Páginas vistas en total

lunes, 2 de febrero de 2015

COMO ES VISTO EL CAMBIO CLIMÁTICO EN URUGUAY



 
Las zonas urbanas han conocido a escala mundial una multiplicación de las olas de calor en los últimos 40 años, según un estudio publicado este viernes. Uruguay vivió en la pasada semana días de altísimas temperaturas que hacen pensar en el cambio climático y en las recomendaciones para atravesar días tan intensos. Además, el Instituto Uruguayo de Meteorología indicó que 2014, segundo año más cálido desde 1951.

Según la citada investigación, entre 1973 y 2012, casi la mitad (48%) de las 217 aglomeraciones estudiadas han conocido un aumento de los días muy calurosos, y dos tercios de éstas de las noches también de mucho calor.
Esta agravación de las olas de calor se ha acelerado en los últimos años, según este estudio publicado por el diario británico Environmental Research Letters: “entre los cinco años en que se registraron el mayor número de olas de calor figuran 2009, 2010, 2011 y 2012″.

En este estudio, una ola de calor es definida como un periodo de al menos seis días durante el cual la temperatura máxima supera el 99% de las temperaturas registradas sobre todo el período.
Al mismo tiempo, siempre en zonas urbanas, este trabajo muestra una caída de las olas de frío (las más importantes datan de 1973, 1974, 1976, 1981 y 1983), y en el 60% de éstas los días con vientos violentos también disminuyeron.

En cambio, sólo el 17% de las zonas urbanas han conocido un aumento de los días de fuertes precipitaciones pluviales, y 10% de las de carácter torrencial.
“Más de la mitad de la población mundial habita actualmente en ciudades, por lo que es particularmente importante comprender cómo el clima, y en especial los episodios climáticos extremos, cambian en estas zonas”, explica uno de los autores del estudio, el profesor Vimal Mishra, del Instituto de tecnología de Gandhinagar, India.

Mishra y sus colegas de las universidades estadounidenses de California (Los Angeles), Washington y Boston (Northeastern University) utilizaron para su trabajo observaciones meteorológicas del NCDC (National Climatic Data Center).
El estudio involucra a 217 zonas urbanas de más de 250.000 habitantes repartidas en todos los continentes, que cuentan con estaciones meteorológicas capaces de brindar datos completos sobre 40 años, entre 1973 y 2012.

Recomendaciones
En Uruguay, el pasado 25 de enero el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) emitió una advertencia de color naranja por olas de calor para nueve departamentos del país. Se esperaban temperaturas de entre 34° y 36º C.
La directora general de Salud, Marlene Sica, dio algunos consejos en una ronda de prensa. Dijo que la población no debe “exponerse innecesariamente a las altas temperaturas y las radiaciones ultravioletas”, y destacó que esto debe tenerse en cuenta “desde las actividades de recreación a los trabajadores que se exponen a altas temperaturas”. “Durante la jornada se debe tratar de estar bajo techo, en zonas sombreadas”, explicó.

Así, para este tipo de días se recomienda además “mantener ingesta adecuada de agua y evitar en los posible las bebidas cola o extremadamente azucaradas, al igual que las bebidas alcohólicas”. También evitar ingestas abundantes o con alto contenido calórico. “Hay que consumir muchos líquidos y alimentos ligeros con frutas y verduras a lo largo del día”, agregó Sica.
Las autoridades de la Salud exhortaron también a la población a proteger la cabeza y el cuerpo, tanto con ropa como lentes con filtro y protector solar adecuado.

De la misma forma, se debe extremar la precaución con los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con hipertensión, diabetes u obesidad. “Hay que saber que el calor elevado puede inducir a situaciones de descompensación, hay que estar atentos a los mínimos síntomas”, aclaró la jerarca.
Por último, es importante señalar que en estos días de calor se dan episodios no sólo de deshidratación sino también vómitos o diarreas por ingerir alimentos en condiciones inadecuadas de refrigeración. Debe haber un correcto lavado de frutas y verduras y hay que hacer hincapié en revisar las fechas de vencimiento y los productos expuestos al sol.

La situación mundial
Noruega, Nueva Zelanda, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Australia, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania e Islandia.
El Notre Dame Global Adaptation Index (ND-Gain) y la web británica The Eco Expertshan elaboraron a fines de 2014 un mapa en el que muestran el riesgo de cada país del globo de padecer los efectos del cambio climático.
Sobre el entendido de que habrá países que padecerán más seriamente los efectos del fenómeno natural que otros, el trabajo es realizado a en base a datos anuales. Una de las conclusiones que publica el estudio afirma que el Tercer Mundo ser verá nuevamente perjudicado, específicamente casi toda África, la mayor parte de América Latina, el sudeste y sudoeste asiático, Europa del Este, Oriente Próximo y Medio.

De acuerdo al mapa, los 10 países con mayor riesgo de sufrir un impacto negativo son República de Chad, Eritrea, Burundi, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Sudán, Nigeria, Haití, Afganistán y Guinea-Bissau. En tanto, los países de menor riesgo son Noruega, Nueva Zelanda, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Australia, Reino Unido, EEUU, Alemania e Islandia.
Por su parte, España se encuentra en la zona media, apenas por encima del peligro, al igual que Uruguay, que junto a Chile comparte el podio de los menos afectados en el continente.

Inumet: “2014, segundo año más cálido desde 1951″
Un informe elaborado por el Inumet presentó el diagnóstico de las precipitaciones acumuladas y temperaturas medias, así como de sus anomalías sobre Uruguay observadas durante 2014. Según indica, en promedio, Uruguay sufrió excesos en las precipitaciones acumuladas durante 2014 del +43%, los valores acumulados promedios fueron de 1800 mm.

Específicamente, se observaron las mayores anomalías positivas de la precipitación en el suroeste y centro del País con anomalías de +60%, particularmente la ciudad de Durazno, que sufrió un aumento de precipitaciones de +71% con valores acumulados de 2060 mm, durante 2014.
El resto del país presentó anomalías positivas del orden del +30% y las menores anomalías positivas se registraron sobre la frontera con Brasil en el este de los Departamentos de Artigas y Rivera con desvíos de +20%. En el sur del país, según el Inumet, se destacan los acumulados de los meses de enero y febrero de 2014, que fueron record en varias localidades.

Por otra parte, el valor promedio de la temperatura a nivel nacional, durante 2014 fue de 18.4 °C marcando un desvío positivo de +0.7 °C respecto al periodo de referencia 1961- 1990, por lo tanto las temperaturas medias han estado muy por encima de lo normal.
El año 2014 se ha posicionado como el segundo más cálido (después del 2001) de acuerdo al registro instrumental que se tiene desde 1951.

Asimismo los desvíos observados en las temperaturas máximas medias también fueron positivos de +0.6°C mientras que en las mínimas también estuvieron aún más positivas con una anomalía de +0.8°C. Todo el país registró anomalías positivas, la región suroeste y centro presentó los menores aumentos, mientras que el norte del litoral oeste, cuenca de la Laguna Merín y noreste del País, presentaron fuertes subas de temperatura, superiores a +0.8°C.

En ese sentido, el Instituto indica que todos los meses a partir de julio de 2014 presentaron desvíos positivos, se destaca el mes de octubre de 2014 con un desvío positivo de +2.6°C. La temperatura máxima absoluta registrada en el país fue de 40.6 °C en Salto en la tarde del 24 de enero. La temperatura mínima absoluta registrada fue en Florida en la madrugada del día 27 de julio con -4.0 °C al abrigo meteorológico.
En Montevideo la estación meteorológica de Prado registró su máximo el día 19 de enero con 35.2°C y su mínimo el día 27 de julio con 0.2°C al abrigo.

FUENTE: larepública.com.uy, 2 / feb / 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario