Páginas vistas en total

viernes, 13 de marzo de 2015

EEUU INSTA A PAISES EMERGENTES A NO REPETIR SU "ERROR" FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO



Washington, 12 mar (EFE).- El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pidió hoy a las naciones emergentes que no repitan "los errores" que cometieron en el pasado su país y otras potencias del mundo y se comprometan este año de forma decisiva a reducir sus emisiones de dióxido de carbono y apuesten por las energías limpias.
"No es suficiente que un solo país o incluso unos pocos países reduzcan sus emisiones si sus vecinos no están dispuestos a hacer lo mismo", dijo Kerry en una alocución en el centro de estudios Atlantic Council de Washington, referida a la próxima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de París (COP21).
Recordó que los tres mayores emisores de gases contaminantes del mundo -Estados Unidos, China y la Unión Europea (UE)- ya han anunciado sus compromisos de reducción de emisiones para 2020 de cara a la COP21, que se celebrará en diciembre y que pretende alcanzar un acuerdo global vinculante sobre cambio climático que pueda sustituir a partir al protocolo de Kioto.
"Pero incluso si todos los países industrializados pararan hoy, eso no resuelve el problema. Y ciertamente es una señal de que otros países no deben repetir los errores del pasado", subrayó Kerry.
"Casi dos tercios de las emisiones globales de hoy vienen de países en fase de desarrollo. Así que es fundamental que esos países sean también parte de esta solución", agregó.
La conferencia de París será la primera vez en los más de veinte años de historia de las negociaciones sobre el cambio climático en la que todos los países sin excepción, desarrollados y en desarrollo, tendrán que comprometerse a acciones para luchar contra este problema.
No obstante, algunos países en desarrollo se han mostrado hasta ahora reticentes a anunciar grandes contribuciones, por considerar que cierta factura energética es inevitable para el crecimiento económico y que los mayores esfuerzos deben recaer en los países más ricos y más contaminantes.
Tras los objetivos de reducción de emisiones marcados por EEUU, China y la UE, quedan por anunciar los compromisos de países como Brasil, Rusia, India, Sudáfrica, Japón, Canadá, y Nueva Zelanda.
Kerry defendió que reducir sus emisiones será de hecho "más barato a largo plazo" para los países en desarrollo, porque el cambio climático "es una de las mayores oportunidades económicas de todos los tiempos".
"Apostar por energías limpias y más eficientes es, en realidad, la única manera en la que los países del mundo podrán construir el tipo de economías que puedan florecer durante las próximas décadas", aseguró.
"El carbón y el petróleo son solo formas baratas de impulsar una nación a muy corto plazo", afirmó, pero esas fuentes "obsoletas" de energía tienen un alto coste a largo plazo, por "su impacto económico en relación a la agricultura y la seguridad alimentaria", que a su vez afecta al problema del hambre y destruye empleos.
A ello deben sumarse los problemas de salud que causa la polución, como el asma, "que cuesta a los estadounidenses unos 50.000 millones de dólares al año"; y los enormes costes derivados de la respuesta a desastres relacionados con el clima, apuntó.
"Este es un año crítico. La Ciencia nos dice que aún tenemos algo de tiempo para prevenir los peores efectos del cambio climático, pero ese tiempo se está agotando rápidamente", alertó Kerry.
FUENTE: La Vanguardia, 13 / marzo / 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario