Páginas vistas en total

sábado, 30 de julio de 2016

DEBATE SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO EN LA RURAL ¿UNA NUEVA BARRERA AL COMERCIO AGRÍCOLA?




Los objetivos trazados en París por la comunidad internacional para moderar y reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero podrían esconder una serie de amenazas para países productores de alimentos como la Argentina, según advirtieron diversos especialistas reunidos en una jornada sobre Cambio Climático que se realiza en la Exposición Rural de Palermo. 
El propio dueño de casa, el titular de la Sociedad Rural Luis Miguel Etchevehere, advirtió al abrir las deliberaciones que en medio de este debate "existe el riesgo de un nuevo proteccionismo verde", que podría imponer barreras paraarancelarias al comercio de productos agropecuarios a los países que no cumplan con las expectativas de reducción de CO2, Metano y otros gases que afectan el clima. Por eso pidió prestar especial atención a este proceso internacional destinado a fijar niveles de reducción en las emisiones, de las cuales una parte de las culpas corresponden al sector agrícola y ganadero.

Mirá también: Advierten que se elevó la altura de la napa en la región pampeana

Etchevehere, que participó como representante del sector privado en las deliberaciones de la COP21, señaló que el cambio climático implica "serias modificaciones para la producción de alimentos, pues va a ser más difícil producir en un contexto climático tan cambiante". Pero a la vez sostuvo que los sistemas productivos como el argentino, con una amplia preponderancia de la Siembra Directa, "pueden ser parte de la solución" para la mitigación del calentamiento del planeta.
Nora Capello, secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, elogió el resultado de la cumbre de París, pues allí se puso un límite a la pretensión de los países más desarrollados de imponer restricciones a los sistemas productivos de los países en vías de desarrollo. "Hasta ahora se trató de evitar que este tema afecte a la producción de alimentos", explicó. Pero de inmediato recomendó no bajar la guardia ante el avance del trabajo técnico, especialmente para la medición de las emisiones. En ese sentido, dijo que será clave la nueva ronda multilateral, prevista para noviembre de este año en Marruecos.

 
La Argentina, según el especialista de la FAO Henning Steinfeld, está a mitad de camino en materia de emisión de gases, especialmente por la alta preponderancia de su ganadería bovina, principal emisora de Metano, que representa un 6% de las emisiones totales. La estimación de las Naciones Unidas para el país afirman que un 42% de las emisiones totales producidas por el país tienen origen en la actividad agrícola, aunque la principal fuente de emisión sigue siendo el sector de la energía.

Mirá también: Advierten que en el país hay 40 millones de hectáreas inundables

Steinfeld recomendó a la Argentina comenzar aplicar una serie de políticas de largo plazo, sobre todo en el terreno ganadero, para comenzar a mitigar sus emisiones. Los caminos son múltiples y pasan por mejoras las dietas de los rumiantes, realizar mejoras en la genética del rodeo, aumentar el peso de faena de los bovinos, y estimular la siembra de pasturas que faciliten la captura de dióxido de Carbono (CO2). "Deben adoptar una estrategia de crecimiento verde para su sector ganadero", recomendó el experto.

Mirá también: Líderes del todo el mundo firman un acuerdo para intentar salvar al planeta

Hasta el momento, según lo establecido en la COP 21, unos 180 países han quedado con la tarea de definir sus metas de reducción de gases del efecto invernadero, Según la FAO, la ganadería es responsable del 14,5% del total de las emisiones a escala global, y dentro de ese porcentaje un 41% de los gases provienen de la ganadería bovina. La deforestación de grandes superficies para producir alimentos es otra de las grandes causas del calentamiento.

Mirá también: Los manejos sustentables reducen la emisión de gases invernadero

En la Exposición Palermo hubo lugar para una dura polémica, ya que el especialista Albrecht Glatzle, puso en dudas todo el sistema de medición de este tipo de emisiones. "Hay valores muy inflados que son asignados a la carne sudamericana", lanzó, insinuando que los países más desarrollados se guardan un As bajo la manga para administrar a su favor el comercio de alimentos bajo el presupuesto de esta pelea contra el cambio climático.

FUENTE: Clarín ieco,  25 / julio / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario