Páginas vistas en total

jueves, 2 de agosto de 2012

Instalaron el primer medidor de ozono atmosférico de sudamérica

Ozono
Expertos argentinos del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas (CITEFA) inauguraron oficialmente hoy en esta ciudad un novedoso dispositivo destinado a realizar mediciones en la capa de ozono, para que sean analizados por la comunidad científica internacional.
La presentación se llevó a cabo esta tarde en la base militar de Río Gallegos, a donde acudió una distinguida comitiva encabezada por el ministro de Defensa de la Nación, José Pampuro, el gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo, y representantes de más de diez asociaciones científicas argentinas, japonesas y francesas.
CITEFA, que depende del ministerio de Defensa, desarrolló un laboratorio móvil dentro de un container con elementos aportados por la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional, entre otras, que permite analizar con dos potentes láseres la cantidad de ozono que hay en la atmósfera.
Durante el breve acto de inauguración, los científicos, en medio del frío polar y de la llovizna que invitaba a quedarse adentro, se mostraron orgullosos de la instalación “que llevó 11 años de intensa labor y colaboración con expertos de todo el mundo”, según dijo Eduardo Quel, coordinador del proyecto junto con el CONICET.
El “Lidar de Ozono Estratégico de la Argentina”, o plan SOLAR, por sus siglas en ingles, “no funciona en Río Gallegos por capricho, sino porque el agujero de ozono se encuentra en los polos y porque es la ciudad sureña con más noches despejadas de la región”, continuó Quel, titular además del Centro de Investigaciones en Láseres y Aplicaciones (CEILAP), que depende de CITEFA.
El container fue aportado por una empresa francesa, está preparado para soportar temperaturas antárticas, y en su laboratorio interior está instalado el Lidar.
Guillermo Sevilla, titular de CITEFA, explicó durante la recorrida que “en síntesis, el lidar tiene dos láseres muy potentes que son lanzados a la atmósfera, y, al rebotar en las partículas de ozono, vuelven a la base”.
Dentro del laboratorio, que está dividido en tres salas con computadoras y otros sistemas sofisticados de medición, se encuentran cuatro grandes telescopios que captan la luz de rebote “y la transforman en ondas eléctricas, por lo cual, al decodificarse, podemos analizarlas”, agregó Quel.
Si bien el Lidar ya estaba instalado desde hace varios meses en la localidad bonaerense de Villa Martelli, recién el 10 de junio fue llevado a Río Gallegos, en donde se realizarán pruebas de funcionamiento.
Los expertos aseguraron que el laboratorio es uno de los 12 que se desarrollaron en todo el mundo y el único que funcionará en Sudamérica, en tanto, informaron que tiene un costo de 1.5 millones de dólares.
“También -explicaron los científicos- el laboratorio permite detectar la presencia de aerosoles”, partículas de distintos orígenes, tanto naturales como artificiales, que pueden causar daños en la salud humana.
Durante las primeras mediciones, “se detectó en la atmósfera de Buenos Aires y alrededores, una fuerte contaminación aerosólica”, aseguró Quel.
Las mediciones permitieron descubrir que esa contaminación proviene de lugar como Mendoza, Tucumán o desde Brasil, “en particular las provenientes del norte son producto de la quema de biomasa”, indica uno de los informes preliminares.
Además, otro de los instrumentos instalados en la base mide la radiación ultravioleta emitida por el sol, que permitirá comprobar aumentos tras el ensanchamiento del agujero de ozono, cuyo periodo de apertura comienza en agosto, mes en que comenzarán las pruebas sistemáticas.
El ozono, un gas perjudicial para el hombre, actúa sin embargo en la atmósfera como “filtro” de la radiación solar, por lo que su deterioro produce un llegada más intensiva de rayos del sol hacia la tierra, y como consecuencia, el calentamiento global.
José Pampuro, por su parte, no restó palabras en la inauguración, se mostró optimista “con el rol científico de la fuerza aérea”, y aseguró que duplicará el año próximo el presupuesto de las Fuerzas Armadas para este tipo de acciones.
Durante la presentación estuvieron presentes además, el jefe de la Fuerza Aérea, Eduardo Schiaffino, el jefe de Estado Mayor Conjunto, Jorge Chevalier, y científicos y colaboradores del proyecto.
FUENTE: eco21.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario