Páginas vistas en total

domingo, 14 de febrero de 2016

LA RAPIDEZ DEL CAMBIO CLIMÁTICO ACTUAL CAMBIA EL PAISAJE CONSTANTEMENTE

El Instituto Pirenaico de Ecología estudia el efecto que en la masa vegetal provoca el cambio climático, que para su vicedirector, Daniel Gómez García, no es un proceso excepcional porque "en el universo y en la naturaleza el cambio es constante y normal, aunque lo novedoso y llamativo es la velocidad en la que están sucediendo estos cambios".


El rápido cambio climático actual cambia el paisaje constantemente


El vicedirector del IPE, perteneciente al CSIC y ubicado en la localidad de Jaca, Daniel Gómez García, habló con EFE para explicar cuáles son las consecuencias del cambio climático sobre las especies vegetales.

Estos cambios se han producido a lo largo de la historia desde hace millones y cientos de miles de años, señaló el investigador. “Incluso los bosques como tal migran porque desaparecen a consecuencia de un cambio en el clima y se instalan otros tipos de bosques”.
“En la península Ibérica ha habido migraciones de bosques, y los que vemos ahora, por ejemplo los hayedos, que parece que han estado toda la vida, en realidad tienen solo unos pocos miles de años”.
Galanthus nivalis o perforanieves. Foto M. Maza
Galanthus nivalis o perforanieves. Foto M. Maza

Cuando en la alta montaña llegaron las glaciaciones, las bajas temperaturas provocaron que la vegetación que había desapareciera, así que “la vegetación que se puede ver ahora en la alta montaña es muy reciente, con solo unos pocos miles de años y llegó a Europa cuando esos hielos se retiraron”.

Plantas invasoras, un peligro para las establecidas

Por otro lado, a escala más reciente se observa cómo en pocos años la actividad humana, que ha removido las zonas más bajas, ha promovido la llegada de especies de otros continentes, “son las plantas que llamamos introducidas o xerófitas que en algunos casos se vuelven invasoras y son un peligro porque amenazan a las que hay aquí establecidas”, indicó el investigador.

Ese es uno de los aspectos que predice el científico que puede suceder como consecuencia del cambio climático, que plantas de otras regiones que están adaptadas a ambientes más cálidos o más secos y que hasta ahora no podían vivir aquí, sin embargo, lleguen a instalarse y se expandan en detrimento de otras especies que tenemos.
Esto es lo que ocurre en las partes más altas de las montañas, que llegan a los Pirineos “porque resisten la nieve y el frío, y si esa nieve y ese frío disminuyen, las que están más abajo y que ahora no pueden subir porque no aguantan subirán y se desplazarán, y las que estaban en su lugar podrían llegar a desaparecer”, aseveró el científico.
Silene acaulis o Silene de alta montaña. Foto J. Vicente ferrández
Silene acaulis o Silene de alta montaña. Foto J. Vicente ferrández

Como consecuencia de esta situación, el escenario que se prevé con el cambio climático es que haya una reducción de los hábitats de plantas adaptadas a ambientes más fríos y más húmedos.

Cambio climático y cambio de usos de territorio

Además, existe una dificultad para los investigadores a la hora estudiar con precisión y pronosticar qué cambios va a haber porque el cambio climático se está solapando con el cambio de usos del territorio, “creemos que se superponen”, subrayó Daniel Gómez.
Saxifraga oppositifolia o Saxifraga de hojas opuestas. Foto M. Maza
Saxifraga oppositifolia o Saxifraga de hojas opuestas. Foto M. Maza
También en los Pirineos se encuentra el Observatorio de Cambio Climático (OPCC), organismo que tiene su sede en el Instituto de Ecología y está fomentando la investigación precisamente para intentar saber qué consecuencias tienen estos cambios en los recursos hídricos, en la atmósfera y la biodiversidad.
Otros factores son indirectos, por ejemplo, si una planta depende para producir semillas de la polinización, también dependerá del ciclo del insecto que puede ser modificado por efecto del aumento de temperatura.

Debido a todos estas circunstancias se desarrolla más vegetación de tipo arbustivo que retiene y acumula mucha más agua y deja menos agua libre para las fuentes y para los ríos, con lo que hay una disminución de recursos hídricos que también incide sobre la vegetación.

Pero, sobre todo, quiso dejar claro Daniel Gómez “el cambio de clima en la naturaleza es habitual y, ahora, simplemente, lo que nos sorprende es su velocidad y que los efectos son complejos porque hay muchas interacciones entre ellos, pero seguimos estudiando”.

FUENTE:  EFE  VERDE,  12 / FEB  / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario