Páginas vistas en total

lunes, 23 de abril de 2012

El Océano Ártico podría ser fuente de emisiones de gas de efecto invernadero

La superficie del océano glacial Ártico podría  ser el origen de emanaciones de metano, un importante gas de efecto  invernadero, según un estudio realizado por expertos en clima y que fue  divulgado este domingo. 

En numerosos vuelos, los investigadores midieron las concentraciones  atmosféricas de metano en esa región hasta los 82 grados de latitud Norte, y  constataron concentraciones de metano próximos de la superficie del océano, en  especial donde aparecían enormes témpanos de hielo. 

Así, por un mecanismo aún desconocido, las aguas de la superficie del  océano Ártico podrían representar una fuente importante de metano  "potencialmente sensible a los cambios en la cobertura glacial del mar", indica  el estudio, conducido por Eric Kort, del Instituto de Tecnología de California  (Caltech) y publicado en el periódico Nature Geoscience. 

Ya se había constatado que el metano, atrapado durante millones de años en  el permafrost de Siberia o en América del Norte, escapa del suelo cuando éste  aumenta de temperatura. Esto contribuye al calentamiento global, suscitando  así, en un ciclo vicioso, una liberación suplementaria de metano. 

De acuerdo con este nuevo estudio, los niveles de metano al nivel del  océano son similares a los encontrados en la costa de Siberia Occidental luego  de una erosión del permafrost. 

Es la primera vez que un estudio revela una contribución al calentamiento  por emisión de metano proveniente del océano y no de la tierra en latitudes  árticas. 

El proceso en sí aún no está claro. Según los investigadores, es improbable  que el gas haya sido emitido por la plataforma continental. Es posible, en  cambio, que provengan de microbios en la superficie del océano. 

El metano es el más importante gas de efecto invernadero después del  dióxido de carbono (CO2). Su concentración en la atmósfera en relativamente  baja, pero es 20 veces más eficaz que el gas carbónico para captar el calor del  sol. 

Los niveles de metano han aumentado rápidamente con la industrialización  surgida tras la Segunda Guerra Mundial, tuvo un período de estabilidad relativa  en la década de 1990 y recientemente experimentó una nueva alza.

FUENTE: informador.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario