Páginas vistas en total

lunes, 10 de marzo de 2014

EL CALENTAMIENTO GLOBAL, ¿QUE ESTAMOS HACIENDO PARA REVERTIRLO?


El calentamiento global ¿qué estamos haciendo para revertirlo?

Hoy en día la humanidad está sufriendo un impacto y una de sus peores amenazas que jamás se había visto. Esta situación concierne a toda la sociedad y es sobre el cambio que está tiendo la Tierra en todos sus ámbitos ecológicos.

El cambio climático es una realidad que día con día se hace más evidente, ahí está el creciente poder de los huracanes, las inundaciones, los inusuales deshielos polares, sólo por citar algunas de las manifestaciones más visibles.

Evidentemente, el calentamiento global es el fenómeno observado en las medidas de la temperatura que muestra en promedio un aumento en la temperatura de la atmósfera terrestre y de los océanos en las últimas décadas. Uno de los efectos que producen ciertamente estos fenómenos es llamado el “efecto invernadero”.

El efecto invernadero se puede definir como al fenómeno mediante el cual algunos gases existentes en la troposfera (capa que está en contacto con la superficie de la tierra), como el dióxido de carbono, vapor de agua, metano, óxido nitroso y algunos compuestos halogenados, mantienen parte de las radiaciones de baja frecuencia que son enviadas hacia el exterior por parte de la superficie terrestre.

Estos gases retienen el calor dentro de la atmósfera. La teoría según los expertos, aunado al aumento de la contaminación es una de las causas principales de este suceso.

La gravedad de este problema es que reducirá las reservas de agua dulce, se perderán las cosechas, se acabará con la vida de muchas especies y amenaza la supervivencia misma del hombre sobre la faz de la tierra.

Esta situación pone en alerta todo el mundo. El llamado efecto invernadero es el responsable de que la Tierra mantenga una temperatura de 15 grados y exista la vida en ésta.

Sin embargo, sin la presencia de estos gases la temperatura sería aproximadamente de unos 18 grados y no sería posible que exista la vida tal como se conoce ahora.

Estos gases que se emiten diariamente por parte de empresas, automóviles, concentración de basura e incluso el mismo ser humano hacen que la atmósfera atraiga o absorba la radiación infrarroja emitida desde la superficie terrestre y traiga como consecuencia el aumento de la temperatura y vengan diversas catástrofes que no se pueden detener.

Ante tal amenaza, resulta importante que el organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) haya considerado el cambio climático como tema central de diversas conferencias y se pongan en alerta a todos los países para que el llamado pase de ser dudoso a llamado de acción.

Este tema no es de novedad, pues hace muchos años se está tratando de trabajar en aspectos importantes para que este fenómeno disminuya en gran medida.

Un ejemplo de la magnitud del fenómeno fue que en el año 2006 los desastres naturales aumentaron considerablemente en un 43 por ciento en comparación del período 2000 al 2004 y un 23 por ciento en relación con el 2005.

El calentamiento global concierne a todos los países y la colaboración de ellos ha llegado incluso a luchar y firmar protocolos y acuerdos internacionales, tales como: El protocolo de Montreal (tiene como objetivo proteger la capa de ozono, mediante el control de producción de las sustancias degradadoras de la misma.

El tratado fue firmado el 16 de septiembre de 1987 y entró en vigor el 1 de enero de 1989. El protocolo de Kioto es el acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases provocadores del calentamiento global, además de tres gases industriales fluorados, y que compromete de manera directa a 36 naciones a reducir en un 5 por ciento todos los niveles de sustancias contaminantes en un periodo de tiempo establecido.

“Desde mi punto de vista, el calentamiento global es un fenómeno climático que se ha dado como resultado de acciones negligentes de la sociedad, los gobiernos y las diferentes industrias”, comenta Rodolfo Gutiérrez González, especialista en el tema.

Señala que considera que el incremento desmedido de la temperatura del planeta, a pesar del conocimiento que se tiene respecto a los orígenes del mismo y las formas de aminorarlo, se ha dado como consecuencia de los diferentes intereses económicos que existen en nuestra sociedad, lo cuales han sido impuestos como prioridad sobre los intereses ecológicos.

“Todo lo anterior, es una manera burda de interpretar y atacar esta problemática, ya que de nada sirve tener millones de dólares en una cuenta de banco, si no se tiene un planeta donde vivir bajo condiciones de bienestar”.

Debido a la problemática en la que se vive actualmente y el continuo desinterés de la sociedad por salvar el planeta, las consecuencias siguen siendo devastadoras.

Como principal efecto de este fenómeno es muy probable que las sequías continúen arrasando con grandes áreas geográficas, ya que las lluvias disminuirán constantemente. Por otro lado, podría traer consigo precipitaciones mucho más abundantes que las previstas.

“Durante los próximos 100 años, las lluvias podrían incrementarse tres veces más rápido de lo previsto inicialmente si los gases de "efecto invernadero" que provocan el calentamiento global continúan adelante, según el estudio de Remote Sensing Systems, una firma privada de investigación en Santa Rosa, California, reseña EFE.


La filosofía del mundo moderno es cuánto más, mejor y lo antes y más barato posible. El consumo masivo de energía no hace bien al planeta, sin embargo el medio ambiente es el que paga las consecuencias.

El sistema económico donde se sitúa cantidad antes que calidad está malgastando materias primas y emitiendo enormes cantidades de gases de efecto invernadero que dañan al ecosistema.

Existen muchas maneras de comenzar a educar a la sociedad en cuanto al cuidado del medio ambiente, hoy en día estamos obligados a tomar medidas de prevención y detención del cambio climático.

Las siguientes prevenciones pueden ser tomadas desde la misma casa, como: cambiar las bombillas de luz regulares por bombillas ahorradoras de energía, el tratar de cocinar con gas mejor que con energía eléctrica, apagar luces, desconectar aparatos que no se utilizan, ya que al estar conectados a la tomacorriente siguen consumiendo energía.

Ya que por cada kilovatio/hora de electricidad que se ahorre, se evita aproximadamente la emisión de un kilogramo de CO2 en la central de donde proviene esa electricidad, utilizar un automóvil pequeño que emita menos dióxido de carbono o mejor aún, tratar de desplazarse en bicicletas o a pie.

Comenzar a utilizar paneles solares para actividades en casa, sería mucho más efectivo y ahorrativo que el uso común de energía eléctrica. Esto sería factible si la gente comenzara a tener más educación ambiental.

El plantar arboles es de gran ayuda para el medio ambiente, ya que por medio de un solo árbol, en toda su vida absorbe una tonelada de CO2.

Así mismo, sirven como filtros del dióxido de carbono, y esto hace que disminuya el calor en el medio ambiente. Mediante el proceso natural de la fotosíntesis llenan el aire con oxígeno, evitan la erosión de los suelos y sirven para proteger las orillas de los ríos.


"Existen diversas teorías acerca del calentamiento global, algunas tratando de explicar los cambios de temperatura del ambiente debido la actividad industrial, otras solamente considerándolos como observación de datos, otras tratando de definir el principal problema del efecto invernadero; sin embargo este es un debate que ha sobrepasado los límites del estudio científico y ha pasado ha formar parte de un debate público”, explica . Andrés Cárdenas, estudioso en el tema.

Como ciudadanos del mundo y debido al desarrollo tecnológico y el acceso a la información, sabemos del impacto ambiental que tiene la actividad humana irresponsable.

“Es por esto que creo que mas allá de un compromiso de unos cuantos, el cuidar el lugar donde vivimos es responsabilidad de todos. Numerosos acuerdos y protocolos internacionales intentan concientizar a los gobiernos del creciente problema y de sus consecuencias futuras, sin embargo no podemos depender de la imposición de políticas inquisitivas para darnos cuenta que con decisiones imprudentes estamos deteriorando el planeta y dejando un mal panorama a nuestros hijos".

Finalmente, el cambio climático es una preocupante situación que no puede pasar desapercibida y es necesario empezar a tomar medidas extremas para el cuidado del planeta tierra.

Apoyados por los protocolos y los pactos que tienen diversos países, se empezará a contribuir de manera consciente respecto al fenómeno actual. (Alejandro Baruch).

FUENTE: horacero.com.mx, 10/ 03/ 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario