Páginas vistas en total

miércoles, 2 de septiembre de 2015

CUMBRE DE JÓVENES POR EL CAMBIO CLIMÁTICO EN BUENOS AIRES.







 Un acuerdo vinculante y obligatorio, respetar los lineamientos del Protocolo de Kyoto, sostener los 2°C como límite del aumento de la temperatura global promedio y comprometer a las empresas privadas en las decisiones de la cumbre de países son algunas de las decisiones que se tomaron en la Cumbre Climática de los Jóvenes, que se desarrolló hasta ayer (29 de agosto), en la ciudad de Buenos Aires.
Un centenar de jóvenes de universidades públicas y privadas del Área Metropolitana de Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe y otros estudiantes provenientes de Colombia, Ecuador, Perú y Francia, se reunieron durante tres jornadas en la Facultad de Ingeniería de la UBA con el objetivo de debatir y repensar la problemática del cambio climático, esperando concluir con un acuerdo mundial que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero.
Los jóvenes representaban a los países miembros de la ONU que participarán de la próxima cumbre del clima, en París, en donde se definirá un acuerdo por consenso. En los borradores de acuerdo que circulaban en la facultad quedaban firmes los compromisos para reducir emisiones que los países ya están presentando y se establece 2050 como año límite. El único país que comenzará con el proceso de reducción en 2030 es China que se compromete a reducir entre el 60 y el 65% de las emisiones de CO2 per cápita por haber comenzado más tarde.
Herve Le Treut, climatólogo francés, director de la Unidad Instituto Franco-Argentino sobre estudios de Climas y sus impactos (UMI-IFAECI) opinó respecto de la simulación: "En cuanto a pedagogía este tipo de cumbre de los jóvenes es muy importante porque cada uno tiene que tratar de entender y está representando las ideas de un país y entender por qué actúa como actúa con sus necesidades, historias e intereses. Al tiempo que debe discutirse cómo se puede llegar al interés común respetando las necesidades ecológicas".
El experto recordó que, según el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático de la ONU (IPCC), la humanidad debe reducir la emisión de gases de efecto invernadero entre 40 y 70% para 2050. "Los compromisos de los países nunca van a ser suficientes para un climatólogo, pero se ponen sobre la mesa las realidades. En París no se va a resolver todo, pero se debe generar un mecanismo de trabajo", dijo a La Nacion.
La simulación es el resultado del trabajo conjunto entre la Asociación Civil MINU, el Instituto Francés de la Embajada de Francia en Argentina y la ONG francesa CLIMATES. Durante todo el proceso de desarrollo de la Cumbre, los jóvenes participantes contaron con la capacitación y el asesoramiento de diferentes investigadores de la UMI-IFAECI, de la Secretaría de Ambiente de la Nación y de otras instituciones públicas y de la sociedad civil.
FUENTE: lanacion.com, 30 / 08 / 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario