Páginas vistas en total

sábado, 13 de julio de 2013

CAMBIO CLIMÁTICO GENERA "BABYBOOM" EN EL FONDO MARINO DEL ANTÁRTICO.

Las esponjas vítreas pertenecen al grupo de los seres vivos más antiguos.

Una imagen sin fecha cedida  por el Alfred-Wegener-Institut, muestra un pez dentro de una esponja vítrea en el manto de hielo Larsen E, en la costa este de la Península Antártica de cara al mar de Wedell. Estas esponjas, que crecen lentamente y cuyas colonias pueden datar de hasta 10.000 años, están invadiendo rápidamente áreas de la Antártida antes cubiertas por el hielo. Foto EFE/Tomas Lundalv


Bremerhaven, Alemania.- Un grupo de investigadores ha observado una notable proliferación de esponjas vítreas en el fondo marino próximo al océano Antártico, según publica hoy la revista científica "Current Biology".

"Desde el derrumbe y ruptura de la plataforma de hielo en el oeste del mar de Weddell, el número de las conocidas como esponjas vítreas (hexactinélidos de la familia Porifera) se incrementó rápidamente", informaron los biólogos del Instituto Alfred Wegener.
"Sin las gruesas plataformas de hielo, que cubren parte de la superficie marina, los animales pueden aumentar de manera asombrosa", escribieron en la revista especializada sobre este fenómeno provocado por el cambio climático.

Las esponjas vítreas pertenecen al grupo de los seres vivos más antiguos. Existen desde hace aproximadamente 600 millones de años y viven principalmente en el fondo marino cerca del Antártico y se alimentan de plancton pequeño.
En base al reciente estudio, el número de esponjas se ha multiplicado por tres entre 2007 y 2011 en el oeste del mar de Weddell, a pesar de la baja temperatura del agua, inferior a dos grados.

Esta gran proliferación se sustenta, sobre todo, por la luz que llega ahora al fondo marino después de que hayan desparecido cientos de metros de hielo de la superficie.
Donde antes el frío y la oscuridad provocaba una escasez de alimentos, actualmente el plancton crece en las capas superficiales del mar. Ese plancton cae después a las capas inferiores convirtiéndose en alimento del fondo marino.
"Suceden cosas mucho más rápidamente de lo que pensamos en un primer momento", comentó el investigador Claudio Richter, que en 2011 participó en una expedición por el océano Antártico.

Entonces, un robot submarino analizó el suelo marino a una profundidad de 140 metros y se compararon los datos con los recogidos en otra expedición en 2007.
En la primera incursión los científicos pudieron contemplar la existencia de muchos ascidiáceos, conocidos vulgarmente como ascidias, y sólo algunas esponjas vítreas. Sin embargo, en la última expedición comprobaron un aumento desorbitante de las esponjas vítreas y casi ninguna ascidia.

"El océano Antártico es cada vez más productivo y cada vez tenemos más vida en el fondo marino", declaró Richter. Sin embargo, los científicos no son capaces aún de establecer si este desarrollo es positivo o no y prefieren esperar.
Hasta ahora los investigadores creían que la vida del fondo marino del Antártico sólo sufría pequeñas modificaciones a muy largo plazo. Con este estudio ha quedado patente que los animales pueden multiplicarse muy rápidamente.

"Existen fuertes cambios en las profundidades marinas y debemos mantenerlas bajo observación en los próximos años", agregó Richter.
La conocida como barrera de hielo Larsen es una extensa plataforma de hielo localizada a lo largo de la costa oriental de la península Antártica, en la parte noroeste del mar de Weddell, originada en 1995 como consecuencia del cambio climático.

FUENTE: vanguardia, 13/ 07/ 2013



No hay comentarios:

Publicar un comentario