Páginas vistas en total

sábado, 25 de octubre de 2014

UE AVANZA HACIA UN ACUERDO EN CAMBIO CLIMÁTICO.

Un borrador con las conclusiones de la cumbre indica que “todos los Estados miembros participarán en el esfuerzo, equilibrando justicia y solidaridad” entre los Estados miembros.






28 MANDATARIOS ESTÁN REUNIDOS EN BRUSELAS
Bruselas, Bel. Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) avanzaban en la conclusión de un ambicioso plan de acción sobre el clima que colocaría al bloque en la punta del combate contra el cambio climático.
A este punto central de la cumbre se añade la lucha contra la epidemia de ébola y una reunión de los líderes de la zona euro que discutirán sobre cómo robustecer el cada vez más flojo crecimiento económico, que hace que una nueva recesión amenace al bloque.
El paquete para el clima y la energía es el más complejo que tendrán los mandatarios sobre la mesa. La Comisión Europea presentó uno de los proyectos más ambiciosos a nivel mundial, aunque insuficiente para las organizaciones ambientalistas, y se busca un acuerdo para que el bloque presente un frente unido en la conferencia del clima de París del 2015.
El acuerdo supone, según los últimos avances de las negociaciones, 40% de reducción de gases con efecto invernadero en relación a los niveles de 1990, con objetivos obligatorios por país; 27% de energía producida con fuentes renovables, ponderado a nivel europeo, y 27% de ahorro energético como objetivo. Estas metas deben alcanzarse para el 2030.
Un borrador con las conclusiones de la cumbre indica que “todos los Estados miembros participarán en el esfuerzo, equilibrando justicia y solidaridad” entre los Estados miembros.
En suma, repartir los esfuerzos para alcanzar los objetivos.
Pero repartir los esfuerzos es el principal punto de bloqueo. A los últimos países en incorporarse a la UE dependientes de las fuentes de energía fósiles, con Polonia en primer lugar, se les pide modernizar su producción de electricidad, por lo que reclaman compensaciones.
España y Portugal no ven con reticencia los objetivos, pero en contrapartida quieren dejar de ser una “isla” energética y conectar su sistema eléctrico al resto de Europa para colocar su excedente de producción eléctrica, incluida la producida por renovables.
Piden para esto objetivos de interconexión obligatorios que suponen importantes inversiones. El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, advirtió que “Portugal no podrá suscribir las conclusiones” si la Península Ibérica continúa siendo una “isla energética”.
El principal escollo para Portugal y España es Francia, que se niega a incorporar los excedentes ibéricos en su red de distribución, en donde domina la energía nuclear.
“Las negociaciones no van a ser fáciles, y no puedo decir si tendremos un resultado”, dijo la canciller alemana Angela Merkel.
Tras más de cinco horas de debates a puertas cerradas, los mandatarios habrían cerrado 95% del paquete.
FUENTE: El Economista, AFP, 25 / oct / 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario