Páginas vistas en total

jueves, 13 de octubre de 2016

PROPICIAN EL CUIDADO DE LOS BOSQUES Y SUELOS ANTE EL CAMBIO CLIMÁTICO.



El uso sustentable de los bosques nativos, la rotación de cultivos y la eficiente utilización de insumos agropecuarios son parte de las propuestas del Ministerio de Agroindustria para la adaptación y atenuación del cambio climático, presentadas hoy por el coordinador de la Dirección Nacional de Gestión Medioambiental del Ministerio de Agroindustria, Nicólas Lucas.

Lucas participó de la jornada "Desafíos del Agro frente al Cambio Climático", organizada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y el Programa de Derecho del Cambio Climático de la UBA, donde detalló las propuestas que el Gobierno nacional deberá presentar tras los acuerdos para la disminución de gases de invernadero alcanzados en Paris.

El funcionario especificó que "cuando hablamos de medidas de adaptación y mitigación en cuanto al cambio climático estamos hablando del impacto económico y financiero que tiene esa problemática sobre el país".
Luego recordó que la contribución en la emanación de carbono de Argentina es de 0,57% a nivel mundial y que de ese total, el 51% corresponde al sector agropecuario y forestas, siendo la ganadería el más contaminante.

Al abundar respecto del último aspecto, advirtió que "siendo la ganadería la que más aporta no vamos a hacer nada que signifique una disminución de emisiones absolutas. Vamos a seguir emitiendo esto y más, porque el rodeo argentino va a crecer".

En cuanto a las medidas propuesta para la mitigación de los gases de invernadero, Lucas indicó que el Ministerio se abocó a "las que tienen efectos benéficos desde el punto de vista productivo también. O sea, medidas que son ganar ganar. En ese plan hay cuatro medidas que tiene que ver con el uso sostenible de los bosques nativos, el desarrollo de planes silvopastoriles y de aprovechamiento forestal".

"Otras medidas son la rotación de cultivos, la eficiencia de fertilizantes nitrogenados, el uso de fijadores biológicos de nitrógeno y reforzar los planes de forestación", mientras que "existen otras que no están siendo evaluadas hoy, pero que están en la mesa para ser trabajadas en el futuro, como la recuperación de suelos degradados, lo cual es un serio problema para el país o el buen manejo en la caña de azúcar", agregó.

En lo que respecta a las medidas de adaptación, Lucas explicó que "por inundaciones, lluvias extremas y sequías entre el 2008 y 2015 la Argentina perdió u$s 12.000 millones en maíz, trigo, soja y girasol y en esta última inundación en rindes de soja perdimos U4S 2.200 millones en exportación. Por tal motivo nuestra medida de adaptación propuesta a Cancillería es la gestión integrada de riesgos agropecuarios, lo cual está en desarrollo y abarca riesgos sanitarios, de mercado, climáticos y precios".

"Dentro de eso, nosotros creemos que la gestión de riesgo climático como una medida de adaptación es de beneficio específico para el país vía mejora de los servicios de información agroclimática, en la diseminación aún mayor de las buenas practicas agropecuarias, desde la buena utilización de los suelos hasta las practicas agropecuarias en humedales", destacó.

Lucas puntualizo que "también es importante la transferencia de riesgos agropecuarios al mercado porque Argentina tiene un mercado de seguros bastante pequeño y acotado. Por último, se debe hacer un sistema más eficiente de atención de emergencias".

FUENTE: Télam , Medio Ambiente , 12 / 10 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario