Páginas vistas en total

lunes, 31 de diciembre de 2012

MÉXICO. POR EL CAMBIO CLIMÁTICO, CRECEN PROBLEMAS DE SALUD.






México. La salud pública enfrenta grandes problemas por el cambio climático. Las estadísticas indican incremento de casos de dengue, enfermedades diarreicas agudas, golpes de calor y paludismo, indica la Quinta comunicación nacional ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. 


  • El documento elaborado por 12 secretarías indica que si bien las campañas de prevención de diversas enfermedades relacionadas con el clima han rendido frutos, la tendencia de algunas afecciones entre los sectores más vulnerables va en aumento.

    Explica que la población tiende a congregarse en grandes núcleos urbanos, lo cual puede provocar que brotes de algunas enfermedades lleguen a ser epidemias. Ejemplifica que el dengue es una enfermedad que se ha manifestado de forma importante y diversos estudios muestran que el número de afectados ha crecido de menos de mil casos, a finales del siglo pasado, a más de 100 mil en los años recientes.

    Detalla que este padecimiento ha aparecido en ciudades como Cuernavaca y Guadalajara. "Tal crecimiento exponencial en el número de casos hace prioritaria la intervención de las autoridades del sector salud mediante esquemas que incluyan las predicciones del tiempo y el clima para definir programas de nebulización, de comunicación de alertas, de aprovisionamiento en hospitales, así como de capacitación entre especialistas y población en general".

    El aumento de temperatura y humedad en la atmósfera por efecto del cambio climático favorece un incremento en los casos de dengue, indica. Es así que la tendencia que se ha dado durante la última década en estos factores "parece estar relacionada con el crecimiento del número de casos".

    El dengue se transmite por un mosquito que se ha adaptado a vivir cerca de áreas habitadas por humanos. Se propaga en condiciones de climas húmedos y cálidos; dado que la tendencia del clima en México es el incremento en las temperaturas y la humedad atmosférica, el potencial de ocurrencia de esta epidemia aumenta. En los años recientes, el número de casos creció rápidamente, sobre todo en zonas bajas (a menos de mil 500 metros sobre el nivel del mar) y cercanas al mar.

    El informe agrega que los efectos de eventos climáticos y meteorológicos extremos muestran una tendencia al incremento de problemas de salud por efectos del cambio climático, un ejemplo son las ondas de calor. "México es un país en donde las temperaturas máximas pueden alcanzar valores tan altos como en los lugares más cálidos del mundo. Ya no es extraño que las temperaturas máximas en diversas partes del norte del país alcancen los 40 grados centígrados o más".

    Precisa que en algunas zonas del norte, la población se ve afectada severamente por golpe de calor, principalmente en algunos distritos de riego, donde la humedad, resultado de la irrigación, lleva los índices de confort a niveles de peligro y peligro extremo. Puntualiza que en Mexicali, Baja California, las ondas de calor han provocado pérdida de vidas humanas, debido a que se alcanzan valores de temperatura aparente que corresponden a peligro extremo. Entre las ciudades más calurosas están Hermosillo, Sonora, y Mérida, Yucatán.
  • Fuente: La Jornada,  28/ 12/ 2012 

1 comentario:

  1. Algo que invita a re-analizar y re-pensar la problemática...


    http://en.wikipedia.org/wiki/File:PDO_Pattern.png

    http://en.wikipedia.org/wiki/Atlantic_multidecadal_oscillation

    http://en.wikipedia.org/wiki/Pacific_decadal_oscillation

    ResponderEliminar