Páginas vistas en total

martes, 4 de octubre de 2016

EUROPA RATIFICA EL ACUERDO DE CAMBIO CLIMÁTICO Y PERMITE QUE ENTRE EN VIGOR.



El Parlamento Europeo ha votado este martes a favor de la ratificación del Acuerdo de París contra el cambio climático. La Unión Europea acudirá a la ONU esta semana a presentar la ratificación y permitirá así que entre en vigor el pacto contra el calentamiento.

Para que se considere vigente el acuerdo hace falta que lo ratifiquen 55 países y que estén cubiertas el 55% de las emisiones del planeta. Estos requisitos que se cumplirán ahora gracias a la votación en la Eurocámara y a que siete de los 28 miembros de la UE han ratificado a su vez el acuerdo individualmente.

En un momento de debilidad del proyecto comunitario, que trata de encontrar su rumbo tras el revés del Brexit, la ratificación del acuerdo climático no ha resultado sencilla. En privado, las instituciones europeas lamentaban en los últimos días que la UE tardase en aprobar un pacto que ha promovido más que nadie.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha querido reivindicar ese liderazgo europeo en la lucha contra el cambio climático. "Europa demuestra hoy que es capaz de grandes cosas cuando sabe conjugar sus energías y sus fuerzas. Tenemos la oportunidad de asistir a un movimiento que quedará para la historia", ha proclamado junto al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la sede del Parlamento europeo en Estrasburgo.

Entre que se aprobó el Protocolo de Kioto (1997) y se ratificó por el suficiente número de países (2005) para que entrara en vigor transcurrieron siete años y 10 meses. El Acuerdo de París, firmado en diciembre de 2015, cumplirá ese trámite en menos de un año. Para la cumbre anual del clima de noviembre en Marruecos este pacto —que compromete a todos los firmantes a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero— ya estará en vigor.

Aunque los compromisos de recortes no se empezarían a aplicar hasta 2020, es importante que esté activo con celeridad. Los esfuerzos puestos sobre la mesa no son suficientes para lograr que el aumento de la temperatura se quede por debajo de los dos grados a final de siglo. Y el pacto de París contempla revisar al alza los recortes de emisiones en 2018.

Las cuatro potencias más contaminantes —que acumulan la mitad de las emisiones mundiales— han estado a la cabeza en la ratificación. En septiembre, China y Estados Unidos presentaron en la ONU su aprobación. India lo hizo el domingo. Y la UE prevé hacerlo a finales de esta semana.

Debate en Europa

Pero en Europa existido un importante debate jurídico. ¿Puede la UE acudir a la sede de la ONU sin que cada uno de los 28 Estados miembros haya ratificado individualmente el acuerdo? Finalmente, se ha optado por una salida intermedia: la UE irá a finales de esta semana a Nueva York con la ratificación global y la de los siete Estados europeos que sí han cumplido ya con sus procesos internos.

Esos siete países —entre ellos, Alemania y Francia— acumulan alrededor del 5% de las emisiones globales. "Ese 5% hará que el acuerdo entre en vigor", han explicado fuentes de la Comisaría de Energía y Acción por el Clima. "Solo Alemania y Francia representan el 3,9% de las emisiones globales", añade Teresa Ribera, directora del instituto francés para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales.

Hasta este martes, 63 países habían presentado la ratificación, lo que supone que el 52,1% de las emisiones globales estaban representadas. Con el paso dado por el Parlamento europeo ya se alcanzaría el 55% requerido. Pero la falta de diligencia de los Estados de la UE ha puesto en peligro que el viejo continente, que desde hace dos décadas ha intentado estar a la cabeza en la lucha contra el cambio climático, presentara su ratificación. Se ha optado por que la UE presente la ratificación solo con siete países.

La aprobación del pacto en el Parlamento europero ha recibido un apoyo rotundo: 610 votos a favor, 38 en contra y 31 abstenciones. El compromiso de Europa en el acuerdo es recortar sus emisiones un 40% en 2030 respecto a los niveles de 1990. El reparto concreto de los esfuerzos de cada Estado se está negociando ahora en el Consejo.

FUENTE: El País, 4 / 10 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario