Páginas vistas en total

jueves, 18 de octubre de 2012

LOS MODELOS DE CAMBIO CLIMÁTICO QUE SE UTILIZAN EN LA TIERRA , HAN SIDO PREDICTIVOS PARA MOSTRAR EXITOSAMENTE EL CLIMA DE MARTE.


Modelos de ordenador han sido predictivos con exactitud de las condiciones del clima en Marte, y también han hecho predicciones válidas del calentamiento global en la Tierra, según concluyen astrónomos de Estados Unidos y Francia. Estos programas informáticos predijeron el comportamiento de los glaciares marcianos y otras características del planeta vecino de la Tierra.
"Algunas personalidades públicas dicen que el modelado del cambio climático global en la Tierra es 'ciencia basura', pero si los modelos climáticos pueden explicar las características observadas en otros planetas, entonces los modelos deben tener al menos alguna validez", dijo el investigador William Hartmann del Instituto de Ciencia Planetaria.
Los hallazgos del equipo fueron presentados en la reunión anual de la división de ciencias planetarias de la American Astronomical Soceity en Reno, Nevada.
Algunos escépticos del cambio climático, en particular el senador de Estados Unidos James Inhofe, desestiman que el hombre haya impulsado el calentamiento global, y lo consideran un engaño. Otros aceptan que el clima de la Tierra está cambiando, pero descartan una causa humana. Y otros, entre ellos el candidato presidencial republicano Mitt Romney, aceptan la idea del cambio climático, pero mantienen que la ciencia no es concluyente.
La ciencia de la predicción del cambio climático depende en parte de los modelos informáticos complejos que tienen en cuenta múltiples factores que influyen en el clima de la Tierra, incluyendo el nivel de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera.
Muchos de estos modelos han pronosticado que la temperatura media mundial aumentará en 2 grados durante este siglo si las emisiones de efecto invernadero continúan en los niveles actuales.
Los recientes aumentos de temperatura global apoyan estas predicciones. El lunes, la agencia meteorológica de Estados Unidos (NOAA) informó de que septiembre de 2012 empatado como el mes de septiembre más caluroso en los tiempos modernos, y fue el mes consecutivo número 331 por encima del promedio del siglo 20.
Hartmann, un científico senior de la organización no lucrativa Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson, Arizona, dijo que él y su equipo confirmaron la eficacia de los modelos de computadora terrenales "mediante su uso para predecir las condiciones en Marte".
Nuevas observaciones satelitales de los glaciares, los flujos de hielo y otras características en el planeta rojo mostraron que las predicciones de los modelos se correspondían con lo que había en la superficie marciana, dijo Hartmann en una entrevista telefónica.
Una diferencia clave entre la Tierra y Marte es su inclinación, dijo. El eje de la Tierra está fijo, con variaciones muy pequeñas, a los 23,5 grados, y se mantiene estable por la atracción gravitacional de la Luna. Esta inclinación se hace responsable de los cambios de estaciones a medida que la Tierra se mueve a través del año, inclinando alternativamente sus hemisferios norte y sur hacia el sol.
Marte carece de una luna grande para estabilizar su inclinación, y su eje de rotación puede variar tanto como 70 grados hacia el sol. Cuando eso sucede, se evapora el hielo polar y aumenta la humedad en la atmósfera marciana, lo que vuelca glaciares a la nieve, al hielo y finalmente los glaciares a latitudes medias. La última vez que esto ocurrió, dicen los astrónomos, fue hace entre 5 y 20 millones de años.
Analizando la variación de la inclinación del planeta, junto a topografía, clima y otra información, los modelos climáticos pronostican para regiones específicas nevadas masivas, y los restos de esas nevadas están ahí, dijo Hartmann. También lo son los flujos de hielo y otras características, vistos por la Mars Reconnaissance Orbiter.
FUENTE: MADRID, 17 Oct. (Reuters/EP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario