Páginas vistas en total

jueves, 13 de septiembre de 2012

LA FERTILIZACIÓN FRENA LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN EL ARROZ.


A la charla sobre cambio climático en el cultivo del arroz asistieron los ingenieros agrónomos de la región.

En el caso del cultivo de este cereal las dificultades tienen que ver principalmente con el aumento del nivel de gas carbónico en la atmósfera y el incremento en la temperatura.
La producción de arroz puede ser afectada por los efectos de cambio climático por el incremento del CO2 y el aumento de la temperatura. Sin embargo, hay una forma de contrarrestar estas dificultades que ya se sienten en el país: la fertilización.
De acuerdo con la ingeniera agrónoma Amparo Medina Torres, con maestría en Fisiología de Cultivos (Universidad Nacional), el cambio climático hoy en día se considera que es una realidad. “En Colombia hay evidencias y una de ellas más notables es, por ejemplo, la desaparición de ocho nieves perpetuas en el país y un incremento que se nota en la temperatura, así como la incidencia cada vez más fuerte de sequías o de periodos lluviosos que causan inundaciones”.
En el caso del cultivo del arroz se cree que esos efectos, que pueden afectar negativamente el cultivo, se relacionan principalmente con el aumento del nivel de gas carbónico en la atmósfera y el incremento en la temperatura.

CO2 y temperatura

“Sobre el CO2 digamos que las plantas, a través de la fotosíntesis incorporan gas carbónico. En algunos modelos, los científicos que estudian este tema han encontrado que el crecimiento de la planta podría ser mayor, pero no necesariamente la producción debido a que si se incrementa la temperatura se afecta la fecundidad, es decir que hay incremento en la esterilidad de las espiguillas”, sostuvo.
Añadió que aunque la planta crezca más por efecto de la temperatura, habrá mayor vaneamiento de los granos.
La gerente técnica de la Multinacional Yara en Colombia, Ecuador y Perú, indicó que básicamente la nutrición es una herramienta para ayudar a mitigar esos efectos en este cultivo que es el segundo en importancia para los campesinos del Huila, departamento que tiene los más altos rendimientos.
Durante una charla técnica que se llevó a cabo con el apoyo de los molinos Florhuila, ROA y Yara, Medina Torres compartió con ingenieros agrónomos del Departamento que la nutrición es una herramienta para ayudar a mitigar esos efectos.

Importancia del nitrógeno
“En el caso específico del Nitrógeno, este es un elemento clave porque tiene dos puntos de vista importantes: es el nutriente que más causa impacto ambiental y esto nos obliga cada día a ser más eficientes en el uso de ese elemento; y a su vez es el elemento que más influye en la productividad del arroz”, afirmó.
Agregó que entonces no se puede dejar de aplicar porque no habría una buena producción, pero tampoco es prudente utilizar demasiado porque el impacto ambiental sería fuerte.
“El reto hoy en día es lograr las dosis, los niveles, las formas de aplicación, las formas químicas del elemento y los tipos de fertilizantes más adecuados, para aplicar nitrógeno en las dosis más exactas posibles. Es necesario hacer un balance con los demás elementos, lo que nos garantizará de alguna manera que las plantas serán más resistentes, más productivas, tolerarán mejor el estrés, entre otras cosas”, dijo.
Para la experta en Fisiología de Cultivos, esta conferencia fue un llamado para que tanto los ingenieros agrónomos como los agricultores preparen planes de contingencia para los eventos que pueden venir como consecuencia del cambio climático.
“En el corto plazo se está hablando de la entrada del fenómeno de El Niño, es decir que disminuirán las lluvias, habrá escasez de agua y esto nos hace pensar en la necesidad de elaborar planes de contingencia, es decir, planear cómo vamos a sembrar el cultivo, en qué fechas, qué podemos hacer si de pronto en algún momento hay estrés por falta de agua, cómo podemos preparar la planta para que el efecto sea menos catastrófico de lo esperado”, dijo.
Reiteró que es un llamado de atención para que los que están metidos en el tema de la producción empiecen a pensar cómo enfrentar los fenómenos ambientales y empiecen a considerar cómo pueden seguir produciendo sin afectar tanto los rendimientos.

Arroz en el área Andina

Para la agrónoma Amparo Medina Torres, desde el punto de vista estricto de los rendimientos el país está quedado con respecto a Perú. En ese país las producciones son mayores, con menos fertilizantes. “Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un país en donde el ciclo de cultivo es más largo, la planta puede acumular más materia seca y por lo tanto tener más grano, pero también se trabajan en suelos más fértiles y condiciones ambientales más adecuadas para el arroz”.
En el caso de Ecuador también se pueden tener cuestiones similares pero también se observa que en general las cantidades de fertilizantes aplicados son menores para obtener los mismos rendimientos.
“En Ecuador los suelos arroceros son bastante fértiles e inclusive hay áreas que tienen alta salinidad entonces la condición es un poco diferente, pero sí nos falta a nosotros aumentar los rendimientos y ser más eficientes en el uso de fertilizantes en general”, agregó.
Sobre el arroz en el Huila, reconoció que es un cultivo muy importante para la región. “Aquí se produce buen arroz, tenemos suelos que son algo favorables para el cultivo, buena disponibilidad de agua, pero tenemos que mejorar todas las prácticas para subir los rendimientos”.
“Los investigadores y desde mi propia experiencia, consideramos que haciendo todas las prácticas de cultivo en los momentos adecuados y de la manera óptima se pueden subir rendimientos sin necesidad de estar todo el tiempo cambiando de variedades o incrementando el uso de insumos”, concluyó.
FUENTE: FAUSTO MANRIQUE
Diario del Huila, Neiva. Colombia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario