Páginas vistas en total

jueves, 7 de abril de 2016

LOS SUELOS PUEDEN FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO CAPTURANDO HASTA EL 80% DE LOS GASES CONTAMINANTES




Tienen capacidad para almacenar 8.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. Los suelos de la Tierra podrían almacenar un extra de 8.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, lo que equivale al 80% de las emisiones que se liberan cada año a la atmósfera por la quema de combustibles fósiles, con lo que ayudarían a limitar los efectos del cambio climático.
Así se desprende de un estudio elaborado por investigadores de las universidades de Edimburgo y Aberdeen (Reino Unido), en colaboración con colegas de las universidades del Estado de Colorado, Cornell y el Estado de Michigan (Estados Unidos).
El estudio, publicado en la revista ‘Nature’, señala que la adopción de las últimas tecnologías y prácticas sostenibles de uso del suelo a escala global podrían permitir que se almacenen más emisiones en campos de cultivo y espacios naturales silvestres.
Así, la producción de cultivos con sistemas de raíces profundas, usando abono orgánico con carbón vegetal y la aplicación de prácticas de agricultura sostenible, podría ayudar a los suelos a retener el equivalente a cuatro quintas partes de los gases que se emiten anualmente por la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón).
Hasta ahora se había obviado en gran medida el papel que podrían desempeñar los suelos en los esfuerzos para combatir el cambio climático, debido a la falta de instrumentos de supervisión eficaces, pero los recientes avances en la tecnología han permitido a los investigadores de Edimburgo y Aberdeen a llevar a cabo este estudio.
Los esfuerzos coordinados de científicos, políticos y usuarios de la tierra son la clave para lograr un aumento significativo en el almacenamiento de gases de efecto invernadero en el suelo, según los investigadores, que añaden que se deben proporcionar recursos para contribuir a reducir el impacto ambiental de las explotaciones agrícolas, como la herramienta ‘Cool Farm Tool’, una calculadora gratuita y ‘online’ de gases de efecto invernadero para los productores de cultivos que puede ayudar a los agricultores a medir, gestionar y reducir las emisiones de sus tierras.
UN “PESO PESADO” EN EL RING
Una investigación anterior muestra que los suelos actualmente encierran a alrededor de 2,4 billones de toneladas de gases de efecto invernadero, que se almacenan bajo tierra como materia orgánica estable.
"En la lucha para evitar un cambio climático peligroso en el siglo XXI, necesitamos aliados de peso pesado. Uno de los más poderosos está justo debajo de nuestros pies. Los suelos son ya enormes almacenes de carbono y una mejor gestión puede hacerlos aún más grandes”, explicó el profesor Dave Reay, de la Ecuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo.
Reay apuntó que ha transcurrido “demasiado tiempo” para no tener en cuenta el suelo como un medio para luchar contra el cambio climático, pero los avances tecnológicos permiten que “este gran peso pesado entre en el ring”.
Por su parte, el profesor Pete Smith, de la Universidad de Aberdeen, dijo que “los suelos probablemente han pasado por alto porque no se pueden ver las grandes cantidades de carbono que contienen, mientras que se pueden ver árboles que crecen y cada vez más grandes”, además de que “también es difícil medir fácilmente los cambios en el carbono del suelo, ya que son lentos”.
"Después del Año Internacional de los Suelos en 2015 y la iniciativa del Gobierno francés para aumentar las reservas de carbono del suelo para combatir el cambio climático acordada en la cumbre del clima de París el pasado mes de diciembre, los suelos están ahora firmemente en la agenda del cambio climático".

FUENTE:  teinteresa.es, 7 / abril / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario