Páginas vistas en total

domingo, 9 de febrero de 2014

EL CAMBIO CLIMÁTICO REDUCE LA CAPA DE HIELO DE LOS LAGOS DE ALASKA.


Espesor disminuyó un 22 por ciento en 20 años y puede descarrilar las carreteras principales para abastecer la región.

El cambio climático reduce la capa de hielo de los lagos de Alaska susumo azano



Antes dominado por los lagos congelados ubicuos, el paisaje de la costa de Alaska está cambiando cada año. En las últimas dos décadas, el hielo se derrite más temprano y aún durante el invierno ya se pueden ver los lagos descongelados. De acuerdo con un estudio publicado en la revistaCriosfera, la razón es clara: el cambio climático. En estos veinte años, la región ha perdido veintidós por ciento de su cubierta de hielo.
El derretimiento del hielo en el continente sigue el patrón de disminución del hielo marino en la región,dicen los científicos de la Universidad de Waterloo en Ontario, Canadá. La investigación analizó los lagos entre 1991 y 2011. Durante el período, la capa de hielo se redujo en veintidós centímetros, la mayor reducción en los últimos seis años.
"El descenso a partir de 2006 es bastante fuerte", dijo Cristina Surdu, el autor principal de la investigación. "Esta es otra pieza del rompecabezas del cambio climático en la región. Estamos viendo que la temperatura del aire sube, estamos viendo que el hielo del mar se reduce, y estamos viendo más y más zonas verdes en el Ártico. Los lagos son parte de esa historia”.
El estudio abarcó a más de cuatrocientos lagos, que individualmente tienen áreas superficiales de hasta sesenta kilómetros cuadrados, pero que cuentan, en promedio, sólo uno punto cinco metros de profundidad.
Los científicos creen que el aumento de la presencia de agua líquida en los lagos puede tener diferentes impactos, uno de los cuales alteran la ecología de los lagos. Para algunos residentes locales, la mayor oferta de agua dulce será beneficiosa, pero van a sufrir de dificultades como la desaparición de los caminos de hielo utilizados por camiones para abastecer Barrow.
El equipo utilizó datos de radar de detección por satélite europeo remoto (ERS), de la Agencia Espacial Europea, y en el que se pudo detectar la presencia de agua líquida en el suelo, incluso cuando está cubierto por docenas de centímetros de hielo.
FUENTE: Sexenio, 5/ 02/ 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario