Páginas vistas en total

martes, 18 de junio de 2013

AVANZA LA FABRICACIÓN DE AUTOS ELÉCTRICOS EN ESTADOS UNIDOS.

Vehículos más limpios son parte del plan integral del gobierno federal para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, crear industrias "limpias" y reducir la dependencia del país en el petróleo importado, afirma el Departamento de Energía.




El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Donilon, dijo en abril que las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el consumo energético de Estados Unidos se han reducido a los niveles de 1994, "gracias en gran parte al éxito que hemos tenido en los últimos cuatro años en la duplicación de la electricidad a partir de fuentes renovables, el paso del carbón al gas natural para generar energía y el mejoramiento de la eficiencia energética".

De acuerdo con el secretario de Asuntos Energéticos, Ernest Moniz, el reembolso anticipado de un crédito de 465 millones de dólares que el Departamento de Energía concedió a Tesla Motors, un fabricante de automóviles eléctricos, es una buena noticia para el futuro de la industria creciente de los vehículos eléctricos de Estados Unidos.

El préstamo a Tesla fue uno de los muchos que el departamento desembolsó para hacer frente al cambio climático y promover un mayor uso de alternativas a los combustibles fósiles. Muchos de los proyectos de energía y transporte más grandes y más innovadores del país cuentan con el apoyo de los programas de crédito del Departamento de Energía, como los siguientes:

--Varios de los principales centros de generación de energía solar y sistemas de almacenamiento de energía del mundo (Ivanpah Solar en el desierto Mojave en California, Agua Caliente Solar en Arizona, Desert Sunlight en California, Abengoa Solana Solar en Arizona y la reserva de energía solar de Tonopah en Nevada).
-- Uno de los parques eólicos más grandes del mundo, Shepherds Flat, en Oregón.
-- Las primeras dos fábricas de vehículos totalmente eléctricos en Estados Unidos (Tesla y Nissan).
-- La primera planta de energía nuclear que se construye en Estados Unidos en los últimos 30 años, la planta Vogtle en Georgia.

Según sostuvo del Departamento de Energía, estas inversiones han tenido una incidencia enorme, en particular en la industria automotriz. Por ejemplo, en junio de 2009, el departamento ofreció más de 8.000 millones de dólares en créditos condicionales a tres empresas (Ford, Nissan y Tesla) para reequipar, renovar y reabrir plantas automotrices de Estados Unidos que producirán los automóviles del futuro. Los resultados han sido impresionantes:

-- El departamento le otorgó un crédito de 5.900 millones de dólares a Ford Motor Company para que actualizara y modernizara 13 fábricas en seis estados e introdujese nuevas tecnologías que mejorasen el consumo de combustibles en más de una docena de vehículos populares, lo que representa cerca de 2 millones de vehículos nuevos cada año.

-- En Smyrna, Tennessee, las primeras baterías avanzadas producidas en Estados Unidos están logrando el éxito en la línea de producción de la planta de Nissan América del Norte, sostuvo el Departamento de Energía. Estas baterías avanzadas están suministrando energía a todos los automóviles eléctricos Nissan LEAF fabricados en Estados Unidos.

La construcción del centro de fabricación de baterías de última generación fue posible gracias al crédito de 1.400 millones de dólares proveniente del Departamento de Energía.

El crédito de 465 millones de dólares para Tesla permitió reabrir una planta de fabricación automotriz en Fremont, California, y producir baterías, motores eléctricos y otras partes del tren motriz. Los vehículos de Tesla han sido aclamados como el reconocimiento al Automóvil del Año 2013 de Motor Trend y Automotive Magazine, y hace poco el modelo S de Tesla quedó empatado como el automóvil con la mejor calificación de Consumer

FUENTE: Informe21.com, 17/ 06/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario