Páginas vistas en total

martes, 9 de diciembre de 2014

ADAPTARSE AL CAMBIO CLIMÁTICO COSTARÍA EL TRIPLE DE LO ESTIMADO.

Para 2050 la cifra puede llegar a los U$S 500 mil millones. El calentamiento global afectará a todos los países. Las naciones más pobres están menos preparadas.



LIma. El costo de adaptarse a las consecuencias del calentamiento del planeta será dos veces más alto que lo anticipado para los países pobres, según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Y eso en el mejor de los casos; es decir, si se logran reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. El trabajo fue dado a conocer ayer en Lima, donde se realiza la cumbre sobre cambio climático (COP20).
En la reunión se intentará escribir un borrador de acuerdo que obligue a los países a reducir las emisiones de gases contaminantes. Este nuevo tratado se firmará en la cumbre de 2015 en París y las obligaciones entrarán en vigencia en 2020.
El estudio sobre la Brecha de Adaptación del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) está llamado a acentuar las disputas en torno a quién paga por el impacto del calentamiento global, cuya principal causa es la quema de carbón, petróleo y gas.
Desde siempre ha sido el tema más álgido en las negociaciones de la ONU.
Los países ricos se han comprometido a ayudar al mundo en desarrollo a usar energía “limpia” y a adaptarse a los cambios de clima que ya están afectando negativamente cosechas, la salud de la población y las economías. Pero las naciones pobres dicen que no están recibiendo suficiente dinero.
Al estimar los costos anuales que los países pobres deberán enfrentar en el 2050 tan sólo para adaptarse a las nuevas condiciones, el informe dice que el cálculo previo de 70 mil millones a 100 mil millones de dólares “es bastante bajo”.
E indica que los costos serán probablemente “dos o tres veces más altos” y podrían llegar incluso a los 500 mil millones.
Eso, si el calentamiento global se mantiene por debajo de los dos grados comparado con la era preindustrial, que es el límite fijado en las conversaciones de la ONU.
Los científicos dicen que cumplir ese objetivo requerirá reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a un ritmo que nadie en el mundo está alcanzando.
“El informe es un fuerte recordatorio de que el costo potencial de la inacción será alto”, expresó Achim Steiner, director del PNUMA.
El cambio climático provocará una subida del nivel de los mar, eventos climáticos extremos como lluvias intensas, largas sequías y olas de calor más intensas. Afectará a todos los países, pero los más pobres son los que menos equipados están para hacerle frente.
Necesitan proteger sus costas, sus cosechas y las fuentes de agua de la crecida de los ríos, las sequías y las inundaciones.
América latina es vulnerable al cambio climático pero no tanto como los países africanos e insulares. Sin embargo, hay inquietud porque el calentamiento global podría revertir los progresos de las dos últimas décadas en la región en su lucha contra la pobreza.
Los países ricos se han comprometido a aportar 100 mil millones de dólares anuales para el 2020 para que los países en desarrollo se adapten al cambio climático. Pero han contribuido sólo 25 mil millones en el 2012-2013. Para comparar, el Congreso de Estados Unidos aprobó más del doble de esa cifra en asistencia para las víctimas del huracán Sandy de 2012.
FUENTE: La  Voz, Ciudadanos, 7/ dic / 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario