Páginas vistas en total

domingo, 14 de junio de 2015

LA ANTÁRTIDA PIERDE UNA BARRERA DE HIELO CON 10.000 AñOS DE HISTORIA.


Un equipo liderado por expertos de la NASA calcula que la plataforma Larsen B desaparecerá completamente en menos de una década.



La Antártida pierde una barrera de hielo con 10.000 años de historia


La plataforma de hielo Larsen B, en la Antártida, sigue afectada por un rápido proceso de desintegración y quedará totalmente disuelta en menos de una década, según advierte un estudio liderado por investigadores de la NASA que publica el número del mes de junio de la revista Earth and Planetary Science Letters. La plataforma Larsen B se derrumbó parcialmente en 2002 y durante los últimos años ha sido objeto de un constante seguimiento científico puesto que puede ser no solo una evidencia del sino también un buen modelo sobre los efectos del calentamiento global en los hielos de las zonas polares.

El estudio liderado por Ala Khazendar, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena (California, EE.UU.) ha confirmado que los restos de la plataforma de hielo Larsen B fluyen hacia el mar abierto de forma cada vez más rápida; al igual que los hielos de dos de sus glaciares tributarios. Han participado en el estudio expertos de la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) y el Centro Universitario de Svalbard, Noruega.

"Pese a que científicamente es fascinante poder ver desde la primera fila como una gran plataforma de hielo se vuelve inestable y se rompe, debemos destacar que nos encontramos ante una mala noticia para el planeta; esta plataforma de hielo ha existido durante más de 10.000 años y ahora está a punto de desaparecer", ha lamentado Ala Khazendar.

Rápida pérdida de superficie helada

La plataforma (o barrera) de hielo Larsen B estaba formada hace dos décadas por una extensión compacta de hielo de casi 1.000 kilómetros cuadrados (equivalente a la superficie de la Navarra). El colapso de hielo de 2002 dejó la extensión de esta zona de la Antártida en unos 6.600 kilómetros cuadrados. En la actualidad se calcula que el hielo compacto de esta barrera es de unos 1.600 kilómetros cuadrados, con un grosor máximo de hielo de 500 metros. 

El equipo de Ala Khazendar utiliza datos sobre la superficie de hielo y las profundidades rocosas de esta zona de la Antártida recogidos por el proyecto IceBridge de la NASA, una campaña de estudio aéreo de varios años que incluye documentación sin precedentes de los glaciares de la Antártida, las plataformas de hielo y las capas de hielo. "Lo que es realmente sorprendente acerca de Larsen B es la rapidez con que se llevan a cabo los cambios", dijo Khazendar. "El cambio ha sido implacable".


La información facilitada por la NASA destaca que la pérdida de hielo en Larsen B y los glaciares tributarios (Leppard, Flask y Starbuck), "está fuera de lo usual, ya que generalmente las barreras de hielo pierden masa por el desprendimiento de icebergs, fracturándose y derritiéndose sus superficies superiores e inferiores". Las desintegraciones observadas durante los últimos años "están vinculadas al calentamiento climático en la península Antártica, alrededor de 0,5 °C por década desde fines de los años 1940, probablemente consecuencia del calentamiento global", indica la NASA.

FUENTE: La Vanguardia, Natural, 18 / MAYO / 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario