Páginas vistas en total

jueves, 30 de enero de 2014

EL CAMBIO CLIMÁTICO NOS PASA FACTURA.






Mientras en unos países se congelan, en otros mueren de calor.
Desde hace algunos años es común despertar con titulares o noticieros que anuncian las consecuencias y los efectos del cambio climático producto del calentamiento global.
Los efectos del calentamiento global ha dejado de ser temas de ciencia ficción o de ambientalistas extremos y se están convirtiendo, cada vez con más incidencia, en una realidad alarmante para el mundo.
Según un estudio revelado por la National Geographic, se espera que el nivel de los mares aumente entre 18 y 59 centímetros al final de este siglo y si los polos continúan derritiéndose, podrían aumentar entre 10 y 20 centímetros adicionales. También es probable que los huracanes y otras tormentas se hagan más fuertes.
y las sequías se harán más frecuentes. Habrá menos agua dulce disponible. Algunas enfermedades se extenderán, como la malaria llevada por los mosquitos.
Además los ecosistemas cambiarán y muchas especies de animales y plantas, podrían extinguirse. Eso sumado a las dificultades -como sequías, escasez de aguas, incendios, lluvias, olas de frío o de calor extremo e inundaciones severas- que traerá para todos los habitantes del planeta.
Mientras en unos países se congelan, en otros mueren de calor.
Desde hace algunos años es común despertar con titulares o noticieros que anuncian las consecuencias y los efectos del cambio climático producto del calentamiento global.
Los efectos del calentamiento global ha dejado de ser temas de ciencia ficción o de ambientalistas extremos y se están convirtiendo, cada vez con más incidencia, en una realidad alarmante para el mundo.
Según un estudio revelado por la National Geographic, se espera que el nivel de los mares aumente entre 18 y 59 centímetros al final de este siglo y si los polos continúan derritiéndose, podrían aumentar entre 10 y 20 centímetros adicionales. También es probable que los huracanes y otras tormentas se hagan más fuertes.
y las sequías se harán más frecuentes. Habrá menos agua dulce disponible. Algunas enfermedades se extenderán, como la malaria llevada por los mosquitos.
Además los ecosistemas cambiarán y muchas especies de animales y plantas, podrían extinguirse. Eso sumado a las dificultades -como sequías, escasez de aguas, incendios, lluvias, olas de frío o de calor extremo e inundaciones severas- que traerá para todos los habitantes del planeta.
Rusia
El pasado lunes 20 de enero Rusia amaneció con tres soles en la ciudad de Kazán y al día siguiente se presentó el mismo fenómeno en la ciudad de Samara. Los expertos dijeron que este hecho, aunque extraordinario, es un efecto visual por las bajas temperaturas, de hasta 24 grados bajo cero, que se han sentido por la fuerte ola de frío.
Las cataratas congeladas
Por la segunda ola de frío polar en América del Norte, que en Estados unidos dejo más de 20 muertos, se volvieron a congelar a las famosas Cataratas del Niágara. Las temperaturas de esta zona han descendido hasta los menos 30 grados centígrados. El fenómeno del congelamiento ocurrió tras el paso del la tormenta Hércules que con sus fuertes nevadas, batió récords de frío y afectó a más de 150 millones de personas.
Australia
Hace unas semanas el tenista francés Tsonga mostró al mundo cómo se podían freír unos huevos en plena cancha de juego donde se disputaba el Abierto de Tenis de Australia, debido a las altas temperaturas que se vivían allí. Hasta 40 grados centígrados se ha experimentado en algunas ciudades australianas y numerosos incendios forestales han ocurrido en las zonas montañosas, ante la situación, los bomberos se mantienen enconstante alerta mientras persista esta agobiante ola de calor.
Argentina
Una calurosa navidad recibieron los porteños y todos los habitantes de la zona centro y norte del país tras las altas temperaturas que se empezaron a registrar a mediados de Diciembre del año pasado, cuando las temperaturas empezaron a oscilar entre los 38 y los 44 ºC. Ésta fue la ola de calor más larga registrada en la historia de ese país. “Despertarse con 45ºC de sensación térmica a las 6 de la mañana y soportar esa temperatura hasta que baja el sol a las 8pm se está convirtiendo en una tortura china. Cada verano se vive con más intensidad, y los cortes de luz y agua agravan las cosas en barrios que han llegado a tener hasta 30 días sin ambos servicios, provocando manifestaciones en los barrios porteños”. Comentó a LaTarde Alex Trujillo, un habitante de Cartago, Valle, que reside en Buenos Aires desde hace 3 años.
Colombia
Según informes del Instituto de Estudios Ambientales y Meteorológicos (IDEAM), de los 19 picos nevados que tenia el país, hoy en día, solo quedan 10.

Los nevados de Sumapaz, Puracé, Sotará, Galeras, Chiles, Cisne, Quindío, Pan de Azúcar y Cumbal han desaparecido a causa del calentamiento global y, a este ritmo, se estima que en menos de 30 años los picos nevados desaparezcan en su totalidad en Colombia.
: ¿Aun estamos a tiempo para contribuir con nuestro planeta? ¡Si!
- Comprando bombillos que ahorran hasta un 75% de energía.

- Desconecta cargadores y aparatos electrónicos mientras no los utilicemos.

- Disminuir en lo mayor posible el uso de aires acondicionados y calefactores.

- Comprar autos con bajo consumo de combustible y de poca emisión de dióxido de carbono por Km.

- Reciclar. Procurar darle más de 2 usos al papel, al vidrio y al aluminio.

- Respetar los bosques y los parques naturales. 
FUENTE: latarde.com, 27/ 01/ 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario