Páginas vistas en total

jueves, 30 de marzo de 2017

CALIFORNIA Y NEW YORK PROMETEN LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO.



Los gobernadores de California y Nueva York dijeron el martes que proseguirán con sus agresivas políticas contra el cambio climático pese al decreto del presidente Donald Trump que busca dar un impulso a la industria del carbón.

Los gobernadores demócratas Jerry Brown, de California, y Andrew Cuomo, de Nueva York, indicaron en un comunicado conjunto que ayudarán a ocupar el vacío provocado por la decisión de Trump de deshacer el plan para frenar el calentamiento global que promulgó su predecesor, el presidente Barack Obama.

"Con o sin Washington, trabajaremos con nuestros socios de todo el mundo para combatir agresivamente el cambio climático y proteger nuestro futuro", escribieron los gobernadores. El decreto de Trump va en contra de casi una decena de regulaciones de la era Obama en un esfuerzo por impulsar la producción local de combustibles fósiles.

El mandatario republicano ha calificado en repetidas ocasiones las políticas climáticas de Obama como un ataque contra los trabajadores estadounidenses y contra la alicaída industria del carbón. Aseguró que con su decreto se recuperarán empleos.

Los gobernadores dijeron que el acto "es profundamente erróneo y hace caso omiso de la ciencia básica". California y Nueva York, en donde viven casi el 20% de los estadounidenses, se han embarcado en los esfuerzos más ambiciosos del país por reducir la cantidad de emanaciones a la atmósfera de gases que alteran el clima, fijándose objetivos más estrictos que los dispuestos por Obama y mismos que ha revertido Trump.

Ambos estados prometieron reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% por debajo de los niveles de 1990 antes de 2030, y en un 80% menos hacia 2050. También ordenaron que para 2030 la mitad de la electricidad que produzcan sus estados provenga de fuentes renovables.

El comunicado conjunto es inusual para los líderes de dos estados que a menudo compiten por estar a la vanguardia en políticas liberales. Brown también firmó un comunicado por separado difundido por líderes políticos de la costa oeste, en el que describen al cambio climático como una de las mayores amenazas de la región debido a los incendios forestales, la acidificación de los océanos y la sequía.

 "Afirmaremos nuestro propio liderazgo del siglo XXI y trazaremos un camino distinto", se indica en el comunicado firmado por los gobernadores de Oregon, Washington y California, así como los alcaldes de Los Ángeles, San Francisco, Oakland, Portland y Seattle.

 FUENTE: 20 Minutos , USA , 28 / 03 /2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario