Páginas vistas en total

lunes, 4 de abril de 2016

COMIENZA EL PROYECTO EUROPEO DE INVESTIGACIÓN "CLIME FISH" SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO.




El Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC y el Centro Tecnológico del Mar participan en el proyecto europeo ClimeFish, sobre efectos del cambio climático en la poblaciones pesqueras de interés comercial, marinas y continentales, que incluye el impacto que se produce en el cultivo de mejillón.

En concreto, participan por parte del IIM-CSIC el grupo de Geoquímica Orgánica (LGO), que realizará una aproximación multidisciplinar al estudio de los ecosistemas marinos y el grupo de Ecofisiología de Bivalvos (EsMaBa), dedicado al studio de la ecofisiologia y cultivo de moluscos bivalvo. También participa el Centro Tecnológico del Mar (CETMAR).

ClimeFish evaluará los efectos del cambio climático en 25 especies pesqueras de interés comercial en los próximos 50 años. Este proyecto incluye tanto especies de acuicultura marina como continental. El mejillón, por ser una especie altamente sensible a los cambios climáticos y su gran importancia como especie comercial está dentro de este estudio.

En este sentido X. Antón A. Salgado, investigador principal del proyecto en el CSIC, señala que “el cambio climático es una realidad que está afectando actualmente y continuará afectando en el futuro próximo al desarrollo sostenible de la acuicultura y la pesca en todo el mundo. La población mundial está creciendo y la demanda de alimentos va en aumento, por lo que es necesario hacer un esfuerzo por predecir cómo el cambio climático afectará a la extracción y producción de estos recursos y elaborar planes de adaptación a la nueva situación que permitan adoptar decisiones para mitigar sus efectos o aprovecharse de ellos”.

En este contexto, el objetivo general del proyecto es, en primer lugar, pronosticar cómo va a afectar en los próximos 50 años el cambio climático a la producción de alimentos procedentes de la pesca y la acuicultura, tanto de especies de aguas continentales como marinas, centrándose en 25 especies relevantes para la pesca y acuicultura europea, entre las que destaca el mejillón, de especial importancia para la acuicultura en Galicia.

En segundo lugar, y en base a esa información, se elaborarán planes estratégicos de utilidad para las empresas en la toma de decisiones ante los escenarios predecibles. El trabajo de los investigadores del CSIC se enfocará fundamentalmente  al estudio de las evidencias e impactos del cambio climático en la explotación del mejillón.

En total, en ClimeFish participan 21 socios de 13 países y cuenta con la participación de universidades, organismos públicos de investigación y pequeñas y medianas empresas de Europa, Canadá, Chile y Vietnam. Está coordinado por la Universidad de Tromso, en Noruega; y cuenta con una financiación de 5 millones de euros por la Comisión Europea hasta 2020.

FUENTE:  mispeces.com, 4 / 04 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario