Páginas vistas en total

martes, 18 de junio de 2013

GENOMA DE MOSCAS SE ADAPTA EL CAMBIO CLIMÁTICO.



Un genoma adaptado a los cambios de temperatura. Por primera vez, los científicos han observado la influencia del calor sobre la composición genética de una especie. 

En concreto, investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona acaban de demostrar que las moscas actuales Drosophila subobscura, que monitorizan desde hace 37 años, son más tolerantes al calor que las de la pasada década de los 70 porque la ola de calor de 2011 provocó una remarcable alteración en su composición genética a causa de la rápida proliferación de genotipos más tolerantes a los altos valores, como publican en Biology letters.

Otro reciente estudio del CRESIB, el centro de investigación de ISGlobal, también advierte de que los seres vivos ectotermos, que dependen de fuentes externas para obtener calor como reptiles y artrópodos, son especialmente vulnerables al calentamiento global ya que están expuestos a las fluctuaciones diarias de temperatura de su hábitat.

Empleando el mosquito Anopheles stephensi como organismo modelo, los resultados –publicados en Global Change Biology- revelan que la fluctuación térmica reduce el ratio de los procesos (se incrementan en condiciones de frío).

FUENTE:  Por  Maria Josep Picó, Levante, El Mercantil Valenciano, 17/ 06/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario