concedido a los océanos”, ha explicado Ricardo Aguilar, director de Investigación de Oceana Europa.

No obstante, “no hay avances reales en creación de áreas marinas protegidas, donde solo se reiteran compromisos pasados, ni en la protección de los hábitats de alta mar, y el texto referente a la recuperación de los stocks pesqueros ya se acordó hace una década”, ha aclarado Aguilar.

Por su parte, Greenpeace ha lamentado que incluso antes de comenzar la cumbre, EE.UU., Venezuela, Rusia y Canadá formaran una alianza que acabó con la propuesta de lanzar un mandato para la protección de las aguas internacionales.

Otro de los objetivos de las ONG’s -poner fin a las subvenciones a los combustibles fósiles- tampoco se ha conseguido. Según Greenpeace, “los gobiernos presentes en Río+20 no han aprobado un nuevo párrafo que recuerde que el desarrollo sostenible solo será posible cuando se acaben las subsidios a las energías sucias y se apoyen decididamente las energías renovables”.

Fuente: rtve.es  (25.06.2012)

EL DESARROLLO SOSTENIBLE DESPUÉS DE RÍO + 20


La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) terminó con más sombras que luces. Los dos grandes temas de debate -la economía verde

Las delegaciones que han asistido a la Cumbre de la Tierra Río+20 han renovado compromisos pasados ​​y han acordado afrontar nuevos retos, pero no han dado forma definitiva a los instrumentos que deben ayudar a superarlos. Si bien no se ha retrocedido, los avances han sido limitados.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) terminó con más sombras que luces. Los dos grandes temas de debate -la economía verde y la reforma del marco institucional para el desarrollo sostenible- han recibido un impulso débil. Nada parecido a lo que se consiguió en la Cumbre de la Tierra de 1992 de dónde salieron acuerdos y tratados (Agenda 21, Convención sobre Diversidad Biológica, Convención Marco sobre el cambio climático) que marcaron las políticas públicas en todo el mundo durante las décadas siguientes.

Largo camino para la economía verde

La lucha contra la pobreza se ha destacado como uno de los principales retos de cara al futuro. Naciones Unidas ha reclamado a todos los países a responder al reto de hambre cero. Una de cada 5 personas del planeta viven en la extrema pobreza. Sin embargo, en Río+20 no se han llegado a establecer metas concretas que sirvan para dar continuidad a los Objetivos del Milenio, centrados en erradicar la pobreza, más allá del 2015. Cabe recordar que desde el Programa de Naciones Unidas del Medio Ambiente (PNUMA) se pidió que la cumbre dibujara objetivos cuantificables en todos los campos relacionados con la sostenibilidad.

La definición de unos Objetivos de Desarrollo Sostenible que integren las tres principales dimensiones de la sostenibilidad, la económica, la social y la ambiental, ha quedado pendiente.
La economía verde es para Naciones Unidas una herramienta fundamental para luchar contra la pobreza y a la vez conlleva beneficios ambientales, ya que implica una menor dependencia de los combustibles fósiles. Hay una conciencia generalizada de que hay que ir disminuyendo el apoyo económico a estos combustibles. Pero esto no se ha traducido en un plan para hacer efectivo este objetivo.

El compromiso de iniciar una transición universal hacia una economía verde no ha sido posible por varias razones. Primero, porque existen diferentes visiones en el escenario internacional sobre las implicaciones de este concepto. Algunos grupos se oponen por razones ideológicas: sostienen que es una estrategia más del capitalismo para imponer su modelo. Algunos países cercanos a los movimientos indigenistas y estos propios movimientos tampoco son favorables porque ven el dominio del Norte contra el Sur pobre. Los países en desarrollo representados por el G-77 no son contrarios, pero consideran que una transición hacia la economía verde pide una adaptación a cada contexto y una inyección de recursos económicos (unos 30 mil millones de dólares al año) que, en estos momentos de crisis, los países más ricos no están dispuestos a pagar.

Por otro lado, el cambio climático -favorecido por los combustibles fósiles- no ha sido objeto de mucha atención en Río+20. Este tema tiene una presencia mínima en el documento final. Sobre el cambio de modelo en producción y consumo sólo se ha llegado a la conclusión de que es "indispensable". No se ha trazado una hoja de ruta para llegar.


Reforma institucional a medias

En cuanto al cambio del marco institucional para mejorar la gobernanza mundial en el desarrollo sostenible, la Unión Europea lideraba la defensa de la creación de una Agencia de Naciones Unidas especializada y con presupuesto propio, pero los EE.UU. y Canadá se opusieron. De las principales opciones posibles - una nueva agencia de medio ambiente, un consejo dentro de las Naciones Unidas, como el Consejo Económico y Social, o el mismo PNUMA con un nuevo mandato reforzado- se ha elegido la última. Todas las opciones habían sido valoradas en un estudio previo por Naciones unidas.

De esta manera, el PNUMA incrementará su presupuesto; tendrá poderes para impulsar la investigación científica y para coordinar todas las estrategias ambientales a nivel global. También se ha acordado establecer un foro de alto nivel para coordinar el desarrollo sostenible, pero su forma concreta no ha sido definida. Este foro deberá sustituir a la actual Comisión para el Desarrollo Sostenible.

Otros objetivos que se han fijado son: detener la pérdida de biodiversidad; mantener y restaurar los niveles de las pesquerías en los océanos; seguir incrementando el acceso de las poblaciones al agua potable; hacer compatible el apoyo a la actividad minera con el impacto ambiental. Para conocer en detalle el grado de compromiso al que se llegó en cada tema, se puede consultar el contenido del documento final El futuro que queremos.


Causas del avance limitado

El avance limitado de Río+20 tiene su explicación de fondo en las diferencias entre los países y su explicación inmediata en las dificultades encontradas en las negociaciones previas a la conferencia.
De esta manera, en el tercer comité preparatorio Prepcom III -el último antes de la conferencia- se llegó a un nivel de consenso muy bajo sobre el contenido del borrador del documento final. Esto hizo peligrar el resultado final de la cumbre. Entonces, el presidente de la oficina por el proceso preparatorio de Río+20, John Ashe, pidió al país huésped, Brasil, que promoviera el consenso entre delegaciones. Brasil lo hizo elaborando un texto con los contenidos simplificados del cual se omitieron todos los párrafos que eran motivo de desacuerdo. La decisión afectó a aspectos clave, como los medios para implementar la economía verde.

Este documento rebajado fue el que entró a la conferencia causando una gran decepción entre los representantes de la sociedad civil, en especial entre los grupos ambientalistas. Estos colectivos denunciaron el uso una terminología poco concreta. Se referían sobre todo a la presencia de un gran número de verbos -como reconocer, entender o alentar- como ejemplo de vacuidad semántica y compromiso puramente retórico.

La prensa mundial también se mostró crítica con el texto y la más incisiva, como es el caso del diario The Guardian de Londres, subrayó la ausencia de medios de implementación que permitan llevar a cabo los acuerdos. Incluso El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, manifestó al inicio de la cumbre que esperaba "un documento más ambicioso" por parte de las delegaciones. Brasil, por su parte, lo valoró como "satisfactorio".

Los encuentros plenarios con las delegaciones, con el nombre de Looking at the way forward in Implementing the expected outcomes of the Conference, podían haber servido para hacer ganar amplitud y compromiso el texto de El futuro que queremos y superar sus limitaciones, pero no fue así. Paralelamente a los plenarios, las delegaciones discutieron los temas de la cumbre y el mismo texto del documento final en mesas redondas. Tampoco aquí hubo avances. Este documento recoge las posiciones más destacadas de estas reuniones.


Apuesta por el realismo

Naciones Unidas ha tenido que asumir este resultado final seguramente para evitar una derrota mayor. De todas formas, el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon dijo en la ceremonia de clausura de Río+20 que "Los discursos han terminado. Ahora empieza el trabajo", calificando la cumbre de "sólida plataforma sobre la cual se puede construir". En su parlamento, también pidió a las delegaciones que se basen en los compromisos asumidos durante la cumbre para conseguir la prosperidad económica, ambiental y social

El secretario general de Naciones Unidas también recordó que el esfuerzo no sólo corresponde a los gobiernos, sino que implica "a las empresas más grandes del mundo, a las organizaciones filantrópicas, y los jóvenes voluntarios que son parte de un creciente movimiento global para el cambio." En esta cumbre las delegaciones estatales han podido escuchar las recomendaciones hechas por los representantes de la sociedad civil. "Nuestro trabajo-subrayó Ban Ki-moon-es crear una masa crítica, un impulso irresistible y el camino es largo y difícil".


Medidas positivas

A pesar de la falta de grandes acuerdos estratégicos, Río +20 ha permitido adoptar una serie de medidas positivas de cara al desarrollo sostenible. Así, los grandes bancos de desarrollo del sistema de Naciones Unidas han acordado invertir 175.000 millones de dólares en transporte sostenible durante la próxima década.

Igualmente, se ha producido un elevado número de compromisos voluntarios por parte de diferentes actores (gobiernos, organismos de Naciones Unidas, grupos de la sociedad civil) con el objetivo de adoptar medidas concretas en diferentes campos de la sostenibilidad. En este contexto, Cataluña se ha comprometido con la generación de empleo dentro de la economía verde.

Aunque no es un producto de la cumbre, Ban Ki-moon divulgó la tarea que se está haciendo a nivel mundial a favor de la energía sostenible a través de la iniciativa Energía Sostenible para Todos.

Lanzada por Naciones Unidas en septiembre de 2011, reúne a gobiernos, empresas y grupos de la sociedad civil para hacer que los sistemas de energía del mundo sean más accesibles, eficientes y limpios. En estos momentos-según se anunció-hay 100 compromisos en este ámbito.

Después de Río+20 la prensa mundial ha recogido cientos de juicios sobre los resultados obtenidos. Una de las aportaciones más originales la constituye la de los analistas Frances G. Beinecke, Presidente del Natural Resources Defense Council, y Trip Van Noppen, Presidente de Earthjustice.

En un artículo en el New York Times afirman que "Sería equivocado valorar la cumbre como un fracaso". Los autores sostienen que ha servido para descubrir las limitaciones manifestadas por los poderes políticos y económicos, y para darse cuenta que corresponde a la ciudadanía tomar la iniciativa en el desarrollo sostenible. En este sentido califican la cumbre de "catalizador" y de "punto de partida".

Fuente:  http://www.sostenible.cat - ECOticias.com  (25-06-2012)

sábado, 23 de junio de 2012

CUMBRE RIO +20 "Seamos verdes, pero no hagamos suicidar a los países"


.
La militante ambientalista Marisa Atienza ofreció un balance pesimista de la cumbre del clima en Brasil. Política, economía e intereses cruzados obstaculizan el camino a la ecología.
La Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 celebrada en Brasil concluyó con grandes sombras y tenues luces. Las conclusiones negativas de ONG's y grupos ambientalistas sólo encontraron un tibio optimismo de parte del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki -moon, quien calificó el encuentro como un "éxito".
Marisa Atienza, preside nte del grupo ambientalista Green Cross Argentina y una de las oradoras en Río de Janeiro, no dudó en tildar las jornadas como un retroceso "dramático", sobre todo para las expectativas de los países menos desarrollados. "Pocas veces asistí a una reunión de este tipo tan desfavorable para las naciones del sur", se lamentó en diálogo con ámbito.com.
Su principal reproche es que la conferencia haya sido "usada como un intento de salida económica de los países del Norte. Se hizo una propuesta para implementar un mismo nivel de economía verde, en el que todos los países tienen que adaptar las mismas tecnologías de producción y transición energética, sin ninguna distinción".
El segundo paso de los países desarrollados, sostiene Atienza, es vender la tecnología a los de menos recursos. "Dicen que ti enen el capital para prestarnos y la tecnología, pero la alta probabilidad es que se transforme en una nueva deuda externa", explica. "La manera de presionar es la amenaza de imponer barreras arancelarias y restricciones al comercio por no producir de manera ecológica. Así, en lugar de salir de la pobreza, la situación va a generar un enfrentamiento entre Norte y Sur".
La ambientalista describe la situación como "descarnada" y la grafica con la exposición de un físico alemán "que planteó que los países en desarrollo debían olvidarse de alcanzar a los del Norte. Lo dijo sin anestesia, fue muy fuerte".
"Estos razonamientos repiten el modelo de los límites al crecimiento que permanecen desde los años '70, pero que se habían dejado un poco de lado. Esta conferencia fue un quiebre en ese sentido; como me dijo un colega: 'Estamos en Río menos 20' ".
Para la especialista, nuestro país "tiene que hacer una transición energética y de producción limpia pero paulatina. Si se le destinan demasiados recursos, habrá que sacarlos a otros sectores, como la inversión social y educación, y eso conspira contra la posibilidad de un desarrollo razonable. Por un tiempo habrá que convivir con las energías tradicionales".
Como están planteadas las cosas, los intereses de las potencias parecen impactar de frente con los de los países más pequeños. En el medio están los BRICs, el grupo de naciones que probablemente lideren el crecimiento mundial durante las próximas décadas. Son responsables de gran parte de la contaminación, pero a la vez intentan vender las tecnologías "verdes". Atienza es crítica con ellos y apunta en particular a Brasil, a quien señala como "uno de los principales responsables para que la conferencia no tuviera otro eje. Lideró la intención de bajar el tono a los objetivos del milenio y ratificó una visión economicista de las tecnologías verdes".
Lo paradójico es que para lograr un verdadero impacto favorable en la crisis mundial ambiental, debieran ser las potencias y los BRICs los que reduzcan sus emisiones contaminantes. "América Latina sólo aporta el 3% a nivel global", apuntó.
Más palabras que hechos
La cumbre, la mayor en la historia de la ONU, reunió durante 10 días a líderes y representantes de 191 países, y en el documento final subrayó la desertificación, el agotamiento de los recursos pesqueros, la contaminación, la deforestación, la extinción de miles de especies y el calentamiento climático como las principales amenazas al planeta."Renovamos nuestros compromisos con el desarrollo sostenible, para garantizar la promoción de un futuro económicamente, socialmente y ambientalmente sostenible para nuestro planeta y para presentes y futuras generaciones", citaba el borrador del texto final de 53 páginas. Palabras agradables frente a números fríos: a este ritmo se estima que para 2030 necesitaremos 50% más de alimentos, 45% más de energía y 30% más de agua.
Otra de las deudas pendientes de este encuentro será, una vez más, la falta de un compromiso económico cierto. Antes de comenzar, el Grupo de los 77 países en desarrollo (G77) más China reclamó un fondo de u$s 30.000 millones para poder cumplir con las metas socioambientales, pero con la crisis económica mundial de fondo finalmente nadie quiso hablar de cifras.
Para acallar las voces críticas, la ONU recordó q ue "el camino no se acaba en Río+20. De alguna manera, el camino empieza aquí". Pero en qué condiciones se encontrará el mundo para la próxima reunión dependerá de las estrategias a seguir. Para nuestra región, la especialista argentina recomienda estrategias prolongadas en el tiempo antes que decisiones basadas en el pánico.
"Algunas ONGs sostienen que hay que adoptar a cualquier precio la economía verde porque sino se acaba el planeta. Nosotros plantemos políticas de educación para no obligarnos a un esfuerzo económico fenomenal. Todos estamos de acuerdo en que hay que cuidar el planeta, en no contaminar, pero no tenemos que conducirnos a nuestro propio fracaso. Seamos verdes, pero no llevemos a los países al suicidio", concluyó Atienza.

Fuente:  Ambito.com ;  Por Carlos Pagura;  22-06-2012

viernes, 22 de junio de 2012

RIO + 20: UNA LARGA LISTA DE PROMESA


Río de Janeiro .- La cumbre Rio+20 culmina este viernes con una larga lista de promesas para avanzar hacia una "economía verde" que frene la degradación del medio ambiente y combata la pobreza, bajo el fuego de las críticas por falta de metas vinculantes y financiamiento.
La cumbre, la mayor en la historia de la ONU, reunió durante 10 días a líderes y representantes de 191 países 20 años después de la histórica Cumbre de la Tierra de 1992 en Rio, que tomó decisiones para combatir el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la desertificación.
El texto final fue saludado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, como un "muy buen documento, una visión sobre la cual podemos construir nuestros sueños".
Pero la sociedad civil, furiosa, denunció el "fracaso" y la falta de ambición de Rio+20.
El acuerdo final es "abstracto y no corresponde con la realidad", señaló Kumi Naidoo, de Greenpeace Internacional, uno de los 36 activistas que se reunió con Ban este viernes para entregarle un documento con críticas.
"Lo que vemos aquí no es el mundo que queremos, es un mundo en que las corporaciones contaminadoras y aquellos que destruyen el medio ambiente dominan", agregó.
El documento final que será adoptado por los líderes mundiales subraya las principales amenazas al planeta: desertificación, agotamiento de los recursos pesqueros, contaminación, deforestación, extinción de miles de especies y calentamiento climático, catalogado como "uno de los principales desafíos de nuestros tiempos".
Fuente: “La  Mañana”, Neuquén,  Argentina ;  22-06-2012


Río+20: logran acciones por U$S 523 mil millones
Representantes de los diferentes sectores dieron cuenta de los logros. Algunos criticaron la falta de acción de los jefes de estado.


·RÍO+20. Destacaron la importancia de recibir ayuda de sectores privados y ONG.

Representantes de las diferentes cumbres realizadas en Río+20 destacaron los compromisos logrados en esta cumbre de desarrollo sustentable.
“Altas expectativas se pusieron  los gobiernos, pero ello no pueden hacerlo solos. Se necesita la ayuda de los sectores privados y las ONG”, dijo Sha Zukang, secretario general de la cumbre.
Y destacó que entre todos los sectores se lograron compromisos en 629 acciones que representan 523 mil millones de dólares. “Hacer promesas es fácil, sostenerlas es los más difícil. Ahora empieza el trabajo duro”, confesó.
Sobre el descontento general que cosechó el acuerdo pronto a firmarse, Zukang agregó: “Nuestro trabajo es hacer a todos igualmente infelices, lo que significa que son igualmente felices. Esto es diplomacia”.
José Figueres, presidente de Costa Rica, a cargo de la ONG Guerra contra el Carbono mencionó que hasta 2020 aportarán mil millones de dólares para financiar la eficiencia en los edificios. “El 50 por ciento de las emisiones pueden reducirse ahora sin tratados entre gobiernos. Esto crea trabajo y oportunidades”, dijo.
Y señaló: “Los que le han fallado son los gobiernos, no las ONG ni los representantes de los empresas. El título del acuerdo (El futuro que queremos) es correcto, pero no es acorde al contenido”, sentenció.
Dos manifestantes disfrazados de periodista interrumpieron la conferencia y pidieron poesía e imaginación para salvar el mundo.
Desarrollo sustentable. Fu Chengyu, miembro de ONU Global Compact (agrupa a empresas) indicó que durante la cumbre se lograron más de 200 compromisos individuales o colectivos en el ámbito corporativo y 300 universidades y colegios de negocios incorporarán conceptos de desarrollo sustentable en sus currículas.
Desde el sector bancario se logró un compromiso de 80 entidades de Oriente que facilitarán 175 mil millones de dólares para transporte sustentable en países en desarrollo
Luego habló el alcalde de la ciudad de México, Marcelo Ebrard. “Las ciudades no tenemos tiempo porque nosotros tenemos el riesgo del cambio climático enfrente de nosotros. Allí se manifiestan primero”, dijo.
Y adelantó que en noviembre se presentarán los resultados de un compromiso entre 200 ciudades del mundo que este año lograron reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.
En las universidades. Antonio Freitas, de la Fundación Getulio Vargas, mencionó el compromiso de 250 instituciones universitarias privadas de incorporar en sus currículas el desarrollo sustentable. En Brasil los exámenes de ingreso tendrán preguntas sobre este tema.
“Los compromisos no son sólo de dinero. Se habla mucho de eso. Necesitamos más compromisos de los países y de las personas”, indicó.

Fuente: “La Voz, Ciudadanos ;  22-06-2012




Cumbre Rio+20 culmina con larga lista de promesas y bajo fuego de críticas
La cumbre Rio+20 culmina este viernes con una larga lista de promesas para avanzar hacia una "economía verde" que frene la degradación del medio ambiente y combata la pobreza, bajo el fuego de las críticas por falta de metas vinculantes y financiamiento.  (AFP).
"Renovamos nuestros compromisos con el desarrollo sostenible, para garantizar la promoción de un futuro económicamente, socialmente y ambientalmente sostenible para nuestro planeta y para presentes y futuras generaciones", dice el borrador del texto final de 53 páginas.

"Para 2030 necesitamos 50% más alimentos, 45% más energía y 30% más agua sólo para vivir como vivimos hoy", advirtió Ban durante la reunión. Para 2050, se estima que la población mundial será de 9.500 millones de personas.

El texto también lanza un proceso para adoptar Objetivos de Desarrollo Sostenible que midan los avances sociales y ambientales de los países, y que reemplazarían a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU cuando éstos expiren en 2015.

La declaración impulsa la transición hacia una "economía verde", un concepto promovido por los europeos pero criticado por varios países en desarrollo y activistas que temen que represente la mercantilización de la naturaleza y promueva el proteccionismo en detrimento de naciones pobres.

Finalmente, todas las delegaciones aprobaron la "economía verde" en una vaga definición que precisa que las soberanías nacionales serán respetadas.

El Grupo de los 77 países en desarrollo (G77) más China reclamó al inicio de la conferencia un fondo de 30.000 millones para poder cumplir con las metas socioambientales, pero en un contexto de crisis económica mundial, el texto final no define cifras.

En cuanto al Programa de Medio Ambiente de la ONU (PNUMA), que los europeos querían transformar en organización mundial, se decidió que por ahora sólo será fortalecido, como querían Brasil y Estados Unidos.
La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, lamentó el viernes que la defensa de los derechos reproductivos de la mujer --su derecho a decidir si tener o no hijos-- haya quedado fuera del texto final, un planteo también realizado por otras líderes como la anfitriona de la cumbre, Dilma Rousseff.

Clinton reemplazó en la cumbre al presidente Barack Obama, que no acudió a la cita, como tampoco la jefa de gobierno alemana, Angela Merkel, ni el británico David Cameron.

Los activistas afirman que la Cumbre de los Pueblos y la Cumpre Empresarial paralelos han sido los eventos más productivos de la conferencia Rio+20, con intercambio de experiencias y cientos de compromisos voluntarios anunciados por empresas para reducir sus emisiones de CO2.
Fuente: “La  Nación.com.py”,  22-06-2012


  • Cumbre Río+20: protestas contra la "economía verde"
Denuncias y protestas de varios países, indígenas y ecologistas contra la "economía verde" y enojo por la falta de resultados concretos para preservar el planeta dominaron el jueves la cumbre Rio+20, opacada en parte por la crisis política en Paraguay.


"Los países del norte se enriquecen en medio de una orgía depredadora y nos obligan a los países del sur a ser sus guardabosques pobres", denunció el presidente boliviano Evo Morales.
"Nos quieren crear mecanismos de intervención para monitorear y juzgar nuestras políticas nacionales (...) con excusas ambientalistas", lamentó.

La transición hacia una "economía verde" es parte de la declaración final de la cumbre Rio+20 que los líderes deben avalar este viernes, lo cual fue considerado una victoria por Europa.

"Los más poderosos son los que están depredando el planeta, consumiendo bienes ambientales, gratuitamente. Porque los que producimos los bienes ambientales somos los países en vías de desarrollo: Brasil, Ecuador, la selva amazónica", dijo a la AFP el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

"El problema no es técnico, es político. Mientras exista la relación de poder que existe en el planeta, va a ser muy difícil llegar a estos compromisos por parte de los grandes contaminadores", añadió.

En su discurso, Correa recordó que los países más ricos generan el 60% de las emisiones de CO2, mientras el 20% más pobre del planeta produce apenas 0,72% de dichos gases contaminantes.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, cuyo país fue el promotor de la adopción en el texto final de Objetivos de Desarrollo Sostenible a partir de 2015, indicó que el documento no será modificado por los líderes.
"Somos los primeros en lamentar que no hayamos podido avanzar más, pero si somos realistas y vemos los distintos intereses que se congregan en todos los países representados, sólo llegar a un consenso pone en marcha un proceso", afirmó.

Cientos de indígenas de todo el mundo que participan de la conferencia denunciaron en un documento entregado a la ONU que "la economía verde es un crimen de lesa humanidad y contra la Tierra".
"La economía verde es nada menos que capitalismo de la naturaleza (...) una economía basada en la destrucción del medio ambiente" y "la continuación del colonialismo que los pueblos indígenas y nuestra madre Tierra han resistido durante 520 años", expresaron.

Representantes de la sociedad civil, ecologistas y activistas de la lucha contra la pobreza manifestaron su furia ante el "fracaso" y "la ausencia de compromiso" de la Rio+20.
Daniel Mittler, de Greenpeace, catalogó el resultado de Rio+20 de "desastroso", expresó su "decepción" y su "cólera", al tiempo que estimó que "el fracaso de Rio+20 dará a las personas más energía para movilizarse y luchar por el planeta".

"Vimos en esta conferencia un liderazgo fuerte de las ONG, del sector privado, de las comunidades locales", pero "nada de la conferencia", subrayó Lasse Gustavsson, del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF), que dijo estar "desesperado" porque los gobiernos no tienen conciencia de cuán enfermo está el planeta.

Greenpeace anunció que el ex Beatle Paul McCartney, la actriz Penélope Cruz y el director de cine Robert Redford se unieron a una campaña lanzada este jueves para crear un "santuario mundial" en torno al Polo Norte.
Sus firmas están entre las 100 primeras del millón que la ONG pretende juntar y colocar en el lecho marino del punto más al norte del planeta. La reducción del hielo ártico a raíz del calentamiento del planeta ha provocado tensiones sobre rutas marinas y acceso al lecho marino, que se sospecha es rico en hidrocarburos y minerales.
             
  
Fuente: “ El Observador Global”,  22-06-2012
 http://observadorglobal.com/cumbre-rio-20-protestas-contra-la-economia-verde-n48775.html    

Compilación de artículos:   Juan José Olivieri