Páginas vistas en total

domingo, 28 de septiembre de 2014

LOS INSECTOS CAMBIAN DE COLOR POR EL EFECTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO.


  • Los insectos de color oscuro se adaptan mejor al frío mientras que los de tonalidades más suaves soportan mejor el calor.
  • Comienzan a verse en Alemania o Inglaterra especies de mariposas nunca vistas en dichos lares en los últimos 50 años. 

Una mariposa Attacus sentada sobre la cara de una visitante en en el Jardín Botánico de la Universidad de Masaryk en Brno


El cambio climático también es cuestión de colores. Al menos en lo que a insectos se refiere. No en vano cada vez es más complicado ver en Europa mariposas y libélulas de colores oscuros dado que éstas estan siendo desplazadas por otras de tonalidades más claras capaces de adaptarse mejor a los efectos del calentamiento global del planeta. Los insectos absorben la energía del sol para poder moverse y así regular la temperatura corporal de su pequeño orgasnismo; por lo tanto su coloración depende del clima que prevalece en su hábitat natural.  Al serectotermos, es decir no tienen sangre caliente, su temperatura depende del exterior y el color de sus alas resulta esencial para mariposas y libélulas. 
Utilizando datos de 473 variedades de especies de mariposas y libélulas entre 1988 y 2006 podemos concluir que los insectos de coloroscuro se adaptan mejor al frío mientras que los de tonalidades mássuaves soportan mejor el calor. Así, las especies europeas que lucen más intensidad en sus colores ya se están desplazando hacia los Alpes, Escandinavia y los Balcanes al tiempo que el Viejo Continente se hace más cálido.
En este sentido, si el brillo del color de los insectos constituye una reacción al clima, podemos esperar que a medida que el se calienta el planeta cambie el tono de estos invertebrados. Las de tonalidades más claras reflejan la luz más fácilmente, de modo que en las regiones más calurosas del planeta evitan así sobrecalentarse y pueden permanecer activas más tiempo. 
Para reafirmar su tesis, los investigadores acuden a las libélulas escarlatas Crocothemis erythraea o la Coenagrion scitulum, típicas del Mediterráneo, han emigrado a Alemania e Inglaterra donde se ha visto por primera vez una especie de scitulum en los últimos 50 años. 
El resultado de la investigación no cuestión baladí en el campo de la ciencia. "Hemos descubierto una relación directa entre el clima y el color de dos de los mayores grupos de insectos, lo que determina sobremanera su elección de hábitat"  afirma Carsten Rahbeck de la Universidad de Copenhague y coautor del estudio. 
"Ahora sabemos que las mariposas y líbelulas de tonalidades más claras están mejor preparadas para sobrevivir en un mundo más caluroso", asegura. Pero no sólo eso. En virtud de este estudio también sabemos que los efectos del cambio climático no se dejarán sentir en el futuro, sino que ya están afectando en este preciso instante a los ecosistemas. 
FUENTE: teinteresa.es, 26/ set / 2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario