Páginas vistas en total

lunes, 22 de mayo de 2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LOS EPISODIOS, CADA VEZ MÁS FRECUENTES, DE SEQUÍA AMENAZAN EL CAUDAL DE LOS RÍOS.


La que está siendo la primavera más seca de la historia, solo en abril de 1982 se registraron tan pocas lluvias como este año, ha causado estragos en el campo, aumenta la probabilidad de incendios y provoca escasez de agua en la capa freática.

Esta situación de déficit hidrológico en Galicia, que en pleno invierno se enfrentaba a una alerta por falta de precipitaciones, se ha agravado en los últimos años por los episodios de sequía cada vez más frecuentes, el aumento de la demanda, un consumo en ocasiones irresponsable y las deficiencias en la red de suministro.

Un ejemplo basta para conocer el alcance de las pérdidas por averías en la canalización: con el agua que pierde Galicia en un año por fugas se abastecería toda Andalucía durante un mes.

La subida de las temperaturas y una atmósfera más caliente están detrás de la merma de los recursos disponibles, en la que también influye el aumento de la demanda, según recoge el informe de Ecologistas en Acción Consecuencias del cambio climático sobre la disponibilidad de agua en España, tras la firma del Acuerdo de París.

Destrozos en el campo

Los periodos de sequía en Galicia se repetían con una periodicidad de un decenio (1976, 1989, 1996 y 2006). Sin embargo, en los últimos años este plazo se ha reducido, según destacan desde Unións Agrarias (2012 y 2016).

"Y en el caso del campo presentan nuevas modalidades, como las sequías en primavera, y no solo en pleno verano", advierte el sindicato agrario. El cambio climático, sostienen, agravará esta situación en los próximos años, por lo que urges planificación y toma de decisiones estructurales por parte de las administraciones.

FUENTE:  La Opinión A Coruña » Galicia ,  21 / 05 /2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario