Páginas vistas en total

lunes, 27 de febrero de 2017

CAMBIO CLIMÁTICO, TEMA PENDIENTE EN LA AGENDA DE EEUU Y MÉXICO.



La visita a México de Rex Tillerson, responsable de la política exterior de Estados Unidos, dejó de lado el cambio climático, un tema que la nueva administración de nuestro vecino del norte se ha dedicado a negar.

México es uno de los países más vulnerables a los impactos del cambio climático y lo ha considerado un tema de seguridad nacional, por lo que nuestro país debería incluirlo en la agenda con Estados Unidos de manera permanente, a la par de otros como la migración, la seguridad y las relaciones comerciales. La cooperación entre México y Estados Unidos no puede ser “América Primero”, sino “El Planeta Primero”.

México dejó ir la oportunidad de reafirmarle a Tillerson que el cambio climático sigue siendo una prioridad de la política nacional y de la política exterior de primer nivel con vistas a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y de la Agenda 2030, clave para prevenir conflictos, y  otras amenazas a la seguridad y migración forzada.

En Greenpeace nos preocupa que la política ambiental de Estados Unidos se debilite y que la posición de Rex Tillerson sea un obstáculo en un momento en que el mundo avanza en la lucha contra el cambio climático a través de la rápida entrada en vigor del Acuerdo de París, impulsando un cambio hacia la energía limpia, sostenible y segura.

Tillerson dirigió por varios años a una de las petroleras más poderosas del mundo, Exxon, antes de convertirse en el Secretario de Relaciones Exteriores de Estados Unidos y es conocido por estimular la negación del cambio climático y apoyar la producción de los combustibles fósiles.

Es vital que Estados Unidos reconsidere su postura, reconozca la investigación científica sobre cambio climático y acepte que se trata de una crisis inducida por el hombre y responda a la altura de las circunstancias.

FUENTE; Greenpeace, 23 / feb / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario