Páginas vistas en total

miércoles, 18 de abril de 2012

Techos verdes


A construir techos verdes

Cada vez hay más edificios que existen en la Ciudad, por lo que no es de extrañarse ver en cada esquina departamentos con limitadas áreas verdes. Las tendencias sustentables buscan rescatar la naturaleza mediante los techos o azoteas verdes conocidos mundialmente como green buildings.

Este proceso es un método que se basa en la naturación, lo cual significa involucrar la vida urbana en un medio ambiente donde las plantas recuperen el protagonismo a través de la utilización de superficies construidas como fachadas, balcones o techos.

"Hoy en día se trata de darle un nuevo uso al techo y aprovecharlo convirtiéndolo en un área de vegetación sobre la superficie de la losa", explica el arquitecto Oswaldo Zurita.
Lo ideal es plantar especies vegetales que por su resistencia a las condiciones extremas del clima, retención de agua, capacidad de vivir en sustrato mínimo, sean resistentes a la contaminación del aire, agua y suelo.

"Se pueden hacer en cualquier construcción cuya superficie soporte el peso del sustrato y vegetación. Los pesos dependerán del espesor y tipo de planta. Lo recomendable también es que exista un acceso fácil a la hora de hacerlo para un mejor mantenimiento", dice.

Son muchas las ventajas al integrar este tipo de azoteas vivas a las construcciones, una de ellas es que sirven como amortiguadores de sonido, disminuyendo considerablemente la contaminación auditiva que pudiera ingresar a la vivienda por el reflejo de las ondas sonoras.

"Esto permite que las plantas absorban en su follaje el sonido y se reduzca el ruido urbano que se filtraría al interior", menciona Zurita.
Por otro lado, los techos verdes conforman un aislante térmico que aísla la terraza o balcón del calor, impidiendo que se genere el conocido "efecto de isla térmica".

Otro beneficio es el control de aguas pluviales, pues retiene un porcentaje del agua de lluvia, absorbiendo las plantas una parte y el sustrato otra.

"Ayuda a prevenir que el agua de lluvia baje inmediatamente por las bajantes y genere problemas de infraestructura en las calles", comenta.

Para colocarlos, el experto aconseja que se incorpore bajo la tierra una lámina geotextil antirraíces para evitar que filtraciones de arena obstruyan los drenajes e impedir que las raíces de las plantas puedan dañar los elementos inferiores de la construcción.

Ésta debe ser acompañada con tecnología de impermeabilización, así como sustratos especiales y vegetación nativa o resistente a las condiciones de la zona geográfica en la que se vive.

"Una azotea verde es un nuevo espacio de vida. Las azoteas vivas recrean un espacio natural sobre una superficie firme, como lo es una losa. En muchas ocasiones los techos verdes no necesariamente tienen acceso para su uso, sino que son soluciones sustentables para mitigar el impacto que los edificios y construcciones generan sobre el medio ambiente".

El mantenimiento es similar al de un jardín, hay que aplicar nutrientes que se pueden hacer a través del riego. Para un mejor resultado lo ideal es acudir con personal especializado para que proponga un buen diseño que incluya una variedad de plantas y así darle más vida al techo verde.

FUENTE: Alicia Sanchez (noticiasnet.mx)

No hay comentarios:

Publicar un comentario