Páginas vistas en total

jueves, 17 de noviembre de 2016

EL AGUA ES UNA DE LAS VÍCTIMAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO.




El agua es una de las principales víctimas del cambio climático y eso obliga a crear protocolos de prevención e infraestructura para una buena gestión de este recurso, afirmó el director general de la Comisión Nacional del Agua de México (CONAGUA), Roberto Ramírez de la Parra.

En entrevista telefónica con Notimex con motivo de su participación en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP22) del 7 al 18 de noviembre en Marrakech, Marruecos, explicó que cada vez son más constantes los fenómenos climáticos que inciden en el agua.

Recalcó que esa es la razón por la que la negociación internacional sobre cambio climático, y la agenda de Objetivos de Desarrollo Sustentable, incluyen al agua como uno de los recursos a proteger mediante políticas e infraestructuras adecuadas.

"Cuando se habla de cambio climático se piensa a veces como algo abstracto y del futuro, pero en México vemos que los fenómenos climáticos se hacen notar en el agua", dijo al recordar la incidencia de huracanes, el récord de lluvias el año pasado y su intensidad.
Recalcó que según las estimaciones de la Organización Meteorológica Mundial, el 2016 podría ser considerado el año más caluroso, y eso se suma "a situaciones constantes en plazos más cortos en huracanes y lluvias que en minutos dejan agua equivalente a días enteros de precipitación".
 
Explicó que todo el proceso de adaptación del sector del agua al cambio climático requiere la participación de la sociedad, como en los protocolos de prevención ante huracanes y lluvias, o de la agricultura ya que en México tres cuartas partes del agua es de uso agrícola y se busca tener más ahorro.
Precisó que en lo que va de este gobierno el ahorro de agua es de tres mil 900 millones de metros cúbicos; "que es equivalente al abastecimiento de agua a la Ciudad de México para dos años".
"La tecnificación del campo permite generar una política de abastecimiento, tanto para área urbana como uso agrícola para suficiencia alimentaria, principalmente cuando se trata de un año en que llueve más", subrayó
 
"Cuando se tiene más a veces se quiere gastar más, pero en este caso es al revés, se quiere almacenar más cuando más llueve, como se ha visto en los últimos años, y así tener agua también para cuando haya años de sequía", abundó.
Ramírez de la Parra sostuvo que estas políticas son también impulsadas por México en los foros que preside: la Red Internacional de Organismos de Cuenca (RIOC) y la Conferencia de Directores Iberoamericanos de Agua (COADIA).
 
"México juega un papel de liderazgo de estos organismos no porque sí, sino por la vulnerabilidad que tiene el país ante el impacto climático, que incide en el agua, y que por eso propone estas políticas y protocolos", puntualizó.
Recordó que además México es copresidente del Penal Intergubernamental del Agua, junto a Islas Mauricio, en el marco de Naciones Unidas y el Banco Mundial.
"Eso muestra cómo el tema del agua ya está aquí en la COP de cambio climático y también con ese panel subió a un primer nivel en la agenda global", aseveró.
El titular de CONAGUA refirió que es mediante el Objetivo de Desarrollo Sustentable 6 sobre agua, que se quiere desarrollar la política en esta materia y hacerlo también de forma concordante a lo que es el Acuerdo de París sobre Cambio Climático.
Agregó que en el Panel Intergubernamental se propone la creación con el Banco Mundial de un Fondo Azul de financiamiento, que ayudaría a países menos desarrollados, con independencia de que cada país impulse sus actuaciones internas.
 
FUENTE:  Terra ,  11 / 11 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario