Páginas vistas en total

viernes, 14 de abril de 2017

TRUMP NIEGA EL CAMBIO CLIMÁTICO, PERO ALGÚN DÍA PODRÍA SER SU VÍCTIMA.



No muy lejos del complejo de Donald Trump en Mar-a-Lago, varios expertos advirtieron este lunes del peligro que el aumento de los niveles del mar representa para la costa de la Florida, en Estados Unidos.

Nada sorprendente, excepto porque se trataba de una audiencia de una comisión del Senado que desafiaba la posición del presidente del país y de muchos republicanos en el Congreso, en el sentido de que el cambio climático no es real.
El sitio donde se realizó la audiencia –a unos 6,5 km del lugar al que Trump se escapa para pasar los fines de semana, en Palm Beach– claramente estaba destinado para enviar un mensaje: buena parte de la costa de la Florida podría algún día quedar sumergida bajo el agua, y eso incluye una de las propiedades más preciadas del presidente.

“Hoy estamos en la 'zona cero' de los impactos del cambio climático en Estados Unidos”, aseguró el senador demócrata por la Florida Bill Nelson. “Y aunque todavía hay quienes siguen negando que el cambio climático sea real, el sur de la Florida es la prueba de que es real y es un problema que tendremos que enfrentar durante las próximas décadas”.

Información de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) muestra que el Mar-a-Lago Club y los demás condominios de Trump en Hollywood, Florida, quedarían parcialmente sumergidos si el nivel del mar aumenta tres pies (casi 1 metro), para el final de este siglo. De hecho, la ciudad de Hollywood ya sufre de inundaciones por mareas.

En un reporte reciente, la NOAA subió el espectro de los millones de residentes de zonas costeras en Estados Unidos –especialmente a lo largo de las zonas más bajas de la Costa Este– que serían desplazados por inundaciones. La agencia advirtió que el nivel del mar puede aumentar al menos 4 o 5 pies (1,2 a 1,5 metros) de aquí al año 2100, lo que hundiría a numerosas comunidades costeras o haría que las inundaciones en esas zonas fueran tan frecuentes, que las volvería inhabitables.

“La posibilidad de grandes inundaciones que invaden ciudades costeras de manera regular se está volviendo cada vez más probable”, dijo William Sweet, oceanógrafo de la NOAA y líder del reporte de esa agencia. “La diferencia entre nuestra infraestructura y el nivel global del mar se está reduciendo”.



Un estudio reciente publicado en la revista científica Nature concluyó que con la aceleración del derretimiento del hielo en la Antártica, los niveles del mar podrían aumentar hasta 6 pies (casi 2 metros) para el año 2100. En ese momento, el campo de golf en Doral, Florida, y muchas propiedades de Sunny Isles Beach también quedarían bajo el agua.

El hecho de que las mismas propiedades de Trump sean vulnerables al impacto del cambio climático es paradójico, dado que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ha recibido la orden de anular el plan del hoy expresidente Barack Obama para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por centrales eléctricas de carbón.

En un tuit del 2012, hoy tristemente recordado, Trump aseguraba que “el calentamiento global fue creado por y para los chinos, con el objetivo de quitarle competitividad a la manufactura estadounidense”.
La Audiencia de la Comisión de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado fue liderada por Nelson, miembro de alto rango del grupo, pero fue autorizada por el senador republicano de Dakota del Sur, John Thune, presidente de la Comisión y quien ha reconocido que la actividad humana es responsable del cambio climático.
“Bueno, mira, el cambio climático está ocurriendo, siempre ha ocurrido, Chris. Hay varios factores que contribuyen a esto, incluyendo la actividad humana. La cuestión es qué vamos a hacer al respecto y cuánto nos va a costar eso”, le dijo Thune al presentador Chris Wallace, de Fox News, en una entrevista realizada en el 2014.

FUENTE:  CNN ,  11 / abril / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario