Páginas vistas en total

miércoles, 19 de junio de 2013

ESPAñA HA INCREMENTADO SUS EMISIONES DE CO2 CASI UN 20% EN LOS ÚLTIMOS VEINTE AñOS.


La asociación ecologista WWF presentó ayer en Madrid el "Informe de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero en España 1990-2012". Elaborado por el economista José Santamarta Flórez y la bióloga Mar Asunción, el documento incluye dos datos reveladores. Uno: las emisiones de CO2 han aumentado casi un 20% en España en los últimos veinte años (nuestro país emitió 285 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 1993 y 344 en el año 2012). Y dos: las emisiones de la generación de electricidad han crecido aún más, concretamente un 23,5% entre 1990 y 2012 (que es la horquilla cronológica estudiada en el informe).
España ha incrementado sus emisiones de CO2 casi un 20% en los últimos veinte años
Dos son los ministerios españoles con competencias más directas en materia de cambio climático: el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación (Magrama) -del que depende la Oficina Española de Cambio Climático- y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, del que depende la política energética en este país (el sector energético es el que más CO2 emite de todos los que integran la economía española). Dos son los ministerios, pues, y dos son las líneas principales de actuación del Ejecutivo Rajoy en esta materia. Una: los Proyectos Clima, que fueron convocados por el Magrama en 2012, apenas unos meses después de constituido el último gobierno; y dos: la supresión de las ayudas a las energías renovables, que tuvo lugar apenas 36 días después de nombrado ministro de Energía José Manuel Soria.

El proyecto emblema del Ejecutivo Rajoy
Los Proyectos Clima son iniciativas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, apoyadas por el gobierno, y que se han de llevar a cabo en España. Una empresa, por ejemplo, presenta su propuesta al Ministerio (por ejemplo, proyecto de desarrollo de una red de distribución de calefacción a partir de biomasa que sustituya a 200 calderas individuales de gas de todo un barrio); y el Ministerio evalúa la propuesta y, si lo considera oportuno, subvenciona el proyecto a través del denominado Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2). Según el Magrama, el fin de ese fondo es convertirse en un "instrumento de financiación climática" que reoriente "la actividad económica hacia modelos bajos en carbono, al mismo tiempo que se contribuye a cumplir los objetivos internacionales en reducción de emisiones de GEI". 

El CO2 del futuro
Pues bien, según la responsable del programa de Cambio Climático de WWF, Mar Asunción, "con los Proyectos Clima vamos a reducir un millón de toneladas de CO2 en cuatro años", es decir, "una cantidad ridícula, prácticamente nada, si lo comparamos con los 344 millones de toneladas de CO2 que España emitió solo el año pasado". La otra línea de trabajo del Ejecutivo Rajoy en materia de cambio climático sería la política energética (léase sobre el particular Cien días de gobierno del Partido Popular, cien días de ruleta rusa). Y en lo que se refiere a la política energética del gobierno -que está apostando por el gas como energía estratégica-, el discurso de Asunción es igualmente explícito: "el PP está sembrando el CO2 del futuro al promover un modelo energético obsoleto basado en los combustibles fósiles y la nuclear".  

Del carbón y el gas natural al CO2
José Santamarta, autor del informe, coincide con Asunción: "el Gobierno está destrozando el sector de las energías renovables". Y lo está haciendo, por una parte, con legislación que perjudica el desarrollo de ese sector -sector que ha evitado, según el informe, la emisión de 200 millones de toneladas de CO2 en el quinquenio 2008-2012-; y, por otra, con legislación que favorece a sectores energéticos que sí emiten gases de efecto invernadero, como el gas, que recibe todos los años ayudas multimillonarias -y crecientes- a través de los denominados "incentivos a la inversión", o el carbón. Según Santamarta, "las subvenciones directas e indirectas que los últimos gobiernos han dado al carbón son muy, muy, muy superiores a las ayudas que han recibido las energías renovables". 

Las renovables, en el punto de mira
Así las cosas, las últimas medidas de apoyo al carbón -ha dicho el autor del informe- se han traducido en un incremento del consumo de carbón del 17,9% en 2012, lo cual contrasta fuertemente con el hecho de que el consumo de energía primaria disminuyó en España un 0,8% el año pasado, quinto año de la crisis. Según el autor, el Partido Popular, a lo largo de los últimos dieciocho meses de gobierno, ha complementado medidas de apoyo al gas natural y al carbón con decretos y leyes que han perjudicado gravemente al sector de las energías renovables: "el Partido Popular ha destrozado la columna vertebral de todas las tecnologías renovables; han destrozado al sector eólico y al termosolar, así como el Partido Socialista destrozó al sector fotovoltaico". 

El sector eléctrico, más sucio en 2012 que el año anterior
Por lo demás, el informe de Santamarta y WWF incluye multitud de datos del historial 1990-2012, pero, sobre todo, del último ejercicio (2012), período durante el cual las emisiones han descendido un 1,9% con respecto al año anterior; el producto interior bruto ha caído un 1,4%; y el consumo de electricidad, un 1,2. Según el informe, "el eléctrico es el sector donde más posibilidades hay de reducir las emisiones y a un menor coste". En solo un año, 2012, las energías renovables -ha añadido Santamarta- han evitado la emisión de 38 millones de toneladas de CO2. El incremento del uso del carbón para generar electricidad ha propiciado sin embargo que el sector eléctrico haya emitido en 2012 más gases de efecto invernadero -ocho millones de toneladas de CO2 más- que durante el año anterior.

FUENTE:  Energías Renovables,  20/ 06/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario