Páginas vistas en total

miércoles, 14 de mayo de 2014

EL CAMBIO CLIMÁTICO AMENAZA LA EXISTENCIA DE LA POBLACIÓN DE LAS ISLAS GILBERT



La población de las Islas Gilbert, en el océano Pacífico, está en riesgo de desaparecer por causas climatológicas, según el informe presentado hoy por la Fundación Barbier-Mueller, dedicada a investigar sobre culturas y pueblos desconocidos o en peligro.
Los cerca de 94.000 habitantes de este pequeño archipiélago de atolones de la Micronesia oriental corren un "riesgo grave" de perder su tierra de aquí a 2050 debido "al calentamiento global", alertó la investigadora francesa Guigone Camus, autora del estudio.
"Se trata de la primera población en la historia de la humanidad que puede desaparecer por razones relacionadas con el clima, en concreto por la subida del nivel del mar", precisó Camus, doctoranda en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París.
Camus pasó en 2011 cerca de siete meses en las Islas Gilbert, pertenecientes a la República de Kiribati, periodo que dedicó a investigar las costumbres y la organización de este pueblo "prácticamente desconocido", así como a advertir del riesgo al que está expuesto.
"Los cambios radicales a los que se enfrenta el archipiélago obligarán a sus habitantes a un desplazamiento masivo que pondrá en peligro todo su cultura y tradición", subrayó.
La investigadora, que presentó su informe en una mesa redonda celebrada en el museo parisino Quai Branly, aseguró que "en unas décadas" la temperatura en esa zona del Pacífico aumentará entre 4 y 5 grados, lo que se traducirá una crecida del nivel del mar de 90 centímetros.
La mayoría de islas habitadas que integran el archipiélago son atolones (pequeños islotes de coral en forma de anillo con una laguna de agua dulce en medio), cuya "planitud", dijo, propiciará las inundaciones.
Camus afirmó que sus habitantes son "plenamente conscientes" de la situación, sobre todo en Tabiteuea, isla principal que hace las veces de "centro administrativo".
"Hay gran inquietud y desde las islas más grandes parten expediciones de nativos a avisar de la nueva situación a las poblaciones de las más pequeñas y de difícil acceso", puntualizó.
Descendiente del pueblo de Samoa, cuyos habitantes llegaron por primera vez al archipiélago hace más de mil años, la población de esas islas cuenta con una gran tradición oral, "testimonio de una sociedad sutil y compleja", resumió Camus.

La investigadora viajó al Pacífico avalada por la Fundación cultural Museo Barbier-Mueller, institución que apadrina este tipo de proyectos y que tiene como objetivo el estudio de poblaciones que nunca han sido visitadas por etnólogos, antropólogos o historiadores.
FUENTE: terra, 13/ mayo/ 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario