Páginas vistas en total

martes, 10 de septiembre de 2013

UNA GRAN RESERVA DE AGUA SE ESCONDE BAJO EL SALAR DE PIPANACO (ARGENTINA).

Según estudios presentados en el Seminario de Cambio Climático, el 70% del agua que se consume en el norte argentino proviene de acuíferos.

CATAMARCA.- Bajo el Salar de Pipanaco, ubicado en el límite entre los departamentos Pomán y Andalgalá, hay una gran reserva de agua, en una extensión de 10.000 kilómetros cuadrados, según estudios que llevó a cabo el hidrogeólogo Esteban Tálamo. 

En la segunda jornada del Seminario de Cambio Climático, el agua como tópico central, expertos destacaron que en Catamarca, como en las provincias del Noroeste argentino, el 70% del agua que se consume es de origen subterráneo. 

"Además, de acuerdo con las recientes investigaciones, cuyos datos aún se están analizando, el Salar de Pipanaco sería un importante reservorio de agua", aseguró Tálamo. 

El hidrogeólogo remarcó que Catamarca es una provincia árida, como La Rioja, y sustenta sus actividades en los recursos hídricos subterráneos, donde el consumo del agua se duplicó en los últimos 50 años. 

"Se estima que entre el 15 y el 18% del agua que utiliza la humanidad proviene de fuentes subterráneas y en Argentina, más del 50% del agua de uso doméstico, entre otros, es de origen subterráneo; en Catamarca, Salta, La Rioja y San Juan, el porcentaje ronda el 70 por ciento de agua del subsuelo que se consume", aseguró. 

"En el subsuelo existen reservorios de agua de distintos tipos, algunos son más superficiales y otros más profundos, a más de 200 metros de profundidad", remarcó. 

Finalmente, Tálamo dijo que se debe tener en cuenta que el 99% del agua dulce disponible, se encuentra en los acuíferos y en 15 a 30 días, perforando, se puede acceder a un pozo con agua dulce y los acuíferos deben ser administrados de forma integrada con el resto de los recursos hídricos. (Télam)

FUENTE: La  Gaceta,  10/ 09/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario