Páginas vistas en total

lunes, 20 de febrero de 2017

INDAGAN EFECTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LAGUNAS DE BOLIVIA


Las lagunas del valle: Alalay, Quenamari, La Angostura, Escalerani, Corani, Cotapachi y dos de Vacas sufren las consecuencias del estrés climático y sus caudales se han reducido.

Ante la crisis de al menos 10 lagunas, incluidas represas, el Proyecto de Biodiversidad (Probio) de la Secretaría de la Madre Tierra de Cochabamba realiza un diagnóstico socioambiental para definir acciones para conservar los humedales.

El responsable de Conservación de Probio, Omar Osco, informó que el diagnóstico comenzó a fines de 2016 y terminará en julio. Los estudios se basan en mediciones fisicoquímicas, concentración de sales, variación histórica de estos embalses con imágenes satelitales y comparación con archivos.

“El diagnóstico de las lagunas del eje metropolitano es para ver su situación respecto al cambio climático, las diferencias de temperaturas, cantidad de agua. Queremos saber cómo están, si hay un efecto o no, cómo se van a comportar las lagunas durante este tiempo”, precisó Osco.

Añadió que las lagunas de Alalay, Quenamari y Cotapachi son las más críticas. La primera ha entrado a una etapa de eutrofización o exceso de materia orgánica (residuos), debido a la poca cantidad de agua y la presencia de cianotoxinas. Pero, actualmente, el embalse cuenta con niveles de salinidad, nitrógeno, fósforo y sulfatos superiores a los permitidos para un embalse.

Osca explicó que para recuperar Alalay se requiere extraer los lodos de manera aislada y adecuadamente para evitar que se dispersen. Además, se debe evitar el ingreso de aguas negras.

“Los lodos deben ser sacados de una manera adecuada y aislados con cal, no deben ser depositado en cualquier sitio”, indicó.
La laguna Quenamari también se encuentra en riesgo debido a que el volumen del embalse ha disminuido en un 50 por ciento.
A ello se suman los conflictos con sectores que pretenden asentarse en el área de inundación y reclaman un presunto derecho propietario e intentan ganar terreno rellenando las orillas.

“Nunca se ha hecho un estudio de Quenamari, por eso no sabemos cuál fue su capacidad o tamaño original. Nosotros no podemos hacer mucho si el municipio no define el derecho propietario y evita el loteamiento”, lamentó.

También hay preocupación por la laguna de los incas o Cotapachi de Quillacollo que está seca desde hace tres años. Esta laguna se abastecía de aguas del río Rocha y de escorrentías de los cerros, pero la urbanización de la zona impide el paso.
El Ministerio de Medio Ambiente y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) elaboran un estudio para la recuperación.

“Se busca otra fuente de agua que no sea el río Rocha, porque el agua está contaminada, se analiza la posibilidad de que en la zona se ctratamiento de aguas servidas del municipio para aprovechar las aguas tratadas”, explicó la encargada de lagunas de la Gobernación, Nadiezka Soria.

El diagnóstico de la represa de La Angostura busca identificar las fuentes de contaminación, la descarga de aguas residuales. Así como realizar estudios físico- químicos para determinar la calidad del agua. Luego, se prevé registrar la biodiversidad.


El bajo caudal de la represa de Escalerani. La misma dota de agua para consumo humano.

José Rocha

Baja caudal de Escalerani

La Secretaría de la Madre Tierra también analizará el estado de las represas de Corani y Escalerani que cada año disminuyen su recarga de agua. Escalerani se encuentra en el Parque Nacional Tunari y es una de las principales fuentes de agua para el municipio de Cercado.

El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) informó que a la fecha el vaso de agua sólo acumuló el 15 por ciento de su capacidad que es de 887.500 metros cúbicos.
El responsable de Conservación del Proyecto de Biodiversidad (Probio) de la Gobernación, Omar Osco, explicó que se analizará los datos históricos de la acumulación de agua de estos embalses y a que se debe la  disminución.

“Nunca se ha trabajado con esa lagunas, sólo se tiene el embalse, se aprovecha el agua y listo. A partir de ese diagnóstico socioambiental, tendremos alguna idea de lo que pasa y generar algunas recomendaciones y acciones que se deben realizar a mediano y corto plazo”, explicó.

El funcionario explicó que la falta de agua se puede deber a la perdida de cobertura vegetal. “Debido a las quemas, el agua que debería entrar al subsuelo en la época de lluvias, por problemas de quemas, todo se va al río, no hay infiltración; si hubiera vegetación, todo se infiltraría”, indicó.

El estado de los ecosistemas
A
LALAY CON ALTO NIVEL DE CONTAMINACIÓN


Alalay con alto nivel de contaminación
José Rocha
La laguna Alalay registra altos niveles de salinidad, nitrógeno, fósforo y sulfatos por el ingreso de aguas contaminadas de canales clandestinos.

Además, se detectó una presencia elevada de cianotoxinas (algas verdeazuladas y toxicas), que en marco de 2016 provocaron la mortandad de miles de peces con hemorragias. La laguna Alalay brinda varios servicios ambientales al municipio de

Cercado como ayudar en la humedad, disminuir la contaminación ambiental, proteger de inundaciones y como un paisaje. | José Rocha


VACAS REDUJO DE 6 A 4 LAGUNAS


Vacas redujo de 6 a 4 lagunas
José Rocha
El municipio de Vacas, conocido como la tierra del agua, en los últimos dos años ha perdido dos de seis lagunas que están afectando a la población, por lo que la Alcaldía solicitó apoyo a la Gobernación para su protección.

Una causa puede ser que las zonas altas del municipio han sufrido varios incendios forestales que han consumido árboles nativos como kewiña, que facilitan la infiltración del agua. Pero, en estas partes altas, también se acumulaban las nubes y existía precipitación constante. | José Rocha

LAGUNA QUENAMARI SE REDUJO A LA MITAD


Laguna Quenamari se redujo a la mitad.
Rubén Rodríguez
 
 
La laguna Quenamari del municipio de Cercado perdió el 50 por ciento de agua en los últimos años como consecuencia del crecimiento urbano y cierre del ingreso de agua del río Rocha. A eso se suma que los pobladores de la zona aseguran tener derecho propietario, por lo que ganan terreno rellenando las orillas con escombros para cultivar, construir establos y casas. Los comunarios de la zona, además, rechazan los estudios que ha planteado el municipio. La Gobernación pidió a la Alcaldía paralizar las construcciones ilegales. | Rubén Rodríguez

ANGOSTURA ACUMULÓ EL 5 POR CIENTO

Angostura acumuló el 5 por ciento

José Rocha

Ante la falta de lluvias que se registra en el departamento, La Angostura sólo acumuló el 5 por ciento de su capacidad. La represa es esencial para el riego de 4.800 hectáreas de cultivo de maíz y otros productos en los municipios de Quillacollo, Tiquipaya, Colcapirhua y Cercado.

En 2016, los estudios revelaron que las aguas están contaminadas con fosfato y manganeso. La Gobernación hace el monitoreo y debe elaborar un documento para su preservación y regular las actividades que se realizan en el caudal y el entorno. La Angostura cuenta con 100 especies de aves migratorias y nativas, en su alrededor viven siete especies de mamíferos, cinco de peces, cinco de reptiles y tres de anfibios.

FUENTE:  Loa Tiempos , José Rocha, Laura Manzaneda, 19 / feb / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario