Páginas vistas en total

lunes, 4 de enero de 2016

LOS QUE NIEGAN EL CAMBIO CLIMÁTICO, SE NIEGAN A SI MISMOS.



No hay nieve en Times Square, el Cono Sur americano sigue bajo agua, pero Colombia está seca.
La NASA, sirviéndose de esos satélites suyos que escudriñan el planeta con la energía de las comadres fisgonas, explica por qué la mitad del planeta está bajo agua y la otra suspira por una gota.
Los de la NASA pronostican que lo peor está por llegar pese a que ya está muy comprometida  la producción mundial de arroz, trigo, café y otros cultivos y que eso ha disparado los precios de esos alimentos.

Y ya saben ustedes quienes pagarán los platos rotos, los que menos tienen y más necesitan.
Es que hay cosas que m nunca cambian.
El cambio climático es una cuestión política pero no es la conjura del capitalismo como dice la izquierda que suspira por el Muro de Berlín. Sin embargo, negarlo a ultranza parece ser una prioridad  entre  los sectores ultraconservadores. (Y también entre la gente más alejada de la cultura y la información, pero eso es harina de otro costal).

Para los ‘’mercaderes del templo’’, luchar contra el cambio climático es luchar contra ellos y contra la bonanza económica y ese pedazo de cielo que es  la clase media,  que ellos y sólo  ellos pueden garantizar.

Muchas de las élites empresariales en Estados Unidos y en el resto del mundo se niegan a que alguien les cante las cuarenta y les acuse de irracionales, inciviles y rapiñeros.
Supongo que si por estos días se asoman a la ventana y son capaces de mirar más allá de sus ombligos, los que niegan el cambio climático tal vez logren entender que están negándose a sí mismos y a todos los que están por llegar.

FUENTE: CNN,  30 / dic / 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario