Páginas vistas en total

martes, 17 de junio de 2014

ATRAPAN Y ALMACENAN LOS RAYOS DEL SOL




WASHINGTON — La energía solar crece tan vertiginosamente en California -las instalaciones por parte de clientes se han multiplicado por 10 desde 2006- que está trastocando completamente al sistema de energía estatal.
En un giro que las compañías eléctricas de Estados Unidos observan de cerca, las empresas de servicios públicos de California instalarán bancos masivos de baterías y otros dispositivos para almacenar el excedente de energía generada por los paneles solares durante la tarde, cuando los rayos del sol son más fuertes.
Mike Blake/Reuters | The relatively new idea of using batteries
to store electricity during the day and discharge it in the evening
is aimed at coping with rapid changes in supply and demand. 


Las baterías entonces empezarán a liberar la energía a la red eléctrica de California al atardecer, cuando la generación de energía solar se apaga, pero la deman­da aumenta al llegar millones de personas a sus casas y encender electrodomésticos que “devoran” electricidad.
El nuevo sistema es lo contrario a lo que las empresas han considera­do durante años: usar baterías pa­ra almacenar energía por la noche de fuentes tradicionales, como el gas natural y el carbón, y agotarlas durante la tarde.
“Es lo opuesto a lo que siempre hemos pensado sobre el almace­namiento”, dijo Gregory Reed, director de la Iniciativa de Ener­gía Eléctrica de la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania.
La idea relativamente nueva de usar baterías —que podrían aco­modarse en paquetes de pilas, del tamaño de un tráiler— para alma­cenar electricidad durante el día y liberarla por la noche busca hacer frente a los rápidos cambios en la oferta y demanda. El costo de las baterías, que posiblemente suma­ría miles de millones de dólares en el caso de California, ha limitado su uso.
Pero el auge en energía solar en el Estado ha alterado la ecuación y hecho que la Comisión de Servicios Públicos de California tome un ca­mino diferente.
A finales de octubre, la comisión ordenó a las compañías de servi­cios públicos instalar algún tipo de equipo de almacenamiento de energía, en el primer mandato de este tipo en el país. Un propósito fundamental del almacenamiento es permitir a los generadores, que en California funcionan princi­palmente con gas natural, seguir operando hacia el final de la tarde, cuando la producción de los pane­les solares elimina la necesidad de su electricidad.
El punto de mantener los ge­neradores funcionando es que se van a necesitar inmediatamente después de que se ponga el sol, pero el problema es que no pueden arrancar de inmediato. Los plani­ficadores estiman que para el 2020 será difícil equilibrar la oferta y la demanda al atardecer, porque la combinación de la puesta del sol y el incremento en la demanda nocturna creará una necesidad instantánea de una gran cantidad de energía. El sistema tendría que duplicar su producción en cerca de tres horas, cosa que ahora no es posible.
El problema se agudiza en Cali­fornia porque la demanda se con­centra en una zona estrecha que se extiende de norte a sur. “El sol se pone sobre esta zona más o me­nos al mismo tiempo”, dijo Philip Undercuffler, director de adminis­tración de productos en Outback 

FUENTE: The New York Times International Weekly, Sábado 25 de Enero de 2014 (en la Edición del Diario Clarín) por Matthew L. Wald

No hay comentarios:

Publicar un comentario