Páginas vistas en total

viernes, 12 de febrero de 2016

SECTOR AGROPECUARIO, PRINCIPAL AFECTADO CON EL CAMBIO CLIMÁTICO.





Fenómenos del Niño y la Niña, han traído retos demostrando, que muchos productores no tienen capacidad de manejar el riesgo, y adaptarse a las fluctuaciones y catástrofes.
El cambio climático, ya tiene impactos significativos, en el sector agropecuario del país, responsable de más de una décima parte del Producto Interno Bruto, y fuente de empleo para más de una quinta parte de la población.

Los análisis indican, que dentro de algunos años, se presentarán aumentos significativos en la temperatura, las lluvias serán más erráticas, y aumentará prevalencia de plagas y enfermedades, con las múltiples implicaciones socioeconómicas que esas situaciones traerán.
Los entes encargados, deben priorizar la adaptación, invirtiendo en evaluaciones regionales, investigación y desarrollo, y transferencia de tecnologías, para que los productores del campo, se capaciten en su uso, y puedan afrontar los desafíos ambientales.

En los últimos 10 años, las variaciones climáticas relacionadas con los fenómenos del Niño y la Niña, han traído retos a la agricultura y la ganadería, demostrando que muchos productores no tienen capacidad de manejar el riesgo, y adaptarse a las fluctuaciones y catástrofes.

Su presencia. El cambio climático redunda, en degradación del suelo y pérdida de materia orgánica, inundaciones en las costas, pérdidas de nichos para frutales, cacao y banano, entre otros productos, entre otros aspectos, por lo que hay que tomar precauciones. La mayoría de las áreas cultivadas son impactadas, y las siembras perennes sufren más, marcando fuertemente al sector agropecuario.
Sus efectos tienen mayor impacto, en los productores de escasos recursos y de pequeña escala, quienes generan la mayoría de los alimentos del país. Los ganaderos se afectan, por el aumento del calor, las tierras degradadas, la escasez de alimento para animales, debido a la disminución del pasto y plantas resistentes, y falta de agua.

Actualmente se padece el Fenómeno del Niño, para muchos, el más fuerte de la historia, hasta el momento, siendo la región Caribe, la más impactada. Una de las más graves muestras, que se derivan de la fuerte sequía, es el decaimiento de las fuentes hídricas. Varios ríos, presentan niveles, que superan los mínimos históricos.

El evento, aún se extenderá por varias semanas. De allí las alertas que se emiten. El Minagricultura, los gremios y autoridades, han concebido planes de mitigación, mediante los cuales se le proporcionan a los productores, recomendaciones clave. El Reportero del Campo, ha buscado sugerencias de varios especialistas ligados al sector.

FUENTE:  El Heraldo, 12 / feb / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario