Páginas vistas en total

martes, 18 de abril de 2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO PROVOCÓ QUE BAJARA UN 30 POR CIENTO LA PRODUCCIÓN DE SAL.


El cambio climático ha afectado la producción de sal en este municipio, lo que representa pérdidas económicas para los cerca de 60 productores que se dedican a esa actividad, reconoció Juan Diego Hernández Cortés.

De acuerdo con las declaraciones de Juan Diego Hernández, productor de sal, ya no se tienen tan marcadas las estaciones del año, por lo que las lluvias recientes que se han presentado en esta región, impiden que se pueda alcanzar una producción adecuada en las salinas.

Señaló que marzo y abril son los meses en que los salineros trabajan con mayor ahínco, confiados en que el sol es más intenso, ya que la temporada de calor es la ideal para que se consiga una buena producción de sal, ya que se requiere de la evaporación del agua.

En este municipio la producción se hace de manera artesanal; se extrae el agua salada de pozos, con la cual se llenan las salinas, para luego proceder con la evaporación del agua, hasta conseguir que la sal quede en la consistencia adecuada, de modo que si cae lluvia ya no es posible concluir ese proceso.

Hernández Cortés explicó que cada año se sacaban entre cuatro y cinco toneladas de sal, tanto de ganado como la fina, pero desde hace cinco años, aproximadamente, la producción disminuyó hasta en 30 por ciento, lo que implica una afectación para la economía de los salineros.

Zapotitlán es uno de los pocos lugares en los cuales la producción de sal se mantiene con los métodos ancestrales, lo cual le da un valor extra al producto, ya que no se utiliza ningún tipo de maquinaria, sino que se realiza el proceso de forma muy natural, dependiendo específicamente del sol, el agua y el trabajo manual.

Debido a que las salinas se ha pasado de generación en generación, agregó, algunas de ellas ya se encuentran muy desgastadas y ello implica que los propietarios tengan que invertir para su reparación, lo que es costoso, porque se trata de una estructura antigua.
Indicó que está convencido de que el cambio climático es lo que provoca que caigan lluvias atípicas en épocas que deben ser de calor, aunque reconoció que también son necesarias las precipitaciones pluviales para aumenta el caudal de agua en los pozos, ya que cuando son escasas, tampoco se logra extraer suficiente sal.

FUENTE: La Jornada de Oriente, Puebla , 18 / abril / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario