Páginas vistas en total

lunes, 17 de septiembre de 2012

EL CALENTAMIENTO GLOBAL AFECTA SEVERAMENTE LOS ARRECIFES DE CORAL


Una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero podrían salvar dos tercios de los arrecifes de coral, siempre que los corales puedan adaptarse rápidamente al cambio, según un estudio publicado en 'Nature Climate Change'. De lo contrario, todos los arrecifes de coral se enfrentarán a una degradación severa.

Los arrecifes de coral son el hogar de casi una cuarta parte de las especies de los océanos, y proporcionan protección del litoral, atraen el turismo y favorecen la pesca en todo el mundo. El calentamiento global y la acidificación de los océanos, ambos impulsados por las emisiones humanas de CO2, representan una gran amenaza para estos ecosistemas.

"Nuestros hallazgos muestran que, bajo los supuestos actuales sobre la sensibilidad térmica, los arrecifes de coral podrían dejar de ser importantes ecosistemas costeros si la temperatura media global excede los 2 grados Celsius por encima del nivel pre-industrial", afirma la autora principal Katja Frieler, del Instituto de Investigación de Potsdam para el Impacto Climático (en Alemania).

Frieler apunta que "cerca del 70% de los corales se habrán degradado en el año 2030, incluso en un escenario ambicioso de mitigación". Así, el umbral para proteger al menos la mitad de los arrecifes de coral de todo el mundo se estima en un aumento de la temperatura menor de 1,5 grados Celsius.

Esta investigación es el primer estudio mundial amplio sobre la decoloración de los corales en expresar los resultados en términos de temperatura; y en él han participado científicos de Potsdam, la Universidad de British Columbia, en Canadá y las universidades de Melbourne y Queensland, en Australia.

Para proyectar el estrés por calor acumulado en 2.160 comunidades de arrecifes en todo el mundo, los expertos utilizaron un amplio conjunto de 19 modelos climáticos globales. Mediante la aplicación de los diferentes escenarios de emisiones, se pudo simular un total de más de 32.000 años.

Los corales obtienen la mayor parte de su energía, así como su color, de una estrecha relación simbiótica con un tipo especial de microalgas. La simbiosis vital entre el coral y las algas pueden romperse cuando éstas están estresadas por la temperatura del agua caliente, por lo que el coral se 'blanquea', o palidece. Aunque los corales pueden sobrevivir a esto, si el estrés por calor persiste el tiempo suficiente, los corales pueden morir en masa.

Respecto a una posible aclimatación o adaptación de los corales al estrés térmico, el coautor Ove Hoegh-Guldberg, biólogo marino de la Universidad de Queensland, señala que "los corales no lo tienen fácil para poder evolucionar rápidamente. Al poseer largos ciclos de vida y bajos niveles de diversidad - debido al hecho de que pueden reproducirse por clonación - los corales no son como las moscas de la fruta, que pueden evolucionar mucho más rápido".

FUENTE: MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario