Páginas vistas en total

martes, 2 de octubre de 2012

ECOLOGÍA SOBRE RUEDAS: AVANZA EL DESARROLLO DE AUTOS HÍBRIDOS.


El sector del automóvil se está sometiendo a un profundo proceso de reinvención para adaptarse a las necesidades de futuro del planeta, que necesita frenar la emisión de gases con efecto invernadero. Los coches híbridos plantean un presente optimista, mientras que la electricidad y el hidrógeno se postulan como las alternativas ecológicas de un porvenir sin petróleo.


Considerado uno de los elementos de desarrollo más importantes de la historia de la humanidad debido a su determinante papel social, el sector del automóvil se encuentra en una de sus encrucijadas más trascendentales. A ciencia cierta, nadie puede calcular cuántos años pueden durar las reservas de petróleo de la Tierra, pero todo el mundo sabe que deben buscarse alternativas energéticas para garantizar la demanda global de movilidad a largo plazo. Además, el problema del efecto invernadero, causado en parte por las emisiones contaminantes de los coches, obliga a los fabricantes a aguzar el ingenio para encontrar tecnologías más respetuosas con el medio ambiente.

Se asiste a un interesante debate sobre la naturaleza que tendrá la alternativa energética destinada a tomar el relevo del petróleo en el universo de la automoción. Según el origen de la voz que se escuche, se puede concluir que una u otra tecnología está llamada a empuñar la bandera de la hegemonía. Pero lo cierto es que por el momento no existe unanimidad entre los expertos del sector sobre las directrices que deben llevar al camino más conveniente para el futuro.


Pese a que algunos ingenieros visionarios auguren una fulgurante revolución tecnológica, que debería comportar un cambio de paradigma energético de modo inmediato, las cosas parece que van a un ritmo dictado por el sentido común y la demanda del mercado. La primera fase de la transición se ha puesto en marcha, aunque se van sucediendo los capítulos de un modo pausado y sin olvidar que el petróleo sigue siendo el sustento de la movilidad mundial.

En un retrato del panorama actual sobre ruedas, reluce de inmediato que empiezan a abundar los modelos impulsados por energías alternativas. Los coches híbridos ganan adeptos, mientras que los eléctricos dan sus primeros pasos y los de hidrógeno siguen siendo testimoniales. Pero lo mejor del caso es que, en el fondo, prácticamente todos los automóviles contemporáneos se han desarrollado pensando en verde, aunque mayoritariamente siga fluyendo petróleo por sus venas.



RENAULT TWIZY
Genética adaptada al entorno urbano
Nacido con la intención de redefinir el concepto de la movilidad urbana, el Renault Twizy rompe con la mayoría de los esquemas que imperaban hasta ahora en el universo de las cuatro ruedas. Dada su vocación netamente urbana, resulta especialmente adecuado que se trate de un vehículo eléctrico y, en consecuencia, sin emisiones. 

En este caso, debido al teórico uso en recorridos de corta distancia, que cuente con una autonomía de funcionamiento de 100 kilómetros no debería plantear inconvenientes. Dispone de buena aceleración para arrancar con ímpetu, mientras que su velocidad máxima se ha limitado a 85 km/h. La configuración de sus dos plazas, dispuestas en tándem, lo aproxima al mundo de las motocicletas.



OPEL AMPERA
El coche eléctrico de largo alcance
Si los coches híbridos se postulan como la opción inmediatamente hegemónica y los eléctricos parece que podrían imponerse a largo plazo, existe una interesante vía de transición entre estos dos tipos de tecnologías alternativas. 

Se trata de los automóviles que funcionan mediante un motor eléctrico, pero que cuentan con autonomía extendida. Tal es el caso del Opel Ampera, que monta un propulsor de 150 CV que consume la energía almacenada en un poderoso conjunto de baterías. 

Pero lo bueno del caso es que este modelo cuenta con un modesto generador de gasolina, que se pone en marcha únicamente cuando el cerebro electrónico de gestión del vehículo detecta que es necesario producir electricidad.

FUENTE: Pere Prat, lavanguardia.com, 30/9/2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario