Páginas vistas en total

martes, 9 de julio de 2013

EL GAS NATURAL, UNA ALTERNATIVA EN COMBUSTIBLES MENOS CONTAMINANTES.


En un contexto en el que se requiere un combustible más limpio y eficiente, el gas natural podría desempeñar un papel importante para satisfacer las crecientes necesidades del transporte en el mundo, afirma Shell Global.
En un estudio sobre el futuro del carburante, la compañía petrolera asegura que el gas natural se encuentra en una etapa de abundancia por la explotación de sus recursos no convencionales, conocidos como shale o lutita.
De acuerdo con el análisis publicado en su portal de Internet, este combustible ofrece la posibilidad de mover a los buques, camiones, autobuses y aviones.
Detalla que el gas natural, que se obtiene del proceso de enfriarlo a casi 162 grados Celsius bajo cero, ya es utilizado como combustible para los buques de navegación interior, como los transbordadores de Noruega.
Además, abunda, tiene el potencial de ser aplicado de una forma más amplia por los cruceros, transbordadores, gabarras (barcazas de suelo plano para el traslado de cargas pesadas en ríos y canales) y remolcadores.
Shell destaca que en Europa y con las nuevas regulaciones ambientales de América del Norte requieren operadores de trasporte para reducir las emisiones locales, de manera que el gas natural licuado se convierte en el combustible ideal al estar libre de azufre y partículas.
Respecto al uso del gas natural en el transporte terrestre, explica que este carburante tiene el potencial de ofrecer un ahorro significativo de costos de combustible en comparación con el diesel convencional.
Además, subraya que al igual que en el caso de los buques, puede ayudar a reducir la emisión de gases de efecto invernadero(GEI) desde su producción hasta su uso, en comparación con el diesel convencional y el biodiesel en motores nuevos.
La combustión del combustible en los motores de encendido por chispa es más tranquila que la quema de diesel en motores de combustión, además de que los camiones de combustión de gas pueden funcionar durante más tiempo, resalta.
Ante este potencial que ofrece el gas natural, Shell centra su atención en el sector camionero de Canadá y Estados Unidos, de manera que trabaja para suministrar este combustible a lo largo de una ruta de camiones en Alberta.
Entre las ventajas que ofrece el gas natural como combustible, está el que puede ser convertido en un producto líquido, adecuado para grandes vehículos diesel más modernos, sin la necesidad de modificaciones de nueva infraestructura, asegura.
Actualmente Shell aplica tecnología avanzada en la planta Pearl GTL para convertir el gas natural en productos que incluyen GTL gasoil, una alternativa menos contaminante para el diesel y el queroseno GTL, que se puede utilizar para el combustible jet.

FUENTE:  El Economista, 03/ 07/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario