Páginas vistas en total

sábado, 4 de marzo de 2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO MODIFICA "LA PUERTA DE ENTRADA AL INFIERNO" EN LA SIBERIA RUSA.




Una gigantesca “puerta de entrada al infierno” en la región rusa de Siberia crece rápidamente año a año ante el deshielo provocado por el cambio climático, abriendo paso a un mundo de más de 200 mil años que arroja novedosos e históricos registros sobre el calentamiento global.

El cráter, uno de los más grandes que se han encontrado en Rusia, ronda los 800 metros de ancho y alcanza una profundidad de más de 75 metros, según lo dio a conocer el portal de noticias en internet, New York Post.



El diario estadounidense explica que el ancho del agujero crece a medida de que el hielo almacenado bajo la superficie se derrite y convierte en gas metano, derrumbando el paisaje a una velocidad de entre 10 a 30 metros por año.

Un estudio de la revista científica de la Universidad de Cambridge, Quaternary Research, reveló que algunos elementos preservados en el permafrost (definido por la Real Academia Española como capas de suelo permanentemente congeladas) como el polen, muestran que en algún momento la región tuvo una vegetación de tipo tundra, definida como “una llanura sin árboles”; pero también, la base de dos árboles comprueba la existencia de un bosque denso.



New York Post informa que junto a los registros anteriormente mencionados, los investigadores han encontraron rastros de los cadáveres de un mamut, un buey almizclero y un caballo de más de 4.400 años.

La “puerta de entrada al infierno” o “el inframundo” fue bautizada de esa manera por los habitantes de Balalaika, quienes además han optado por abandonar la región. El agujero forma parte de una serie de hoyos conocidos como “hellsmouth” (bocas del infierno).

FUENTE: ameliarueda.com , 01 / 03 / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario