Páginas vistas en total

miércoles, 10 de octubre de 2012

UNA CENTRAL ELÉCTRICA DE CARBÓN SIN EMISIONES


¿ CARBON LIMPIO ?
La central eléctrica experimental de Cubillos del Sil (León) ha conseguido producir energía sin apenas emitir dióxido de carbono. Ha capturado el gas de efecto invernadero para demostrar que el carbón puede ser una energía más limpia. Los responsables de la Fundación Ciudad de la Energía (CIUDEN) aseguran que este avance sitúa a España a la vanguardia mundial en esta técnica.
Capturar dióxido de carbono y enterrarlo a miles de metros de profundidad es una de las soluciones propuestas para luchar contra el cambio climático. Al menos hasta que otras fuentes más limpias puedan hacer frente a la demanda de energía. Pero con las centrales actuales no es fácil porque no sólo emiten CO2. 
La técnica puesta en práctica en el prototipo de León consigue limitar las emisiones a dióxido de carbono y vapor de agua, lo que facilita el proceso. Lo han conseguido gracias a la oxicombustión.
En las centrales eléctricas convencionales el carbón se quema en presencia tanto del oxígeno como del resto de gases que forman la atmósfera terrestre, entre los que destaca el nitrógeno. En Cubillos del Sil han probado una combustión que utiliza oxígeno puro, y por eso se llama oxicombustión. Así consiguen, explican desde CIUDEN, «que sólo se generen dióxido de carbono y vapor de agua». Así es más sencillo capturar el CO2, y por tanto, que el resultado final de la reacción sea limpio.
La planta experimental es una versión reducida de una central eléctrica real. Es capaz de generar unos 30 megavatios y de operar tanto en 'modo aire' ?como las convencionales? y en modo oxicombustión. Está financiada en parte ?180 millones de euros? por el Programa Energético de Recuperación de la UE y en parte por España. La caldera es de 'lecho fluido circulante' y acepta todo tipo de carbón, además de biomasa y otros combustibles.
De concluir con éxito esta primera fase, la tecnología se utilizará para construir una segunda planta, esta vez de tamaño industrial y 300 megavatios. Endesa, Foster Wheeler y la propia CIUDEN están en ello. El segundo prototipo estaría situado en la localidad de Compostilla.
La captura de CO2 y su posterior almacenamiento en el subsuelo es una técnica conocida y que funciona. El gas de efecto invernadero se puede licuar e inyectar en yacimientos petrolíferos agotados, con unas características geológicas que favorecen que se quede ahí con seguridad.
FUENTE: amena.com, B. Robert, 9/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario