Páginas vistas en total

martes, 25 de octubre de 2016

VULNERABILIDAD AL CAMBIO CLIMÁTICO, LIGADA A LA DESIGUALDAD SOCIAL.



Al menos 16 millones de mexicanos que viven en pobreza y pobreza extrema en 319 municipios de diferentes estados del país enfrentan los mayores riesgos por cambio climático, afirmó el director de Planeación y Política de Evaluación del Coneval, Enrique Minor Campa.

Al comentar el "Estudio Económico y Social Mundial 2016. Resiliencia al Cambio Climático", el cual pone de relieve la relación entre la desigualdad social y la vulnerabilidad al clima, dijo que muchos de los municipios más pobres están ubicados en las zonas de mayor riesgo.

En la presentación efectuada en la sede en México de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), citó como ejemplo que, según las mediciones llevadas a cabo por el Coneval, hay gente muy vulnerable en Campeche o Yucatán, pero también en Baja California o Sonora.
En su oportunidad, la directora del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), María Amparo Martínez, destacó que si bien ya se aprobó en París el año pasado un fondo para mitigación y adaptación al cambio climático, es importante poner énfasis en este último aspecto.
Por ejemplo, dijo, en la cuenca del Golfo de México el INECC ha llevado tres proyectos (Veracruz, Tabasco y Yucatán), donde se le ha enseñado a las comunidades a cómo protegerse mejor y adaptarse a los fenómenos climáticos, aunque hace falta mayor concurrencia de sectores y dependencias.
Además, recordó, el cambio climático no es un problema único, sino que se trata de un problema nuevo que se suma a otros ya existentes, como la pobreza, desigualdad, falta de recursos naturales y escasez de tierras adecuadas para el cultivo y la vivienda.
A su vez, Diana Alarcón, del Departamento de Asuntos Políticos y Sociales de la ONU, destacó que, de acuerdo con los resultados del estudio que se presenta este lunes, la vulnerabilidad al cambio climático no se debe a una sola causa.
En general, está ligado a desigualdad social y económica y por lo tanto hace falta atender los temas estructurales mediante políticas públicas con tres características: coherentes; con procesos participativos de la sociedad, y flexibles, ajustables a futuro.
Respecto de los datos del estudio, el director del Centro de Información de las Naciones Unidas para México, Cuba y el Caribe, Giacomo Summa, destacó que los países pobres gastan hasta cinco por ciento de su Producto Interno Bruto en acciones de mitigación al cambio climático y sin duda son los que más sufren con los eventos climáticos extremos, como terremotos o huracanes.
Además, 40 por ciento de la población del mundo vive en desiertos o zonas que se desertifican a gran velocidad y 29 por ciento de la población del mundo se encuentra en zonas costeras de alto riesgo.
Frente a ello, hacen falta políticas públicas en todo el mundo que combatan la desigualdad para reducir estas graves afectaciones que, en su mayoría, sufren con más violencia las poblaciones más pobres, puntualizó.

FUENTE: Terra, 24 / 10 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario