Páginas vistas en total

miércoles, 17 de julio de 2013

EVIDENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO SOBRE UN GLACIAR QUE RETROCEDE 100 METROS CADA 12 MESES.





Greenpeace ha iniciado este lunes la expedición al Ártico groenlandés, para mostrar los efectos del cambio climático y las amenazas que se ciernen sobre este territorio y pedir su protección.
En la expedición les acompaña el músicoAlejandro Sanz que ha desplegado junto a la organización ecologista una pancarta de dos metros con el lema “Salva el Ártico”. En el primer día de expedición han accedido, acompañados por Inuits, al glaciar Apusiaajik en Kulusuk, donde la organización ecologista ha podido constatar los efectos del cambio climático que han provocado una regresión del frente glaciar de 1,5 kilómetros en los últimos 10 -15 años.
La principal amenaza del Ártico, el cambio climático, está provocando la rápida desaparición de su capa de hielo. Tanto es así que los científicos prevén que dentro de 10 o 20 años, el Polo Norte probablemente estará libre de hielo marino en verano. La mayor preocupación de cómo influye el deshielo en el Ártico en la subida del nivel del mar se encuentra en Groenlandia, donde ahora está la expedición. Este territorio se encuentra cubierto por hielo de hasta tres kilómetros de espesor, un volumen, que, de derretirse, podría elevar el nivel medio del mar hasta siete metros.
“Las compañías que están causando el cambio climático son las que ven en este deshielo una oportunidad para buscar más petróleo. Frente a este glaciar nos damos cuenta de la rapidez con la que estamos destruyendo el Ártico, mucho antes de que los políticos tomen la iniciativa de protegerlo”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña Salvar el Ártico de Greenpeace.
La expedición tiene como objetivos difundir la valía de este territorio y llamar a la acción para proteger estas aguas amenazadas por las grandes empresas petrolíferas. Al este de Groenlandia, donde se encuentra la expedición de Greenpeace, una nueva ronda de licencias para prospecciones petrolíferas buscan explotar estas aguas. Greenpeace pide una moratoria permanente para que se proteja el Ártico.
FUENTE: ambientum.com, 17/ 07/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario