Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2016

MAS DE 170 PAISES FIRMAN ACUERDO CLAVE CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO.


Reunión en Ruanda

Se comprometieron a avanzar en la prohibición de una serie de gases que empeoran el efecto invernadero. Satisfacción de Obama.

Saludo. El canciller estadounidense, John Kerry, con el presdiente de Ruanda, Paul Kagame, este sábado durante la cumbre sobre el cambio climático. /REUTERS
Saludo. El canciller estadounidense, John Kerry, con el presdiente de Ruanda, Paul Kagame, este sábado durante la cumbre sobre el cambio climático. /REUTERS
 
Representantes de más de 170 países llegaron este sábado a un acuerdo clave en Ruanda para prohibir el uso de una serie de gases que empeoran el efecto invernadero, informó desde Kigali el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Es el mayor compromiso desde la cumbre sobre el clima de París de diciembre de 2015, que estableció limitar el calentamiento global claramente por debajo de los dos grados respecto de los valores preindustriales.
 
La medida aprobada este sábado, una enmienda del Pacto de Montreal de 1987 que incluye a las dos grandes economías del mundo, China y Estados Unidos, llega tras una semana de conversaciones y una intensa noche de negociación en la capital de Ruanda, y su aplicación podría evitar un aumento de medio grado en la temperatura de la Tierra durante este siglo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su satisfacción por el paso alcanzado en el país africano. "El acuerdo de hoy culmina diez días cruciales en nuestros esfuerzos globales para combatir el cambio climático", dijo en un comunicado, al recordar que la semana pasada se cruzó el umbral de ratificación necesario para la entrada en vigor del Acuerdo de París y se alcanzó "un pacto para reducir las emisiones de la aviación internacional".

Los hidrofluorocarbonos (HFC), unos gases utilizados en sistemas de refrigeración, espumas y aerosoles, están entre los mayores agentes generadores del efecto invernadero, ya que retienen una cantidad de calor "miles de veces" superior a la que atrapa el dióxido de carbono y tienen una larga permanencia en la atmósfera, según el PNUMA.

Sus emisiones están creciendo a un ritmo de un 10% anual, especialmente en los países en desarrollo con una clase media en expansión y climas cálidos.

Según el acuerdo, bautizado como "Enmienda de Kigali", los países desarrollados comenzarán a disminuir gradualmente su uso en 2019, mientras que los que están en vías de desarrollo congelarán sus niveles de consumo entre 2024 y 2028.

El acuerdo contempla excepciones para los países con altas temperaturas ambientales, para que su ritmo de eliminación sea más lento, aunque se espera que a finales de la década de 2040 todos los firmantes del Protocolo de Montreal no consuman más del 20% de sus actuales niveles.

Los miembros también acordaron la creación de un fondo de financiación para la reducción de los HFC, cuyo coste se estima en miles de millones de euros.

No obstante, la cantidad exacta con la que se dotará este fondo no será fijada hasta la próxima reunión del Pacto, prevista para 2017, en la que se dará prioridad a las ayudas para la investigación y el desarrollo de alternativas asequibles a estos gases.

Actualmente, los estudios se centran en sustancias que no dañan la capa de ozono y que tienen un menor impacto sobre el clima, como el amoníaco o el dióxido de carbono.

"No es frecuente tener la oportunidad de lograr una reducción de 0,5 grados mediante la adopción de un solo acuerdo global", reconoció el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, tras la adopción del acuerdo. "Si continuamos recordando el alto riesgo que existe para cada país en la Tierra, la transición global hacia una economía basada en la energía limpia acelerará", vaticinó.

Según el director ejecutivo del PNUMA, Erik Solheim, la enmienda introducida en el Protocolo de Montreal es "la mayor contribución del mundo" a los acuerdos de la cumbre climática de París.  "El año pasado en París se prometió mantener el mundo a salvo de los peores efectos del cambio climático.

Hoy en día estamos cumpliendo esa promesa. La transformación verde es irreversible e imparable", remarcó.  En este mismo sentido, el presidente de Ruanda, Paul Kagame, instó a una rápida aplicación de la enmienda acordada en Kigali.  "Cuanto más rápido actuemos, menores serán los costes financieros. Esto es una señal clara de que el cambio está llegando y que estará disponible muy pronto", declaró.

 El Protocolo de Montreal, que entró en vigor el 1 de enero de 1989, fue diseñado para proteger la capa de ozono reduciendo la producción y el consumo de sustancias que generan su desgaste, aunque con el paso de los años incluyó en su agenda el calentamiento global. Según la ONU, el Protocolo ha conseguido la eliminación del 98% de estas sustancias y ha evitado que dos millones de personas al año contraigan cáncer de piel.

FUENTE: Clarín, 15 / 10 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario